Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay días en los que no quiero dar más, en que disfruto alzar la frente y gritarle al mundo entero que ‘me eché a las petacas’, bella expresión que junto a ‘con todo respeto’, resumen para mí la esencia de muchos de nosotros, colombianos que ahora adoramos a Pékerman y llenamos el Panini cuando antes ni nos importaba la tricolor. No es un reproche, de hecho voy lunes en esta perorata; sólo me gusta pensar mediocremente, sin mucha profundidad.

A veces hace falta liberar el pequeño surrealista que habita en la cabeza, el responsable de ideas chistosas pero también de la procastinación, término que uno utiliza cuando sabe lo que hace, porque quienes ven de afuera simplemente le llamarían ‘vagancia’. Pero no, porque en esta era uno necesita aprender a desfogar la energía creativa perdiendo el tiempo con total sanidad.

Por eso paro el trabajo de escribir para simplemente mirar al techo, revisar Facebook, responder en Twitter, seguir cualquier link que me presenten, salir a dar una vuelta. Es un placer aprender a procastinar, porque sin esas pausas uno viviría más abrumado y fregado de pensamiento, creyéndose que la vida es trabajar y entregar cuando también es ver fútbol con tranquilidad.

Pero esto lo aprendí de grande, porque en el sistema académico dominico en el que crecí, que para mí traduce ‘Coco’ (corrosivo y coersivo), me abrochaban con castigos y reprimendas cuando me distraía. Esos curas no sabían que mi fortaleza estaba justamente ahí, en no prestarle atención a las clases con fórmulas y exactitudes por andar pensando en historias para el fin de semana.

A veces me gusta la mediocridad, porque es una manera de confiarle al destino, al azar, al hipismo o al mismo Dios que las cosas se han de solucionar sin mi intervención. Cuando escribo mediocre, es porque en el fondo espero que todo se solucione solo, ya no desde lo que plasmo, sino desde cómo la gente lo apropia en su cabeza, ojalá con la misma mediocridad con la que fue escrito.

Es que la presión de permanecer descrestando desgasta mucho. Me siento como árbol de olivo al que le quieren sacar el aceite bajo presiones extremas, y es un privilegio; pero cuando uno ha pasado la mayoría de la vida navegando armónicamente gracias al talento natural, llegar a volverse profesional hace que cada palabra que se escribe compruebe que se puede vivir de eso, que cada artículo, línea o tuit se vuelven referentes de qué tan buen escritor se es, y nadie espera que se haga algo de menor categoría.

Por eso he dejado de postear en este blog, y ahora como que me dan ganas de demorarme más escribiendo, como una forma de seguir siendo bueno de puertas para adentro y no exponer lo mediocre que en realidad puedo llegar a ser. En el fondo, uno escribe con miedo a que alguien tome una lupa y con detalle se fije en lo incompetente e impostor que es, porque uno se conoce y sabe que aunque la cancha esté despejada, para anotar se requiere de talento, y ese a veces no viene ni con mucha disciplina. Por eso avalo la procastinación, porque es la excusa perfecta para no triunfar.

LUIS CARLOS ÁVILA R
@benditoavila
(Visited 1.594 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alias ‘benditoavila’ (como su @ tuitera), es célebre por dos cosas: por ser el colombiano que más sabe de la vida y obra de Chespirito, y por haber bailado ‘aeróticos’ con Nerú en televisión nacional. Comunicador javeriano que tiene en su haber diversas experiencias: locutor de Javeriana Estéreo, libretista y creativo del Canal RCN, libretista en Sony Teleset, director creativo y fundador de la Revista Mallpocket, copywriter en E-nnovva y autor del blog www.lafiebredelascabanas.com. Ahora es Magíster en Escrituras Creativas de la Nacional, Líder de Investigación de Canal Trece y Bajista suplente.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Consejos para el teletrabajo

    El planeta entero intenta resguardarse para evitar el contagio del covid-19, y quienes llevamos ya un buen tiempo trabajando(...)

  • Vida

    Todos somos parásitos

    En esta era, donde la pereza digital predomina y nos hace pensar que leyendo el titular nos estamos enterando(...)

  • Opinión

    Sin miedo al #21N

    Colombia convulsiona y yo solo pienso qué puedo hacer o decir. Por un lado, llegué a ese momentum oficinista(...)

  • Vida

    La técnica del sandwich

    Debo confesar que ahora me aburre tener que corregir personas, algo que antes disfrutaba hacer. En el pasado me(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Casos como el de George Floyd, el afrodescendiente asesinado brutalmente por(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Soy Profesor | Blogs El Tiempo

    […] que por la rudeza y agudeza de los chefs jurados, por ejemplo. Pero va uno a ver y es tal nuestra mediocridad, que dudamos de lo que somos por algo que otro dice, y nos terminamos indignado porque una persona […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar