Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Definitivamente el veganismo ya no es una moda. Para algunas personas es parte del día a día, bien sea como aporte para disminuir la huella de carbono, por solidaridad con los animales, por la necesidad de incorporar una dieta más saludable o como respuesta para sobrellevar quebrantos de salud.

En esa medida, esa conciencia ecológica y de bienestar que trae consigo el veganismo, el cual conmemora su día mundial cada primero de noviembre y cuenta con una base de más de 600 millones de personas en todo el mundo, también se desarrolla en nuestro país a través de la generación de empresas que abarcan desde la oferta de alimentos y experiencias gastronómicas, la moda sostenible (prendas de vestir que privilegian el uso de materiales como el algodón, el cáñamo, bambú, lino, entre otros) y el desarrollo o distribución de cosméticos libres de productos de origen animal, no testeados en ellos o que involucran ingredientes vegetales.

De acuerdo a la firma Euromonitor, citado por la revista Dinero, para el año 2016 el mercado mundial de productos veganos y vegetarianos ascendió a un valor de US $51.000. Al año siguiente se estimaron en un billón de dólares las ventas globales por la comercialización de alimentos saludables. Así que es una oportunidad de oro para aquellas empresas realmente visionarias que no solo buscan rentabilidad, sino que se identifican con una misión superior de preservación del medio ambiente y mejoramiento de la calidad de vida.

Por eso este post destaca dos emprendimientos vinculados con el veganismo para que conozcan algunas perspectivas de estos negocios.

Justo Restaurante, en el corazón de El Poblado*

Llegar a Justo Restaurante en Medellín es sumergirse en una auténtica experiencia de sabor que trasciende cualquier filosofía de vida. Sus dueños, Sebastián Hernández y Julia Correa, se esmeraron en crear un espacio sostenible que abarcara toda la cadena de valor de su oferta asociada con el veganismo, desde la venta de productos orgánicos extranjeros y nacionales disponibles en su mercado aledaño al restaurante, -llamado Ceres, en honor la diosa romana de la agricultura y la fertilidad-, hasta un impresionante catálogo de menú que despliega toda la creatividad del talento culinario liderado por el chef Anthony Rincón.

Los productos nacionales son conseguidos sin intermediación, enmarcados en la alternativa de comercio justo, lo que explica en buena medida el nombre de su negocio. De ahí que pude conocer el delicioso chocolate vegano que elaboran en el Chocó, una de las materias primas para su repostería.

En Justo, cada preparación brinda al paladar todas las sensaciones que provienen de la cuidadosa mezcla de tradición gourmet internacional con sabores locales reconocibles. Además, experimentan con presentaciones coloridas que solo aumentan el apetito. De esa manera rompen con todos los esquemas al enseñar sus platos con nombres extraídos de preparaciones no veganas, como el ceviche de tofu o el steak de ahuyama, preparaciones que suelen venir acompañadas del Kale (col rizada) como alimento esencial, salsas agridulces que comprenden nuestra riqueza frutal o sorprendentes preparaciones con almidones como la tapioca o plantas como el ruibarbo.

La experiencia de Justo Restaurante se complemente con un espacio visual adornado con pequeñas huertas verticales colgantes y un tributo a la naturaleza que se aprecia en cada detalle. Adicional a ello organizan con cierta frecuencia talleres asociados con la cultura alimenticia del veganismo.

Pueden conocer más en su página de Facebook 

*Por invitación de Justo Restaurante y Avant Garde RP.

La belleza natural que busca Haskell

El pasado 6 de agosto se lanzó en Bogotá la línea de productos capilares Haskell, reconocida en Brasil entre el gremio estético por la versatilidad de sus productos para el cabello. Acondicionadores, proteínas, champús y mascarillas hacen parte de su oferta de valor, preparaciones libres de sal que en algunas de sus variedades conllevan ingredientes naturales de consumo cotidiano como la mandioca y el aceite de oliva o plantas medicinales como la carqueja o el jaborandi.

Para el estilista Mauricio Leal, si bien reconoce que los productos de belleza realizados con elementos químicos cumplen con los objetivos que demandan los clientes, los productos naturales avanzan en ese propósito “Siempre estoy buscando un producto adecuado y a nuestro país no había llegado una marca que cumpliera todas las expectativas. En toda la testeada de los diversos productos encontré con Haskell que obtiene los mismos resultados inmediatos que con los elaborados con químicos”, señala Leal.

Haskell Colombia

Lanzamiento Haskell Colombia

Y este es un valor importante para un mercado cuyo target, principalmente femenino, se caracteriza por el progresivo maltrato del cabello debido al uso de tintes, lacas, geles y procedimientos de todo tipo, al cual hay que restaurar en la medida de lo posible con proteínas y nutrientes que le devuelvan su brillo y fortaleza.

Por su parte, la actriz y empresaria Luz del Sol Neisa, quien lidera desde hace siete años la empresa de calzado y marroquinería LuSolé, actualmente desarrolla una línea de productos con conciencia social. En su opinión estas iniciativas empresariales constituyen un desafío. “Es un reto para la industria colombiana que está en este medio. Necesitamos marcas que nazcan con responsabilidad social, que sean productos que aporten”. https://www.facebook.com/lusolecolombia/

Haskell entra en la categoría de marca consciente, pues en sintonía con la preocupación ambiental de hoy, desarrolla en su país de origen procesos de preservación del recurso hídrico, entrenamientos en sustentabilidad a sus empleados e iniciativas sociales relacionadas con el empoderamiento femenino y el arte urbano.

Conozca más de los productos en www.haskellcosmeticos.com.br  o seguir el instagram

 

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com

 

(Visited 2.729 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas internacionales 2010-2019

    ¡Feliz año! Debía esta publicación como parte del balance de la época, tras revisar listados hechos desde el año(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas del 2019 - Distractor

    Antes de finalizar el año con lo mejor de la década 2010-2019, cuyas votaciones ya van cerrando, deseo indicar mi listado de las series y películas que más me llamaron la atención en lo corrido de este año. Cada vez más resulta difícil seguir el camino a todas, por el volumen de producción que no deja de crecer desaforadamente. Aclaro que mi top en cuanto a series refiere principalmente producciones nuevas. En Cine 10. Joker (Todd Phillips. EE.UU.) Una película cosida al cuerpo del intérprete. Joaquín Phoenix está a las puertas del Óscar por envolverse en la demencia de un villano antológico que no tiene pierde. 9. Las Niñas Bien (Alejandra Márquez, México) De lo poco que vi de cine mexicano me llamó la atención este retrato sobre el estatus, la apariencia y la crisis cuando todo lo demás falla. Ilse Salas, fascinante. 8. The House That Jack Built (Lars Von Trier, varios países) ¿Hay algo más que deba decir? Controvertido como siempre, esta película es de las que incomoda automáticamente. Tenía que verla y es en verdad alucinante, sin contemplaciones. 7. Midsommar (Ari Aster EE.UU-Suecia) Tras Hereditary, Aster no se mide en su segunda película, así que asistimos a una curiosa formulación del llamado folk-horror con bastante maldad de por medio. Confirma también el año de una de las estrellas en ascenso, Florence Pugh. 6. El Irlandés (Martin Scorsese-EE.UU) Si este fuera un año de despedidas, la de Scorsese está firmada con estilo. Tres actores casi incuestionables colman la pantalla en un relato que se salva del lugar común por su guión perfectamente hilvanado. Una película así difícil de repetir. 5. Mid90s (Jonah Hill, EE.UU) Tengo una fascinación por la década de los noventa y vaya que sí exuda nostalgia este relato sencillo pero efectivo de cuatro chicos patinadores. Era lo que necesitaba en una cartelera engolosinada con otro tipo de reivindicaciones de dicha época. 4. The Kindergarten Teacher (Sara Colangelo, EE.UU.) Más que una vuelta de tuerca a un probable trauma de la infancia, es un relato sutil que no es fácil de digerir. Aunque es del 2018 la vi en enero pasado y la recuerdo por su afilada tensión dramática. 3. A Rainy Day in New York (Woody Allen, EEUU) Sin ser una novedad en su ya larga lista de éxitos, Allen saca todo el jugo posible de una comedia romántica enredosa, de su natal New York y de la nostalgia que solo produce el ocaso de una larga carrera. 2. Litigante (Franco Lolli. Colombia) Como lo mencioné en su momento, es de las películas colombianas que me ha sorprendido gratamente por volver a esos relatos intimistas contados con cercanía, apoyados por actuaciones contundentes y un sinsabor que traspasa la pantalla. Una película realmente conmovedora. 1. Once Upon a Time In Hollywood (Quentin Tarantino EE.UU.) Quien ha seguido la carrera de Tarantino sabe que lo entrega todo en sus historias: diálogos voraces, ironía desbordante, referencias culturales a granel o violencia con y sin justificación, entre otros rasgos de su estilo. No obstante, esta película añade un valor testimonial en dos sentidos: tributo a varias de sus raíces artísticas como a una época que no tuvo piedad con lo establecido. Aunque no se vislumbre como una segura ganadora entra directamente en la categoría de clásico. Menciones especiales: El Cuento de la Comadreja (Juan José Campanella, Argentina) por cáustica y morbosa. Monos (Alejandro Landes, Colombia) por su factura de producción, aunque la historia me quedó a deber, y Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar, España) cuyo relato no me enganchó, aunque Antonio Banderas y Penélope Cruz encarnan a la perfección los delirios del manchego. En Series 10. The Boys (Amazon Prime) Así me parecen más entretenidas las historias de los “superhéroes”. Mala leche y diversión a raudales. 9. You (Netflix) Adoro las historias de villanos que admiten sus fechorías en cámara. Fuera de ello, no es para nada aleccionador su tono en época del ego hiperexpuesto en las redes sociales. 8. Santos Dumont (HBO) Un buen ejemplo de lo que se debe hacer con la adaptación a la pantalla chica de la vida de un personaje real. 7. Fosse/Verdon (FX) Contar la historia del coreógrafo Bob Fosse y una de sus inspiraciones, Gwen Verdon requería moldear una puesta en escena tan vibrante como su relación. Afortunadamente se logró. 6. Sex Education (Netflix) La dosis perfecta entre drama adolescente con un sentido del humor desbordante. Altamente recomendable para ver de un tirón. 5. Euphoria (HBO) Funciona como contraparte de la anterior. Un relato más crudo y directo que habla de realidades que muchos prefieren ignorar como la salida más cómoda. 4. Years and Years (HBO) Una distopía que no parece muy alejada de la realidad. La capacidad de inquietar que desbordan sus episodios es de locura inmediata. 3. Love, Death and Robots (Netflix) Definitivamente hay que sacar mayor provecho de los formatos cortos, en diversas técnicas. Amplían las posibilidades de abordar historias con mucha personalidad y creatividad. 2. Unbelievable (Netflix) El drama del abuso sexual hacia la mujer resulta abrumador. Su primer capítulo es solo el inicio de una situación que no admite conclusiones apresuradas. 1. Chernobyl (HBO) Nada mejor contado, mejor actuado y mejor documentado que esta serie. Desde su magistral introducción asistimos al horror con los suficientes elementos que nos revelan un juego de poder en medio de una amenaza invisible. La carta tapada de HBO para mantener el interés tras el final de su serie estrella, Game of Thrones. El evento del año en series: El final de Game of Thrones. La producción colombiana del año: La misma que hace 20 años, si desde esa época hubiera llevado un blog. La repetición de Yo soy Betty, la fea paralizó al país como en su primera ocasión, arrasa en Netflix y es de materia obligada para entender la universalidad de su propuesta, a pesar de algunos planteamientos que hoy en día no pasan el tajo de la corrección política. ¿Cuáles fueron sus producciones favoritas del año? No olvide votar acá por las de la década. El 23 de diciembre revelaré la lista de lo mejor de la década en un Facebook Live por la cuenta de Facebook de Radiodistractor. 8:00 p.m. Reviva las series por las que voté en el 2018 acá  juanchopara@gmail.com @juanchoparada

  • Colombia

    Convalidaciones III: La decepción del año - Distractor

    Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista de propósitos que quise adelantar este año, y(...)

  • Colombia

    The Irishman y Monos, entre lo mejor del 2019 - Distractor

    La temporada de premios arrancó en firme y a mil revoluciones. Como anticipándose al 29 de febrero, varias de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El veganismo fundó su postulado por allá en 1944, así que de moda nada. Y lo que hay dejar claro es que más allá de una «tendencia», dieta o extravagancia de la estrella mediática de moda. El veganismo es un movimiento de liberación animal, que va mucho más allá de una forma de alimentación. Simplemente el movimiento ha crecido y se habla ñas acerca del mismo que antes. Sin embargo las empresas, esas mismas que ha estado alimentado los mataderos ahora se suben al carro del veganismo, generalmente por captar un nicho de mercado. Pero de ética poco.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar