Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Instantáneamente, al pensar en Bogotá, lo primero que bien podría venir a la cabeza de cualquiera sería la carrera séptima. La nostalgia de la ciudad de ahora y siempre, de los caminos andados por tantos antepasados, se concentra toda en esa vía gris, que a primera vista carece de un encanto inmediato.

Pero nada capta mejor el espíritu bogotano, de melancolía y de frío, que la carrera séptima. Bogotá no sería Bogotá si no fuera por la séptima.

Empezando por tanta historia (y tantas historias) que ha tenido lugar en aquella vía, tan antigua como la propia ciudad, construida como el primer paseo capaz de comunicar a Bogotá con todos los municipios aledaños del sur y el norte. Fue sobre la séptima que Galarza y Carvajal acabaron a hachazos con la vida del general Uribe Uribe, a escasos metros del lugar donde años después Roa Sierra disparó su revólver contra Gaitán.

Y precisamente la séptima es uno de los pocos lugares que aún pueden dar fe de lo que era la antigua Bogotá, destruida por los vándalos durante los largos días que siguieron al fatídico nueve de abril. Cuesta imaginar las llamas que consumieron los edificios sobre la misma carrera gris donde tantos abuelos, en su juventud y a blanco y negro, fueron retratados por fotógrafos callejeros. Todos conocemos esa foto. Todos hemos estado ahí.

Hoy la séptima no solo es una pieza de historia y nostalgia para los bogotanos, incluso en medio del descuido doloroso, sino también el eje que conecta decenas de barrios residenciales. Dada su naturaleza angosta, que solo permite a los vehículos moverse a velocidades bajas, la séptima a lo largo de su extensión se convirtió en una zona de tranquilidad, si se compara con otras vías de la ciudad. También la inmensa población flotante, de caminantes y de residentes, convirtió a la séptima en un corredor próspero, en donde miles de negocios encontraron el éxito a lo largo de los años.

Pero la entera esencia de la carrera séptima podría cambiar, de seguir en marcha el proyecto de la terca Alcaldía, que instiste en convertirla en un corredor de Transmilenio, con sus estaciones de lata y sus diversas formas de contaminación, a pesar del amplio rechazo manifestado por los habitantes de la zona.

El proyecto no solo cambiaría completamente la cara de ese sector de la ciudad, creando una enorme cicatriz en el medio de dos orillas, como ya ocurrió en la Avenida Caracas. Cientos de comerciantes y habitantes de la zona han rechazado la posibilidad de que la séptima se convierta en una troncal innecesaria de Transmilenio, capaz de devaluar los predios aledaños. La Alcaldía y el Concejo han dado la espalda al debate, llegando al punto de aprobar el cupo de endeudamiento para el proyecto durante la visita del Papa Francisco a Bogotá, procurando la menor atención posible.

Pero el proyecto de Transmilenio por la carrera séptima no solo preocupa a los habitantes y comerciantes de la zona, ni amenaza solamente a ese pedazo de la historia bogotana. Su construcción, que aún no ha sido aterrizada por un estudio técnico ni sus costos calculados, también desfinanciaría otras prioridades para la movilidad bogotana, como la construcción de la troncal en la avenida Boyacá, requerida con urgencia para conectar el costado occidental de la ciudad. Además, si se tiene en cuenta que la mayoría de los predios más costosos de Bogotá se encuentran sobre la carrera séptima, los costos del caprichoso proyecto de la Alcaldía bien podrían representar un descalabro monumental para las finanzas de la ciudad.

Los impactos de un proyecto urbano tan ambicioso como el de Transmilenio por la carrera séptima de Bogotá sin duda cambiarán la cara de ese sector de la ciudad. Es responsabilidad de la alcaldía que su impopular propuesta sea consultada a la ciudadanía, a través de diversos mecanismos de participación. Que no quepa duda que los bogotanos haremos manifiesto nuestro rechazo al proyecto. ¡La séptima se respeta!

(Visited 2.122 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Politólogo de la Universidad de los Andes. Analista de temas políticos y activista por la paz. Creo en un país de jóvenes empoderados, críticos y comprometidos con el futuro colectivo. Músico de tiempo completo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

21 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Distinguidos bogotanos. Ojalá la sensatez prime con esto de la séptima y de toda Bogotá con un Sistema de transporte público novedoso y eficaz que nos deje medio felices a todos. Yo les tengo una propuesta, y se llama: DUNI, (Distribuidor Universal). Confío en que próximamente sea sometida a sus criterios, y prime la sensatez, DIOS mediante, AMEN

  2. En primer lugar el proyecto no es nuevo, apenas tiene leves cambios al proyecto que presentó Garzón hace 10 años. En segundo lugar, es bueno investigar antes de publicar: La carrera séptima está hoy en día con peores indices de contaminación que la misma caracas y la velocidad de circulación es menor. Aunque no es un tema de someter a votación no esté tan seguro que de ser así ganarían. La séptima no aguanta más en las condiciones actuales!

  3. Parece que don Fernando anda muy atrasado en información, todas las cosas que nombro como grandes recuerdos de la carrera séptima se desarrollaron en el centro que para nada sera tocado por transmilenio, que toca comprar muchísimos predios (El IDU ya informo que son 330 únicamente) y la oposicion de los habitantes del sector es un cuento que se inventaron Morris y Petro y al cual Usted le hace eco.

  4. Yo creo que desde el punto de vista ambiental es mejor el transmilenio por la séptima, yo viví gran parte de mi vida en la 59 y los buses hacen por momentos irrespirable el aire. Estoy hasta la coronilla de las consultas, este ha sido el peor de los inventos porque no se puede tener contento a todo el mundo. Las grandes ciudades del mundo las hicieron los Monarcas y los dictadores, inclusive a nosotros nos toco un poco de esto con Rojas Pinilla (personaje que no me gusta ni poquito) si hoy en día quisiéramos construir la autonorte demoraríamos 10 años en consultas, 10 años en compra de predios, 10 años en construcción esquivando tutelas y cuando estuviera terminada ya seria demasiado pequeña. Para desarrollar una ciudad se debe tener carácter tal como desarrollo al Ecuador Correa (tampoco cuenta con mi devoción). Por ultimo el transmilenio organiza el uso de las vías, aparte del metro es lo mejor que tenemos. Con el seria respirable el aire en Chapinero y seria mas viable el cambio de los buses a combustibles limpios. Traten de hacer cambiar las busetas a gas o electricidad mediante una «consulta» a los propietarios de las mismas. Por ultimo averigüen cuantas consultas se adelantaron en Shangai para construir el tren MAGLEV que corre a casi 500 Km/h y por esta razón se trazo una linea recta entre la ciudad y el aeropuerto. Siempre es que la democracia entre poquitos funciona mejor, porque hoy en día las ciudades emblemáticas del mundo son villorios al lado de Shangai.

  5. Hay ciertas élites que cuando se refieren a la Séptima, fuera de vivir de sus nostalgias, parecen vivir fuera de la realidad. Parece que no se dieran cuenta que por allí se movilizan diariamente y en un completo caos dos mil buses que Peñalosa intenta reemplazar por ciento cincuenta buses articulados que con cultura ciudadana, prestarán su servicio con orden y eficiencia.

  6. lo irónico es que transmilenio en la carrera séptima sería en su mayoría subterraneo, en vez de hacer un sistema de transporte que sea realmente masivo como lo es el metro y que no tenga afectación predial y visual preferimos seguir con los buses que promueve Enrique Peñalosa. El trazado inicial del metro era por la carrera séptima, pero no!!, les seguimos echando la culpa a los del polo. Los que siguen apoyando transmilenio no saben lo que es un sistema de transporte masivo, Más buses no van a solucionar los problemas de mobilidad que tenemos en esta ciudad.

  7. alejandro.rogelis

    pienso que para crecer es necesario cambiar como ciudad; después de ser ejemplo mundial hace 12 años, hoy en día ni nos conocen, mi ciudad que tanto amo hoy es un asco, el error no fue votar por peñalosa el error estuvo desde hace 12 años en los pésimos votos que subieron a los desastres que nos representaron como ciudad en el polo y ahora todos se rebotan por lo que se piensa hacer sobre la 7ma, nadie se pone el mismo pantalón de 10 años atrás, porque ya ni entra al cuerpo, como ciudad debemos crecer y sí a la 7ma se respeta pero también se debe avanzar. o ahora subamos al polo a la presidencia para que venezuela y nosotros contemos la misma historia de dictadura y socialismo.

  8. La carrera séptima es hoy en día un desastre en temas de movilidad, polución y ruido. Pensar en poner un sistema de transporte rápido que ayude a las personas a moverse, no solo es visionario, es el futuro. Reducir el número de vehículos que van por esta calle, contrario a lo que pensás, va a reducir la polución ya que las personas que viven y trabajan alrededor de esta arteria de la ciudad van a poder movilizarse en un servicio de transporte masivo eficiente y que contamina muchísimo menos que si se movilizaran en sus particulares.

    Poner el Transmilenio le va a devolver la séptima a la ciudad. La gente va a poder salir a caminar, llegar a sus destinos muchísimo más rápido y disfrutar de un aire más limpio y con menos ruido. Todo esto sin mencionar el ahorro de tiempo y el beneficio económico a gente de todo nivel. Es importante que nos concienticemos sobre la importancia y beneficios que tienen los servicios de transporte masivos en las áreas urbanas, así como la implicación de no tenerlos.

  9. Definitivamente Peñaloza en su afán de transmilenizar la carrera séptima con sus dinosaurios obsoletos por donde los miren, muy seguramente le generarán algunas divisas personales, nos deja ver que a Peñaloza no le interesa para nada LA COMUNIDAD BOGOTANA, ya nos metió una vez los dedos en la boca y ahora con el aval de un grupo de concejales nuevamente pretende hacerlo, causando mayor detrimento a la capital.

  10. estoy totalmente de acuerdo con su artículo, sólo al sr. peñaloza se le ocurre semejante adefesio, habiendo otras como la Boyacá o la 68 que sí sería importante el trasmilenio, seguramente le sale más barato y puede justificar más rápido su alcaldía, y después preguntan que porqué la revocatoria, definitivamente no a semejante desatino

  11. Totalmente de acuerdo. Por la 7a. no cave el Transmilenio, y Peñaloza insiste en que debe ir por ahí; además romperá de manera drástica, el encanto del septimazo que ya no es por centro sino desde la 28 hasta la 178. El Alcalde pretende llenar toda la ciudad con Transmilenio, sin importar la voluntad del pueblo. Me imagino la crisis en el Parque Nacional un Día al Parque, en la Javeriana, en la Calle 72. Se acaban la Ciclo Vía Domingos y Festivos y las Ciclo Rutas. Votaremos en contra del Transmilenio por la 7a. no les quepa la menor duda, y ganaremos sobrados.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar