Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No hay antecedente en la historia del conflicto colombiano en donde la paz haya estado más cerca que en la actualidad. Los mayores críticos del presidente Santos y de su trascendental logro intentan descalificarlo, argumentando que aún no hay paz en Colombia. ¡Vaya obviedad!

Para nadie es un secreto que aún las causas estructurales del conflicto colombiano siguen siendo una realidad pendiente de ser transformada. Pero el inmenso logro hasta ahora conseguido entre las Farc y el gobierno es que una guerrilla con raíces tan profundas en la sociedad ha aceptado la legitimidad del Estado y más aún, ha decidido entrar a jugar dentro de esas reglas de juego que antes desconocía. Y a la postre, este acuerdo ha reducido los niveles de violencia en el año 2016 a los más bajos desde 1964, cuando formalmente las Farc tuvieron inicio.

El acuerdo, como todos los demás en el mundo, tiene sus imperfecciones. La fórmula de desarme a cambio de participación en política, a pesar de que a muchos no deja felices, ha sido una transacción practicada en la inmensa mayoría de procesos de paz en los últimos 50 años. La asignación de una porción minoritaria de curules y de beneficios jurídicos para quienes colaboren con el esclarecimiento de la verdad es un precio muy beneficioso a cambio de alcanzar el fin del conflicto más duradero de nuestra historia.

La entrega del Nóbel al presidente Santos no pretende en ningún momento anunciar que ya existe la paz definitiva en el país, lo que sería una falacia absoluta de pronunciar, sino en cambio reconocer el inmenso esfuerzo que llevó a que las radicales Farc asumieran la decisión irreversible de desarmarse y tomar el camino de la legalidad. Es el símbolo, sobre todo, del fin de un capítulo de horror en la violenta historia de Colombia, que de manera irracional ha sido perpetuado, y el comienzo de un trascendental reto por transformar las causas que han reproducido la guerra en el país.

El aval internacional, que ha alcanzado su nivel máximo con la entrega del Nobel, permite entender que todo lo que se ha sacrificado por alcanzar la paz en Colombia ha valido la pena.

Es un hecho de absoluta mezquindad criticar la hazaña histórica de conseguir un Nobel de Paz en un país que por décadas ha parecido estar condenado a la guerra eterna. Es tiempo de vencer el escepticismo, siendo conscientes de los inmensos que han sido los logros en el acuerdo de paz, y de retomar la capacidad de pensar en un país libre de violencia política. El casi perpetuo ciclo de guerra ha nublado por generaciones enteras la capacidad de soñar de los colombianos. Pero con certeza hoy es posible afirmar que Colombia en paz, a pesar de cada una de las concesiones que deben hacerse para conseguirla, estará infinitamente mejor y más cerca del progreso que si la continuamos condenando al sufrimiento sin sentido.

Los retos que se acercan son enormes. ¡Esto hasta ahora comienza!

(Visited 3.183 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Politólogo de la Universidad de los Andes. Analista de temas políticos y activista por la paz. Creo en un país de jóvenes empoderados, críticos y comprometidos con el futuro colectivo. Músico de tiempo completo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Señor: No se trata de escepticismo; se trata de experiencias vividas y decepciones sufridas. Cuando algunos dedican cincuenta años de sus vidas secuestrando, esclavizando, asesinando, atracando, robando y narcotraficando, no se les puede entregar la suerte de toda una nación a cambio de guarden las armas.

  2. wilsonsanchez0518

    señor usted cree que firmar la paz con no mas de 8.000 guerrileros y entrar en conflicto con mas de 6.500.000 colombianos en detrimento de 48.000.000 de habitantes de colombia, usted de verdad cree que es un acto de patria ?

  3. “maestro” dedíquese a la música porque como politólogo es muy mediocre. usted y todos los aúlicos de juhampa ignoran el plan estratégico de las farc para la toma del poder. el complot comunista de latinoamerica, orquestado por la dictadura cubana, contra colombia esta vivito y coleando. el acuerdo de santos con las farc es un trato hecho por mafiosos y para mafiosos que no traerá la paz a colombia. mas bien nos llevara a la miseria de cuba o venezuela. los que se quieran seguir autoengañando, allá ustedes.

  4. O se hace el bobo, o lo es, el caballerito “politólogo”. De otra forma no se puede uno explicar, que diga, que los asesinos de lafar, cito, ..”La fórmula de desarme a cambio de participación en política..”es una afirmación falaz y cazabobos, porque no es cierta. Le faltó añadir, al pichón de reportero aficionado, que a esa gran “concesión” de lafar, se suma la impunidad total por sus delitos entre otros los de lesa humanidad y narcotrafico. A otro perro con ese hueso!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar