Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Razón no les falta, en muchos casos, a quienes desde diferentes tribunas han ofrecido sus críticas a la generación nacida en el último cuarto del siglo pasado. De los ‘millennials’ se dice que son perezosos, flojos para el trabajo e inconstantes en el ejercicio de sus profesiones. Pero la discusión merece otra mirada.

Son cada vez más los videos y artículos que han entrado a hacer parte del marco de la viralidad en internet, planteando válidos cuestionamientos frente a los primeros resultados de esta generación en el mundo laboral. Sobre todo, coinciden en lo poco que han tenido que luchar para conseguir lo que tienen y, por ende, en la facilidad con la que dejan ir los logros que en poco tiempo han concretado. Cambian de trabajo ante la primera oportunidad laboral que se atraviesa y desconocen la importancia del compromiso en la mayoría de ámbitos de sus vidas.

Y tienen razón algunas de estas lecturas, a pesar de basarse en impresiones anecdóticas a falta de estadísticas debidamente documentadas. La poca duración de los millennials en sus trabajos es un hecho del que cualquier jefe puede dar fe, mientras crece la preocupación frente a qué es lo que desmotiva tan fácilmente a esa generación. El problema es cuando los empleadores solo se preocupan por la alta frecuencia con la que renuncian los jóvenes, pero no por los motivos.

La respuesta radica en el corazón del mercado laboral, en donde la oferta de profesionales ha crecido a una escala superior al aumento en la demanda de nuevos empleados por parte de las empresas. Y el resultado es visto a diario en las filas de jóvenes recién graduados, dispuestos a estrenar sus diplomas a cambio de precarios salarios. Esto último ha complacido especialmente a miles de empleadores, quienes han encontrado en la contratación de recién egresados la excusa para pagar sueldos minúsculos e injustificables.

Precisamente la paradoja que caracteriza a los millennials es que a pesar de ser una de las generaciones con más diplomas y mayor preparación, enfrentan algunas de las condiciones laborales más complicadas. Las responsabilidades que lentamente van asumiendo y la larga fila de desempleados que vienen detrás de ellos son las razones por las que deciden aceptar sus primeros trabajos.

Pero es el factor salarial el que en muchas ocasiones motiva a los millennials a dar un cambio en el orden de sus prioridades. Adquirir experiencia en un lugar de trabajo para luego aplicar a otro empleo, aspirando a mejores condiciones salariales, se ha convertido en un mecanismo de ascenso mucho más efectivo que la lenta carrera en el interior de una empresa. Y no solo deben enfrentar los millennials la precariedad salarial de los primeros empleos, sino también poner la cara a las deudas adquiridas con fondos de créditos universitarios, que en el mundo entero han aumentado de manera escandalosa. Es así que muchos llegan a dar sus primeros pasos en la vida profesional ganando poco y con deudas imposibles de pagar con semejantes ingresos.

Son muchas las palabras que se pueden escribir, en medio de lo anecdótico y de los comentarios permenentemente repetidos, sobre las torpezas cometidas por los millennials en su arranque en la vida laboral. Pero ¿quién no las cometió en su momento? ¿Quien, que en el clímax de su profesión se defina como templado, no sintió confusión sobre su futuro en el momento de dar sus primeros pasos?

Los empleadores tienen un enorme compromiso generacional con los más jóvenes, a quienes deben formar como líderes del futuro, antes que verlos como la sencilla manera de obtener mano de obra profesional por regalados costos.

(Visited 5.490 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Politólogo de la Universidad de los Andes. Analista de temas políticos y activista por la paz. Creo en un país de jóvenes empoderados, críticos y comprometidos con el futuro colectivo. Músico de tiempo completo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Ser profesional es mala inversión, le pagan una miseria. Con la plata de la carrera ,podría armar un buen negocio y no tener q ser empleado. Además las universidades forman a personas inútiles que no sirven para el mercado laboral.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar