Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Empezamos el #NoviembreGrunge con la expectativa del concierto de Pearl Jam. He seguido a la banda como un fanático del rock, pero no soy un piadoso devorador de sus 25 años de carrera. Sin embargo, me pareció interesante conversar sobre el contexto en el cual surgió – y sobrevivió- a la etiqueta que hoy en día se mira nostálgicamente.

Para eso me di a la tarea de plantear una serie de preguntas que giran en torno a este «boom» contracultural en sus inicios y confrontarlas con algunas fuentes para definir su veracidad. Quizás no todas las preguntas queden resueltas satisfactoriamente, pero sirven para entender el behind the scenes de las bandas que izaron esa bandera.

¿The Melvins y Green River le dieron forma al sonido Grunge?

Aquí los tienen para que saquen sus conclusiones

The Melvins – Eye Flys

Green River – Swallow My Pride

¿Al vocalista de  Green RiverMudhoney, Mark Arm, se le debe el uso de la palabra grunge para denominar ese estilo musical?

Eso dice la leyenda. En la época en que integraba la banda Green River dicen que la utilizó como el adjetivo más preciso que reúne las características asociadas al sonido que producían: ese sonido «sucio», distorsionado.

¿Se enfrentaron el heavy metal y el grunge, encarnados en Axl Rose y Kurt Cobain?

Aquí tengo que citar al comentarista Miguel U. del portal español Jotdown, pues desconocía la historia de Kurt Cobain burlándose de Axl Rose: «Ver a Cobain pitorreándose de Axl Rose sobre el escenario ilustra la rivalidad entre ambas bandas y estilos musicales, podríamos decir incluso que entre dos formas de entender la música; una que se regodeaba gozosa en las mieles del éxito y asumía sin complejos su condición de rockstar, otra avergonzada de haber trascendido la ética alternativa y eternamente culpable —o así habría sido de no mediar una bala— de cobrar del mismo mundillo al que en origen se opuso». De cualquier modo, la llegada del grunge fue otro puntapié que tumbó al andén la excentricidad con todo y peinados del glam rock de la década ochentera. No obstante Gun’s n Roses gozó de las mieles del éxito al tiempo que Nirvana, así que había para todos los gustos.

Acá está un video donde pensamos que eso sucede. A eso súmenle los chismes de pasillo que involucran insultos a la maravillosa Courtney Love, supuestos destrozos de equipos y desplantes en probables giras.

¿Cuánto duró la fiebre grunge?

Para el mismo autor de la pregunta anterior «Lo único que nos quedaría en este caso es hablar de una generación (87-92) o un origen común. Cosa difícil de encajar si cubrimos la amplia horquilla temporal que separa a algunos de ellos». La estela aún perdura pero la forma como «terminó» hacia mediados de los noventa fue menos que desconcertante.

¿Grunge =  rock alternativo?

Relata el comentarista de JotDown: «Poco a poco la etiqueta se quedó pequeña y fue sustituida por la de rock alternativo, dando así al personal la oportunidad de recuperar a algunos clásicos del rock de los 80 que habían sido citados como influencias de las bandas de Seattle o directamente versioneadas. Es el caso de Pixies, Sonic Youth, Dinosaur Jr o Hüsker Dü; grupos que se habían labrado una reputación previa al fenómeno grunge pero sin alcanzar las mismas cotas de popularidad. Quedó así definitivamente establecida la categoría “rock alternativo” o independiente para hablar de todo aquello que tuviese guitarras eléctricas pero no fuese punk ni heavy metal».

¿Mejoró todo con la llegada de Nirvana? ¿Se llenaron las ondas de grupos arriesgados? 

En el artículo «Las cuatro mentiras que convirtieron a Kurt Cobain en un mito» su autor, Víctor Lenore, manifiesta que ocurrió todo lo contrario. «Pues no, en realidad todo fue a peor, porque las radios alternativas o de rock moderno se convirtieron en un negocio mucho mayor.  Los directivos empezaron a exigir a los grupos undeground ventas millonarias para recuperar las inversiones. La industria puso a competir a unos grupos alternativos contra otros y muchos se despeñaron por el barranco de las expectativas demasiado altas. En vez de buscar cifras de venta razonables que permitieran vivir al artista y ganar dinero a la empresa, se entró en la dinámica de bombazo-o-despido. Casi nadie dio el salto a la primera división del negocio».  Con esa interpretación del fenómeno uno puede entender la razón del resquebrajamiento del movimiento grunge.

¿Cómo se acabó el grunge?

Al respecto hay varias situaciones que contribuyeron a su deriva, de acuerdo a los blogs Sonidos Azules y Guillermocracia

-[Las bandas de grunge]…»Luego se hicieron populares porque el propio mainstream comenzó a odiar lo que hasta el minuto amaba; luego de populares vinieron los que no tenían una relación directa con el medio ambiente primigenio, y tomaron los elementos más cool del sonido, sin la filosofía de fondo. Al último, completamente domesticado, el grunge se transformó en parte del paisaje, o peor aún, en una estampa dentro del museo.»

-Los fracasos de álbumes de las bandas Love Battery y Truly así como el del Dust de Screaming Trees. 

-La separación de Soundgarden tras lanzar el Down on the Upside. 

-La tibia recepción del No Code de Pearl Jam, alejada del éxito de sus producciones anteriores, a lo que se agrega su rivalidad con la empresa Ticketmaster, que le cerró algunas puertas durante un buen tiempo.

-Como era de esperarse, las muertes de Kurt Cobain y Layne Stanley contribuyeron a desvanecer la burbuja.

Historias hay por montón, pero destaco estas para que continuemos esta conversación sobre un género que, sin duda, marcó a toda una generación. Bueno, quizás no tanto acá en Colombia ¿Somos realmente una generación grunge? Gracias a los amigos del grupo de Facebook Pearl Jam en Colombia por su valiosa colaboración durante el programa de ayer sobre este tema (Luis Felipe, Angie, Andrés, Camilo, Carolina, Leonardo, Alix y demás parche).

En el próximo programa de Radio Distractor en Stereo Joint Radio tendremos un especial con bandas tributo a Pearl Jam. No se lo pierdan a las 6:00 p.m. el miércoles 11 de noviembre.

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com

(Visited 989 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas internacionales 2010-2019

    ¡Feliz año! Debía esta publicación como parte del balance de la época, tras revisar listados hechos desde el año(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas del 2019 - Distractor

    Antes de finalizar el año con lo mejor de la década 2010-2019, cuyas votaciones ya van cerrando, deseo indicar mi listado de las series y películas que más me llamaron la atención en lo corrido de este año. Cada vez más resulta difícil seguir el camino a todas, por el volumen de producción que no deja de crecer desaforadamente. Aclaro que mi top en cuanto a series refiere principalmente producciones nuevas. En Cine 10. Joker (Todd Phillips. EE.UU.) Una película cosida al cuerpo del intérprete. Joaquín Phoenix está a las puertas del Óscar por envolverse en la demencia de un villano antológico que no tiene pierde. 9. Las Niñas Bien (Alejandra Márquez, México) De lo poco que vi de cine mexicano me llamó la atención este retrato sobre el estatus, la apariencia y la crisis cuando todo lo demás falla. Ilse Salas, fascinante. 8. The House That Jack Built (Lars Von Trier, varios países) ¿Hay algo más que deba decir? Controvertido como siempre, esta película es de las que incomoda automáticamente. Tenía que verla y es en verdad alucinante, sin contemplaciones. 7. Midsommar (Ari Aster EE.UU-Suecia) Tras Hereditary, Aster no se mide en su segunda película, así que asistimos a una curiosa formulación del llamado folk-horror con bastante maldad de por medio. Confirma también el año de una de las estrellas en ascenso, Florence Pugh. 6. El Irlandés (Martin Scorsese-EE.UU) Si este fuera un año de despedidas, la de Scorsese está firmada con estilo. Tres actores casi incuestionables colman la pantalla en un relato que se salva del lugar común por su guión perfectamente hilvanado. Una película así difícil de repetir. 5. Mid90s (Jonah Hill, EE.UU) Tengo una fascinación por la década de los noventa y vaya que sí exuda nostalgia este relato sencillo pero efectivo de cuatro chicos patinadores. Era lo que necesitaba en una cartelera engolosinada con otro tipo de reivindicaciones de dicha época. 4. The Kindergarten Teacher (Sara Colangelo, EE.UU.) Más que una vuelta de tuerca a un probable trauma de la infancia, es un relato sutil que no es fácil de digerir. Aunque es del 2018 la vi en enero pasado y la recuerdo por su afilada tensión dramática. 3. A Rainy Day in New York (Woody Allen, EEUU) Sin ser una novedad en su ya larga lista de éxitos, Allen saca todo el jugo posible de una comedia romántica enredosa, de su natal New York y de la nostalgia que solo produce el ocaso de una larga carrera. 2. Litigante (Franco Lolli. Colombia) Como lo mencioné en su momento, es de las películas colombianas que me ha sorprendido gratamente por volver a esos relatos intimistas contados con cercanía, apoyados por actuaciones contundentes y un sinsabor que traspasa la pantalla. Una película realmente conmovedora. 1. Once Upon a Time In Hollywood (Quentin Tarantino EE.UU.) Quien ha seguido la carrera de Tarantino sabe que lo entrega todo en sus historias: diálogos voraces, ironía desbordante, referencias culturales a granel o violencia con y sin justificación, entre otros rasgos de su estilo. No obstante, esta película añade un valor testimonial en dos sentidos: tributo a varias de sus raíces artísticas como a una época que no tuvo piedad con lo establecido. Aunque no se vislumbre como una segura ganadora entra directamente en la categoría de clásico. Menciones especiales: El Cuento de la Comadreja (Juan José Campanella, Argentina) por cáustica y morbosa. Monos (Alejandro Landes, Colombia) por su factura de producción, aunque la historia me quedó a deber, y Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar, España) cuyo relato no me enganchó, aunque Antonio Banderas y Penélope Cruz encarnan a la perfección los delirios del manchego. En Series 10. The Boys (Amazon Prime) Así me parecen más entretenidas las historias de los “superhéroes”. Mala leche y diversión a raudales. 9. You (Netflix) Adoro las historias de villanos que admiten sus fechorías en cámara. Fuera de ello, no es para nada aleccionador su tono en época del ego hiperexpuesto en las redes sociales. 8. Santos Dumont (HBO) Un buen ejemplo de lo que se debe hacer con la adaptación a la pantalla chica de la vida de un personaje real. 7. Fosse/Verdon (FX) Contar la historia del coreógrafo Bob Fosse y una de sus inspiraciones, Gwen Verdon requería moldear una puesta en escena tan vibrante como su relación. Afortunadamente se logró. 6. Sex Education (Netflix) La dosis perfecta entre drama adolescente con un sentido del humor desbordante. Altamente recomendable para ver de un tirón. 5. Euphoria (HBO) Funciona como contraparte de la anterior. Un relato más crudo y directo que habla de realidades que muchos prefieren ignorar como la salida más cómoda. 4. Years and Years (HBO) Una distopía que no parece muy alejada de la realidad. La capacidad de inquietar que desbordan sus episodios es de locura inmediata. 3. Love, Death and Robots (Netflix) Definitivamente hay que sacar mayor provecho de los formatos cortos, en diversas técnicas. Amplían las posibilidades de abordar historias con mucha personalidad y creatividad. 2. Unbelievable (Netflix) El drama del abuso sexual hacia la mujer resulta abrumador. Su primer capítulo es solo el inicio de una situación que no admite conclusiones apresuradas. 1. Chernobyl (HBO) Nada mejor contado, mejor actuado y mejor documentado que esta serie. Desde su magistral introducción asistimos al horror con los suficientes elementos que nos revelan un juego de poder en medio de una amenaza invisible. La carta tapada de HBO para mantener el interés tras el final de su serie estrella, Game of Thrones. El evento del año en series: El final de Game of Thrones. La producción colombiana del año: La misma que hace 20 años, si desde esa época hubiera llevado un blog. La repetición de Yo soy Betty, la fea paralizó al país como en su primera ocasión, arrasa en Netflix y es de materia obligada para entender la universalidad de su propuesta, a pesar de algunos planteamientos que hoy en día no pasan el tajo de la corrección política. ¿Cuáles fueron sus producciones favoritas del año? No olvide votar acá por las de la década. El 23 de diciembre revelaré la lista de lo mejor de la década en un Facebook Live por la cuenta de Facebook de Radiodistractor. 8:00 p.m. Reviva las series por las que voté en el 2018 acá  juanchopara@gmail.com @juanchoparada

  • Colombia

    Convalidaciones III: La decepción del año - Distractor

    Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista de propósitos que quise adelantar este año, y(...)

  • Colombia

    The Irishman y Monos, entre lo mejor del 2019 - Distractor

    La temporada de premios arrancó en firme y a mil revoluciones. Como anticipándose al 29 de febrero, varias de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar