Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Aprender de la vida es de lo más barato que hay. Basta con salir a la calle, fracasar un poco, dejarse atracar, exponerse, comer en un parque y muchas otras cosas que a todos nos toca. Pero ahora es más fácil posar de erudito y citas conferencias TED, que es la manera más efectiva de quedarse con algo en la cabeza en cuestión de segundos.

En una de esas tandas sinsentido laboral, pero que para mí son el verdadero equipamiento, encontré una de un profesor que en 2005 hablaba de la toma de decisiones, y de cómo entre más opciones uno tiene va siendo, paradójicamente, más infeliz a la hora de escoger, porque caemos en la parálisis y el remordimiento, o en la insatisfacción de haber decidido mal comparado con lo que habría pasado si se tienen menos alternativas.

Y tiene mucho sentido. Basta con pensar en ir a comprar ropa, o celular. Ahora que soy libre financieramente, decidí cambiar de teléfono, pues el que tenía ya presentaba ciertas fallas. Me ofrecieron algunos Android pero decidí seguir con el legado iPhone, por aquello de la uniformidad. Tuve en mis manos un iPhone 7, con su pantalla gigante, sus mil y un facilidades y esa cámara tan brutal que se gasta. Estuve dispuesto a pagarlo y segundos antes de comprarlo, me sentí intranquilo porque lo veía muy grande para mi gusto, así que preferí buscar otra opción. Me fui por un iPhone 5S, pero ya después de comprarlo, seguí pensando qué hubiera pasado si tuviera el 7. Y así con todo, los pensamientos de lo que no se hizo se quedan rondando la cabeza, al punto de que uno deja de disfrutar lo adquirido a consecuencia también de los comentarios de la gente, que siempre espera que uno escoja no lo mejor, sino lo que ellos creen que uno debería escoger.

Pues es justamente eso, lo aprendí viendo la charla, lo que se llama costo de oportunidad, que en resumidas cuentas es aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión importante. Cuando hay muchas opciones, es fácil imaginar las cosas que nos gustan de las alternativas que rechazamos, dejando de pensar en eso mismo. Pasa en el supermercado, pasa en la calle, pasa en el amor.

Ahora es cada vez más difícil escoger pareja por eso, por tanta diversidad. Tengo un amigo de esos bien novieros, que optó por tener novias como por deporte, porque cree que si no prueba y prueba no sabrá si la que es debe ser. El tipo es experto en el scroll de Tinder, y creo que su tendencia a vivir pensando en razones para decirle NEXT a alguien revelan el momento social en el que estamos, donde escogemos porque desconocemos, y a veces preferimos desconocer por no escoger.

Escoger pareja está desvalorado, porque nos han enseñado a que si tiene un defecto congénito, un testículo magullado, una cicatriz inocultable, toca cambiarla, como si fuera un bovino o un chifonier. A mí, que me han friendzoneado lo que no está escrito, me causa curiosidad que en los argumentos que me han botado siempre se resalta el interés de esperar algo mejor, la poca intención de conocer, de explorar, de perderle el miedo a equivocarse y hasta dejarse sorprender, que es lo bonito de la vida.

Ahora estoy recién casado, quién lo creyera, pero recuerdo esas épocas en que me decían que era un soltero codiciado, cosa que jamás pude creerme. Eso sí, recuerdo cuando recibía mensajes internos y hasta ‘whatsappazos’ de mujeres que querían que les diera el sí, y la verdad yo las dejaba en visto, porque me aterraba ver que el menú siempre crece, pero uno no tiene ni idea de qué pedir.

Casarme ha sido mi mejor manera de ser libre. Es encontrar a alguien tan diferente a mí en lo secundario, pero tan parecida en lo fundamental. Alguien que despelucada y sin bañar se ve incluso más linda que cuando se preproduce en la peluquería. Qué maravilla es encontrar que ella no tiene mis mismos gustos, pero sí mis mismas ganas de vivir.

Igual, me mantengo en que las relaciones se construyen con trabajo, tiempo y compromiso. Y eso sí que requiere menos Tinder, menos NEXT, y más menos: más negarse a uno mismo, más dejar de mirar otros patios, más morir a mí. Lo sé porque el costo de escoger me lleva a elegir la oportunidad, y hay cierto riesgo en la aventura de conocer a alguien por el resto de la vida.

 

LUIS CARLOS ÁVILA R

@benditoavila

(Visited 2.974 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Magíster en Escrituras Creativas. Comunicador javeriano que ha colaborado en Javeriana Estéreo, RCN Televisión, Sony Pictures Television, Teleset, Señal Colombia, Revista Mallpocket, Semana, E-novva, Bacánika, Shock, entre otros. Profesor universitario, amante de los pit bulls, de Chespirito y del ajiaco, se esfuerza por plasmar la relevancia de la vida espiritual y por guiar a otros a descubrir que Dios los ama como son.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    La creatividad del colombiano de a pie

    Aquí, en este lado del trópico, tierra donde la propia tierra se regala; país donde los políticos, las instituciones y(...)

  • Vida

    En defensa de la ofensa

    Hace unos buenos años hice mi penoso debut en la comedia malparada, y desde entonces tengo una extraña relación de(...)

  • Vida

    Soy Profesor

    Desde hace un año y medio alterno mis labores de libretista con el noble oficio de la docencia universitaria. Noble(...)

  • Vida

    Mediocridad

    Hay días en los que no quiero dar más, en que disfruto alzar la frente y gritarle al mundo entero(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cada vez está más de moda disfrutar de unos días de vacaciones(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar