Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Pinturas rupestres de Nuevo TolimaEl departamento del Guaviare, es tal vez uno de los departamentos de Colombia con mayor futuro a nivel de desarrollo turístico, toda vez que está lleno de atractivos de naturaleza y un legado cultural fantástico. Según el reconocido biólogo, Héctor Restrepo, hace parte del corredor biológico del Escudo Guayanés que parte desde la Serranía de la Macarena y pasa por Guaviare para seguir por el PNN Chibiriquete, continuando por Venezuela, Brasil, Surinam y Guyana, siendo este lugar, una de las primeras porciones de tierra que surgieron cuando todo el planeta era agua, lo que hace que sea una de las zonas biológicas más evolucionadas de la Tierra y prueba de ello, la riqueza natural y exuberante belleza. Esta riqueza natural, por supuesto, ha estado acompañada de vida y en esta línea, se pueden apreciar a lo largo de este corredor, las más impresionantes pinturas rupestres que datan, según cuentan, de hace unos 7.000 y 8.000 años, lo que da muestra de la importancia del territorio para civilizaciones humanas en la historia.

La colonización de esta zona del país, surgió principalmente, tras la “Época de la Violencia” de mitad del Siglo XX y de los enfrentamientos entre Policía Chulavita y Guerrillas Liberales en diferentes partes del país, lo que provocó un desplazamiento masivo hacia el sur del país, territorio aún virgen y únicamente poblado por comunidades indígenas. Al principio, la economía giraba alrededor de la caza y el aprovechamiento de pieles de animales exóticos, luego la agricultura, la madera, la ganadería, entre otros. Sin embargo, también llegaron los auges de la marihuana y de la coca, que provocaron sendos cambios en la organización social, económica y política de la región. Al principio, el negocio de la droga se daba en condiciones sanas, la gente compartía e incluso, se daban situaciones particulares como cuando la gente, al recibir los pagos en canecadas (se contaba la plata por peso, no por número de billetes), regateaba los productos hacia arriba, es decir, pedían que les subieran los precios para comprar cualquier producto. Sin embargo y con el tiempo, llegaron los carteles y las riñas entre los hijos de productores que se empezaron a disputar el territorio y de la misma manera, las mujeres. Allí inició la violencia ligada al narcotráfico. En el Guaviare, desde entonces, se han refugiado grupos armados y hoy en día, hacen presencia en algunas zonas, las disidencias de las FARC y algunos grupos paramilitares, un estigma que se espera, termine pronto.

A pesar de esto, el turismo vive hoy un auge importante, aprovechando que, en el marco de los Acuerdos de Paz, buena parte del territorio se desvinculó de la violencia y San José es la prueba fehaciente de las dinámicas que vienen sucediendo en las que la población ha querido vincularse al turismo como una actividad complementaria a su trabajo diario y recibir personas a conocer lugares preciosos que se han empezado a abrir. En este ejemplo, se encuentra la vereda Damas del Nare, famosa por una laguna que lleva el mismo nombre y uno de los lugares más paradisíacos en los que he podido estar en toda mi vida, y en todo el mundo. Durante el último tramo hacia la laguna, es posible ver micos, tortugas, aves, todos deambulando por su territorio, y al llegar, los 365 días del año, es posible encontrarse con los delfines rosados, quienes salen a saludar y a jugar con los visitantes. Es posible ver estos delfines en Leticia, Puerto Gaitán, incluso, los he visto en la Macarena por el Río Guayabero, pero, ir a la fija, solo en el Guaviare. Vivir un atardecer en la laguna de Damas del Nare es, además, tener el privilegio de ver miles de aves llegar entre las 4 y 30 de la tarde hasta las 6, lugar a donde llegan todas a dormir, lo que lo hace un espectáculo inmesurable que se hace aún más sublime, cuando todos los animales, sean micos, aves, entre otros, marcan su territorio con sus voces, hasta que el silencio grita y se llena de sosiego la selva. En la noche, es posible sentarse a compartir con los habitantes de la región, al calor de una fogata y escuchar todas las historias del conflicto y de cómo, un día, decidieron salir de éste, hastiados de la sangre, para emprender otros caminos donde aparece el turismo como una importante alternativa para su desarrollo.

En San José de Guaviare, también es posible encontrar pequeños caños con la Macarenia Clavijera, planta que ha hecho famoso a Caño Cristales como el río más bonito del mundo, así como formaciones rocosas que lo llevan a uno como a otro planeta, mientras se disfruta de un clima cálido y gratas conversaciones (así sean con uno mismo, algo que el viaje logra de manera maravillosa). También hay lagunas como Laguna Negra o la Rompida donde, además, es posible encontrar alojamientos rurales en medio del lujo de la naturaleza, mientras se hacen recorridos por las inmensas aguas de la selva. La observación de flora y fauna es una de las alternativas más interesantes, siempre y cuando se haga bajo parámetros de responsabilidad y con el respectivo cuidado por las especies, por lo que grupos de 5 a 7 personas, son los indicados para visitar este tipo de lugares para minimizar el impacto negativo sobre el ecosistema. Para otros lugares donde no hay estas características, se puede hablar de grupos de 10 – 12 personas, pero jamás pensar en un turismo masivo que termine por convertirse en otro auge del cual se extraen unos pesos y después se queda un deterioro tan grande que termina por acabarse la alternativa de turismo en el largo plazo.

Cabe resaltar que, para mi gusto, el lugar más interesante para visitar San José de Guaviare, sin dejar a un lado Damas del Nare, es UKUNAY, un emprendimiento que surgió de Jenny Pérez, una hija de San José que se fue a Bogotá a estudiar medicina y tras unos años de aprendizaje, puesta en práctica de conocimientos y de una aventura hacia la medicina alternativa, regresó para crear, en casa de sus padres, esta iniciativa de Consciencia de Amor, en el cual ofrecen actividades de sanación y / o terapias personalizadas de medicina energética china, herbología, terapias con cuencos tibetanos, armonización con cristales, clases de yoga, acupuntura, caminatas de reconexión con la tierra, arte sanador, y un largo etcétera. Su historia se parece a la de Laura Díaz, célebre personaje de la novela de Carlos Fuentes donde la protagonista decidió “hacerse selva” como su hermano se “hizo mar”. Actualmente Jenny cuenta, además, con el apoyo de tres mujeres profesionales que han llegado a empoderar esta iniciativa que han elevado a proyecto de vida. Es el lugar perfecto para llegar y sanar espiritualmente y físicamente, de encontrarse nuevamente con la vida, con el amor, con la dicha de vivir y más que todo, como un símbolo de paz en una tierra que vivió el conflicto y que sigue siendo perseguida por el estigma, aunque ya lejos de San José. Aquí, tengo que decir, me siento como en casa, además, es el perfecto escenario para iniciativas como @TrailsForPeace, que busca crear una red de caminos de sanación y paz por el mundo.

A pesar de las dificultades y en contra de todo, entidades como la Gobernación del Guaviare, la Cámara de Comercio de San José, la CDA, el SENA y con apoyo de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, el CINDAP, Parques Nacionales, entre muchas otras, han buscado aunar esfuerzos para que el departamento del Guaviare sea un territorio de paz, muy a pesar de los grupos armados y de todos los problemas que los acogen, como por ejemplo, el desbordado incremento de la deforestación que tiene azotada a la región y que busca expandir la ganadería y, principalmente, los cultivos de coca. La madre tierra, mirando a sus hijos en esta realidad, y nuevamente en palabras del mexicano Carlos Fuentes en su novela, solo puede pensar, “Sentada allí,frente a las camas gemelas, sólo podía decirles que vinieron al mundo sin ser consultados y por eso la libertad de los padres al crearlos no los salvaba a ellos, las criaturas de una herencia de rencores, necesidades e ignorancias que los padres, por más que lo intentasen, no podrían disipar sin dañar la libertad misma de los hijos. A ellos les tocaría combatir por sí mismos los males de la heredad en la tierra…“. Pero para pensar en positivo, aún es tiempo de cambiar y todo esto se puede revertir y podemos ayudar a salvar al departamento del conflicto y de la alta deforestación, si nos hacemos partícipes del problema y viajamos a conocer el departamento en nuestras próximas vacaciones y si nos comportamos a la altura que el destino mismo exige. No podemos seguir viendo los problemas que afectan al país desde una silla, en una residencia sofisticada de la ciudad, pensando que somos ajenos a las consecuencias. Tenemos que actuar, juntos, unidos, para salvar a nuestros hijos y futuras generaciones, de la guerra y de la crueldad del hombre hacia su propio entorno natural.

(Visited 2.199 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Maestrando en Pensamiento Complejo de la Multiversidad Mundo Real Edgar Morin en México, Máster en Periodismo de Viajes de la Universidad Autónoma de Barcelona. Especialista en Evaluación y Desarrollo de Proyectos, Economista y profesional en Finanzas y Comercio Internacional de la Universidad del Rosario. Sus líneas de investigación abarcan: Felicidad, Desarrollo y Pobreza, Paz y Posconflicto, Planificación y Gestión del Turismo, Viajes y Turismo.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    1 millón de voces por la Sierra

    1 millón de voces por la Sierra es una iniciativa del Rey Arhuaco, quien, a través de la música, quiere hacerse(...)

  • Colombia

    Gandhi: legado de paz para tiempos de guerra

    Caminando por el Barrio de la Candelaria en Bogotá, entré a uno de mis rincones favoritos, la librería Torre de(...)

  • Colombia

    Ruta de Integración para la Paz

    La Ruta de Integración para la Paz es un recorrido por el otrora camino de la guerra, deambulado por las(...)

  • Colombia

    Oda a la bicicleta

    En días pasados estuve en la Biblioteca Débora Arango en Medellín y me encontré con una completa exposición dedicada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Empujada por las encuestas -que si bien son poco fiables, desestabilizan- decidí(...)

2

Pensé mucho en si escribir o no este texto. La verdad, no(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Totalmente de acuerdo con el columnista, solo que aún persisten pequeños lunares negros, como la vía que conduce desde san josé hasta ciudad de piedra, es una trocha total, no se explica como siendo uno de los principales centros de atracción turística, la vía esté en tan pésimas condiciones, grave problema el de los vendedores ambulantes que se tomaron los andenes y es casi que imposible transitar por ellos, pues el comercio informal y formal se tomaron los andenes, falta información turística, en algunos lugares se aprovechan del turista para cobrar precios exorbitantes, en San José pululan los bares ruidosos con proliferación de prostitución, para eso no existe autoridad, pues se ven por todos lados, el ruido es altísimo, falta de autoridad.

  2. belisariomaci1030

    Guaviare es de lo mejor me ha sucedido en la vida, 19 años donde conoci gente buena, trabajadora y honesta. Hermosos paisajes, sabanas, llano y selva. Ecosistemas grandes en biodiversidad. El dia que logremos la Paz, será un referente mundial de ecoturismo. Como te amo y te extraño, mi Guaviare hermoso

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar