Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El 11 de septiembre de 2001 el terrorismo mostró un poder inédito cuando Estados Unidos sufrió los ataques que derivarían en una de las estrategias más controvertidas de política exterior y que a la postre, cambiaría el mapa político de Oriente Medio y de un segmento importante de Asia Central.

El derribo de las Torres Gemelas, así como el ataque frustrado al Pentágono pusieron además en evidencia la enorme vulnerabilidad de las potencias militares para enfrentar este tipo de amenazas. La respuesta de Estados Unidos consistió en la incursión en territorio afgano que contó con el apoyo de la OTAN y la consecuente intervención en Irak que causó una encendida polémica en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Esta estrategia terminó con más de tres décadas del establecimiento de Saddam Hussein en Irak, con el gobierno de Mohammad Omar en Afganistán, cómplice de los autores intelectuales de la agresión y con la muerte de Osama Ben Laden en territorio pakistaní, un dato que no es menor y evidencia cómo ese país fue un territorio clave para la expansión y en teoría la contención del terrorismo.

La denominada guerra global contra el terrorismo, como la bautizó el entonces presidente George W. Bush, amplió el mapa del Oriente Medio para incluir algunas zonas de Asia Central (Afganistán) y del Subcontinente Indio (Pakistán) a la vez que mostró la dificultad no solo para responder de una forma efectiva, sino la imposibilidad de llevar a cabo «desde afuera» y «a la fuerza» el proceso de democratización. El ideal de la democratización del Gran Medio Oriente terminó siendo uno de los proyectos más rebatidos de la política exterior estadounidense en los últimos años.

Aunque se siga asumiendo al Medio Oriente como el principal foco del terrorismo, el fenómeno se ha venido desplazando hacia la zona del Sahel en el África Subsahariana lo cual podría tiene efectos todavía más devastadores. Se trata de la franja situada al norte del Sahara y en la que principalmente Malí, Burkina Faso, Niger, Mauritania y Chad se han visto confrontados a varios grupos que profesan el extremismo islámico entre los que aparecen Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi), Boko Haram, Ansar Eddine y el Movimiento por la Unificación y la Jihad en Africa Occidental (Mujao), entre otros.

Es preciso anotar en esta relativamente nueva expansión del terrorismo que, sus causas tienen que ver en gran medida con la caída de Muammar Gadaffi como resultado de una operación militar llevada a cabo por la OTAN en 2011 y que al igual que aquella en Irak causó controversia, pues se temía por el impacto regional de un vacío de poder como en efecto sucedió. De la misma manera en que la caída del líder iraquí alteró el equilibrio entre sunnistas y chiitas produciendo una guerra fratricida aún no controlada, la muerte de Gaddafi generó una confrontación abierta entre Al Qaeda, a través de Aqmi, y el Estado Islámico por el control del territorio. Así se fue produciendo la expansión de varios grupos en los Estados del Sahel.

Mientras la pandemia del covid-19 ocupa la atención de la comunidad internacional, los ataques terroristas han seguido dejando víctimas en la zona. Naciones Unidas estima que en los últimos 3 años, el número de acciones de este tipo en Burkina Faso, Malí y Niger se ha multiplicado por cinco y los desplazados pueden llegar al medio millón en una zona de enormes precariedades económicas y debilidad estatal. Entre esas víctimas se encuentra la religiosa colombiana Gloria Narváez, secuestrada en Malí en 2017 por un grupo cercano a Al Qaeda y de la cual se habla cada vez menos en la prensa del país. La semana pasada, el ejército francés dio de baja a Abdelmalek Droukdel, la cabeza de Aqmi en Malí, una acción presentada, con justa causa, como un éxito militar considerable. No obstante, se acaba de reportar la muerte de al menos 24 militares malienses en una embocada atribuible a Aqmi y que puede ser leída como respuesta a la baja de su líder.

A pesar de la insistencia sobre la relevancia del Medio Oriente como uno de los centros más importantes del extremismo, debe tenerse en cuenta la forma como el fenómeno se ha venido desplazando hacia el Sahel en los últimos años. Las victorias militares en Siria e Irak en contra de estos grupos radicales auguran una mayor estabilidad, pero también deben llamar la atención sobre la llegada de combatientes a países sahelianos, donde a diferencia del Oriente Medio, las estructuras estatales son débiles, el interés global inconstante y las tensiones entre comunidades religiosas cada vez más violentas.

@mauricio181212

(Visited 311 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    La agonía de la Primavera yemení

    En medio de la pandemia y ante el evidente desinterés de buena parte de la comunidad internacional, un nuevo(...)

  • Mundo

    Los médicos cubanos y el virus comunista

    Las declaraciones de algunos legisladores del Centro Democrático por la eventual llegada de médicos cubanos no solo carecen de fundamento, sino que(...)

  • Mundo

    Ecuador, una democracia que se desploma

    En Ecuador parecería una constante la utilización de poderes públicos para proscribir el denominado correísmo, al tiempo que los indicadores(...)

  • Mundo

    Srebrenica, una herida viva de la humanidad

    En 1994, John Zaritsky y Virginia Storring produjeron un episodio para el programa televisivo Frontline que relataba el inenarrable drama de Bosko(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Lo políticamente correcto coartó nuestro derecho a pensar y a opinar(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar