Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Frase de cajón

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa chica que vemos en el supermercado y que nos pone a dudar si la vimos en televisión, si estudiamos juntos el colegio o si es la cuñada de un primo. Su papel terciario de casi una década en Cuéntame cómo pasó, la típica serie familiar que todo el país ve para la digestión, y otros en unitarios de discutido éxito no fueron suficientes para darle esa fama de nombre y apellido con la que muchos en la industria sueñan en silencio, pero por la que solo pocos empeñan la vida. En 2013 Anna se hartó de ser la chica “dónde la he visto yo”, se propuso ser una de las mujeres más famosas de España y lo logró rompiendo el canasto. Bueno, pensaría ella, para qué ser si se puede parecer.

Mientras en Los Ángeles Ana Allen –hasta hace unos días un talento de talla internacional- se preparaba para “asistir”, por segundo año consecutivo, como invitada a la gala de los Oscar 2015, al otro lado del Atlántico, en Madrid, el equipo de fotografía del diario El Mundo se reunía alrededor de una pantalla para lograr consenso sobre la veracidad de estas imágenes del antes y el durante la alfombra roja que la representante de la actriz filtró a ese y otros medios:

fakes fake

El debate, que en realidad no hubo, duró apenas segundos: ambas fotos eran un montaje. Fue soplar la carta que sostenía el castillo de naipes. La Otra Crónica y la prensa especializada comenzó a tirar del hilo hasta destapar la que será sin duda una de las farsas más memorables de toda una generación, una que en varios pasajes haría sonrojar incluso al Pequeño Nicolás.

A través de montajes y mentiras de viva voz, unas más torpes que otras, Ana Allen tardó más de un año preparando artificialmente su éxito profesional y personal, al punto que hoy no se sabe qué tan cierto es todo lo que en su momento se dio por hecho. Hoy no hay rastro de ella ninguna de sus redes sociales y no levanta el teléfono después de que medios como El Mundo, Formula TV, VerTele y otras decenas recogieron el entramado de mentiras. Las primeras se remontan a octubre de 2013:

“Feliz, rodeada de un equipo maravilloso”, así documentó Allen en su cuenta de Instagram su supuesta participación en la serie The Big Bang Theory. Se trata de un montaje caserísimo de la foto de la actriz Summer Glau. La mentira fue más allá y en una entrevista radial en la Cadena SER describió el personaje inventado que nunca llegó a interpretar.

185712_10152425708440005_119653751_n

En su Instagram, Allen también publicó esta foto con Matt Bomer de White Collar, otra popular serie norteamericana en la que aseguró haber aparecido. Incluso lo hizo sin sonrojarse y varias veces en el programa Pasapalabra. Quedó en evidencia cuando se conoció la foto original, en la que aparecía Melissa George de Alias.

3_6917d54b18 (1)
2_6917d54b18
La gente de Formula TV se dedicó a cavar en sus redes sociales y encontró que además Allen tenía una obsesión con Sophia Bush, una actriz estadounidense de su misma edad, a quien le plagiaba fotos de zapatos exclusivos pero también de ensayos y viajes. Aquí solo uno de los ejemplos:

4_6917d54b18

Con mucho menos pulso en el Photoshop, Allen trató de convencer a su público y a la prensa de su participación en importantes producciones con la BBC, sin embargo, la foto original es de Boardwalk Empire.

boardwalkempireanna-allen-bbc-fake

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque suene increíble, Allen  “asistió” a los Oscar el año pasado. Lo publicó en sus perfiles y los medios y el público lo creyeron cierto. A pesar del montaje de nivel aficionado que pintó sobre la actriz Kasia Smutniak, que posaba durante el Festival de Cine de Roma de 2013, Allen aseguró haber compartido con “Julia” (Roberts) y que, en pocas palabras “era una tía muy maja”.

11_6917d54b18

Tal vez por el tímido despliegue que generó en su primer intento y por los pocos réditos que consiguió con su portafolio de fantasías, Ana Allen decidió poner todos sus esfuerzos en la gala de este año y sumar una supuesta vida de artista cosmopolita que se paseaba entre Estados Unidos e Italia.

La invitación a la gala de los Oscar que compartió en Instagram en realidad  era la que recibió Lupita Nyongo el año pasado, sin embargo no tuvo problema en convencer a la diseñadora Vicky Berrocal de que le preparara un vestido a medida, a Rocío Mozo quien le prestó sus mejores zapatos y a la joyería Suárez que entregó los accesorios de oro y diamante que “lució” en la alfombra roja.

17_6917d54b18 (1)
Allen preparó, al parecer junto a su representante, rondas de medios en las que aseguró que había sido “invitada” a la gala junto al nominado equipo de Perdida, pues “su publicista” en EE. UU. sería el mismo de Ben Affleck y de otras estrellas como Justin Timberlake y Bon Jovi. Antes, durante y después de la ceremonia entregó detalles extrañamente deliciosos de lo que “vivía”, como que “le dijo” Neil Patrick Harris que antes de dormir veía How I Met Your Mother, o como le aseguró a El Mundo: “Hay cientos y cientos de auxiliares de producción, de equipo de prensa. Es todo tan inmenso y tan abrumador…”, dijo después de “asistir” a una de las fiestas. Como ven, contar la historia exige varios pares de comillas.

14253138340161

Otras mentiras de Anna Allen

Se trataba de edificar un éxito profesional desde todos los frentes. El pasado noviembre subió, por su propia iniciativa, este video a YouTube dentro de la campaña mundial One Kiss de Fight Aids. Le valió para autoproclamarse Embajadora de la organización junto a nada más ni nada menos que Estefania de Mónaco. Esta semana la entidad confirmó que no usa esa figura para su representación.

Escribió y dirigió Exit, una obra de teatro de mediano éxito que según ella, quiere comprar para adaptar en inglés Paul Rudd y Tina Fey. Hasta ahora, nadita nada.

annaallenexit (1)

Aseguró haber actuado en tres capítulos de Versailles, una de las series más prometedoras y caras hechas en Francia. Desde luego, no hay rastro de ella en el elenco.

Tiene una agencia que representa artistas en Estados Unidos llamada Green Air Agency que tiene menos de 100 seguidores en Twitter y cuyo único cliente y apoderado es ella.

greenagency2

Se auto entrevistó en una revista que ella misma se inventó, maquetó y tradujo con deficiente inglés. Así lo compartió en su Instagram:

14_6917d54b18

El escándalo y la sorpresa en España han sido tales que hay quienes guardan la esperanza de que todo sea parte de un experimento televisivo de largo aliento, un documental sobre el éxito o un “algo” cualquiera que dé explicación a tanta tramoya. La reaparición de Ana Allen o de su representante seguramente le dará punto final a la penosa historia, o en este punto quién sabe, tal vez contraataquen una última vez emparentando a Anna con Woody Allen.

Andrés G. Borges
Madrid
@palabraseca
Palabraseca.com

 

(Visited 936 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Seco/ ca. Guiso sin caldo. Volante sin sacrificio. Periodista Digital. Escribo, blogueo fotografío y dibujo. Vivo en Madrid, España. [ www.palabraseca.com ]

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

‪No entiendo por qué las mujeres tienen ese vicio de dejarse grabar(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

Cuando tienes la oportunidad de saber que vas a ir a un(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Los “fakes” en la red | andrearodriguez2015

    […] la red y el desmontamiento de guiones e historias falsas es imposible de maquillar. Algunos de los “fakes” que Anna Allen llevo a la práctica fueron su supuesta incorporación a la serie americana de televisión: The […]

  2. cuando inicie la lectura, pense.. bueno esta tratando de conseguir publicidad.. pero al final..con lo de la revista me hizo pensar que ” esta loca..”” jajajaja

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar