Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El tiempoAntes de pensar en pagar horas extras es sustancial pensar en educar al trabajador, porque en Colombia los trabajadores son perezosos y no son proactivos. Los colombianos en el exterior nos hemos ganado la fama de ser buenos obreros, eso gracias a todos los compatriotas que escapan de esta tierra fértil y bondadosa, buscando mejores oportunidades, mejores sueldos, buscando plata. En ese camino de aventuras se le miden a lo que sea. En Argentina, por ejemplo,  los jóvenes colombianos son meseros, encargados de quioscos y ayudantes de cocina, además de intermediarios en el cambio de dólares y unos cuantos que se dedican a la vida delictiva. El panorama no cambia en España ni en Canadá o Los Estados Unidos, aunque en los dos últimos países el número de colombianos que se dedican a la construcción y a oficios ligados con la mano de obra básica, que no exige mayor preparación académica ni experiencia ni referencias, representan un número significativo. Que el colombiano se le mida a lo que sea, trabaje como burro largas jornadas y lo haga por unos cuantos dólares, no quiere decir que sea un buen empleado. Y no lo es porque el colombiano trabaja obligado, no por gusto, no por placer, no por satisfacción personal, lastimosamente el colombiano trabaja porque le toca.

Las metas de mis compatriotas son tan pobres como sus mentes. En Colombia las personas honradas y trabajadoras se entregan al horario laboral durante toda la vida con la única meta de lograr al final del largo camino, la casita propia, el carrito propio y la pensioncita. Si estos tres logros están chuleados, se dan por bien servidos y viven sus vejez en tranquilidad. Los que no están dispuestos a caminar por ese largo trecho de la vida laboral, delinquen pero con el mismo objetivo, dicen permanecer en la vida fácil hasta que le compren una casita a la mamá, hasta que logren capitalizar un ahorro o hasta que resulten presos o muertos en el intento. También hay colombianos emprendedores, que se alejan de las filas laborales de las grandes empresas y se avientan al mundo del empresariado, instalando restaurantes, bares, venta de minutos o ‘putiaderos’. Todos ellos con una esperanza que alimentan al caer la noche, comprando la lotería o haciendo el chance en las esquinas. Esta es una ilusión más que acompaña los días de los colombianos; ganarse la lotería. Que cuento de trabajar, que cuento ese de exigirle la cabeza esfuerzos colosales para innovar, si resulta mucho más fácil y esperanzador comprar la suerte impresa en un billete de lotería, y entregarle todos los sueños al azar. Y si se ganan el premio gordo todos ya tienen claro lo que van a comprar y lo que a hacer. Por supuesto comprarán, la casita, el carrito y montarán el restaurantico. Con esta mentalidad no hay político, ni Dios, ni chaman que logre sacar adelante este país.

En Colombia lo que hay son obreros. Un raudal de personas que les cuesta madrugar, que odian los lunes porque ese día representa volver a la rutina laboral, rutina que les da para comer lentejas con arroz y para andar en bus. A los colombianos les gusta mucho los días festivos, les encanta cuando en la oficina el trabajo es débil y pasan el día esperando con devoción la hora de salir a la calle y volver a su casas a dormir, no sin antes ver la novela más taquillera. Uno de los tantos problemas en Colombia es la forma como los colombianos pensamos, actuamos y vivimos. No se les puede pedir mucho a personas que trabajan netamente por el dinero, y que rinden proporcionalmente a lo que ganan.

Se necesita formar y perfilar a los trabajadores colombianos desde los primeros años del bachillerato. Es importante que las nuevas generaciones, por lo menos gran parte de ellas, vean en la innovación, la tecnología y la creación de empresas, posibilidades reales a la hora de decidir que quieren ser cuando ya sean grandes. Unos cuantos que se dediquen a darle patadas a las pelotas, eso está muy bien para los que disfrutan del futbol, otros tantos deberán seguir en la mano de obra básica, sin duda son necesarios, pero el porcentaje de colombianos que se dediquen a innovar, a desarrollar nuevas tecnologías y a crear empresas debe ser significativo.

Mientras eso no cambie, y en los colegios nos sigan enseñando los colores, el ave maría y a llevar la camisa siempre dentro del pantalón, este país seguirá siendo lo que ha sido desde que nuestra historia comenzó a escribirse.

No puede seguir siendo relevante en la educación colegial la manera de llevar el pelo, o la forma como se combinan los colores a la hora de escribir en los cuadernos, ni las márgenes ni las venias a los profesores. La educación debe cambiar, debe ser progresista y debe visionar empresarios, inventores, médicos especializados, cantantes, actores, artistas, modelos, futbolistas, desarrolladores de nuevas tecnologías.

La educación debe cambiar radicalmente.

 

Giovanni Acevedo

Twitter: https://twitter.com/acevedocol

Instagram: http://instagram.com/acevedocol

Fanpage:https://www.facebook.com/pages/Giovanni-Acevedo/109540275732024?fref=ts

(Visited 1.489 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Consultor en proyectos de innovación social y participación ciudadana. Impulsor de proyectos sociales en América Latina. Espacio público, urbanismo táctico, empoderamiento social. || Viajero frecuente

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Uribismo, la decaída del gamonal

    La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo que quiero decir; la primera como un ciudadano(...)

  • Opinión

    Discriminación

    ¿Nos educan para convivir con las diferencias? Hace unos días iba en el carro con dos amigos hablando sobre(...)

  • Bogotá

    ¿Ciudadanos inteligentes?

    Tal vez somos menos inteligentes. Usualmente, cuando la gente habla de ciudades inteligentes, sus cabezas los conectan directamente con(...)

  • Opinión

    ¿Por qué?

      Me levanté de la cama y cepillé mis dientes inmediatamente, como siempre. Ese día no me bañé porque(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

15 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Yo estoy completamente deacuerdo con Giovanni Acevedo, por experincia propia.
    La gran mayoria de los emplados en Colombia le hacen la pelota defrente al patron, pero por la espalda no mueven ni un dedo. La gran mayoria tiene puesto en la cabeza que con su trabajo le esta haciendo riqueza a quien le ha contratado, y eso lo llena de motivos para trabajar unicamente cuando lo estan mirando o robarse o daniar los materiales con los que trabaja. Con esta mentalidad tan mesquina a Colombia le queda muy dificil salir de la pobreza absoluta en la que vivimos . Tampoco esta muy lejos que muchos empresarios quieran ganarse millones con el sudor del trabajo de sus empleados.

  2. Giovanny, usted lo que es un Jijhophuta resentido y muy picado, cabhron, entonces se abroga el derecho a opinar que los colombianos no servimos para un cuhlo?, entonces usted tampoco sirve p-ara un cuhlo, muy mhalpharido, tontho y petulon, sapo jijhoephuta. Hay muchsimos colombianos geniales trabajando alrededor del mundo en puestos muy pero muy importantes, no escribiendo guevonhadas como usted mharicon, chupavhergha

  3. fredyarevalo2014

    Creo que es un atrevimiento generalizar estas afirmaciones conductuales a todos los Colombianos, que aunque apuntan a descalificar desde su perspectiva o mera observación cotidiana una tendencia de la población laboral; en nada enaltece la dignidad y esfuerzo de quienes si luchan diariamente por sacar a sus familias adelante.

  4. maglimarino0619

    Con este sistema que aquí en esta columna se critica se han formado mas de tres gerneraciones y nuestros abuelos, padres y nosotros actualmente los que tenemos 60 años estamos sosteniendo la familia con nuestra pensión mantenemos a mas de un núcleo familiar…..en cambio hemos visto como fracasan los que tratan de hacer empresa porque o hay ningún apoyo comercial para las pequeñas indusrtias y los grandes se comen a los chicos…..los colombianos son buenos trabajadores pero los sindicatos los dañan defienden al empleado malo….en conclusión es mejor el empleado fijo que los experimentales temporales….y medianos fracasados empresarios

  5. Me gusta su columna. Solo agregar que el supuesto buen empleado, no es más que un contratista (gracias a las reformas neoliberales de los años ´90) que a los ojos de su patrón es como una máquina que cuando deja de producir, simplemente se desecha. Y el iluso cree hacer puntos ante las pretensiones pseudo-esclavistas como los horarios infinitos, la nula protección social, etc. ¡Qué bueno que a la gente se eduque para emprender y no para obedecer!

  6. Parcialmente cierto en muchas cosas, sólo en desacuerdo con la última parte al respecto de los colegios, considero que la disciplina que se enseña de acuerdo a la forma de vestir o de presentarse es tambien parte de la educación integral

  7. alejandroespi0919

    Este es el resultado de publicar blogs. Un blog es la opinion y vision de una persona sobre un tema, que carece de objetividad e imparcialidad, por lo que no se puede comprobar nada de lo que se dice. Me parece una perdida de tiempo lo que dice este Sr. Por que lo que comenta se puede aplicar a cualquier trabajador del mundo, yo he trabajado en Portugal, España, UK, y por su puesto Colombia. Y en todas partes existen este tipo de empleados. La proactividad es un estado mental pero para poder aplicarla y salir adelante se necesita mas que la buena voluntad. Generalizar y decir que todos los colombianos son unos perosozos, me parece una perogrullada….es decir una opinion «a la ligera» que no recoge ni la mas minima razon, por que si fuese asi la economia colombiana estaria por el suelo, considero que a pesar de las duras condiciones laborales en colombia, cada mañana millones de personas van a trabajar y seguro que muchos de ellos con ganas de ganarse la vida y salir adelante, otra cosa es que la mentalidad empresarial colombiana sea retrograda, basada en la explotacion de la mano de obra y no en el desarrollo de los recursos humanos.

  8. esteban.jordan.9

    Estoy de acuerdo con buena parte del escrito. Aunque realmente es dificil q alguien le enseñe a uno a trabajar, pero de los errores se aprende cuando se es inexperto.
    A mi en Colombia me costaba madrugar y varias veces me gané regaños en mi primer trabajo, pero la cuestion fue de disciplinarme, asi como aprendi tambien a estar siempre disponible y tener la mejor actitud, eso lo aprendi viendo en otros reflejadas ciertas attitudes negativas q yo tenia, y de nuevo me discipliné en ello.

    Ya cuando llegué a Canada, y comencé a trabajar como diseñador, me destacaba por ser el mas cumplido y el de mejor actitud hacia el trabajo, y eso me ha valido para ser reconocido como un buen trabajador.

    En mi caso, ni la culpa, ni la virtud se la debo a Colombia, sino a la experiences q tuve y al hacer consciencia de las cosas positivas y negativas q yo tenia hacia el trabajo. Eso, me sirvio mucho para valorar lo que yo tengo para ofrecerle a una empresa como profesional, y para corregir en lo q fallaba.

    Algo q he aprendido aca, es a saber aprovechar el tiempo, y a ser productivo. En Colombia, trabajando 48 hrs por semana, tenia un promedio de 5 proyectos al mes. Mientras q aca, trabajando 40 hrs por semana, el promedio es de 10 proyectos (o mas) en el mes. Y siendo pagado por hora, me lo pienso 2 veces cuando estoy cansado y me quiero ir temprano… De poder puedo, igual cuento con el respaldo de mis jefes, pero una hora menos de pago tiene impacto en mi presupuesto familiar.

    Por otro lado, el hecho de entrar a las 8:30 y salir a las 5 con solo 30 mins de almuerzo, hacen q uno tenga mas tiempo familiar. En Colombia recuerdo q habia gente q tenia 1o hasta 2 horas de almuerzo, pero salian a las 6-7pm a aguantarse un trancon monumental, y llegar 1 hr despues a la casa. Me he vuelto hasta mas productive con mid hijos, teniendo buena parte de la tarde para ellos, poder salir a un parque juntos, caminar, hacer tareas, una visita, etc.

    Dejemos de excusarnos en la «mentalidad colombiana», o en las » idiosincracias». Dejemos de culpar, y obremos en nosotros mismos.

    Eduquemonos y disciplinemonos.

  9. complicado el análisis de Giovanni Acevedo,la realidad es demasiado simple,es un circulo vicioso,simple,el patrón no quiere que su trabajador se capacite,ya que el preparar al trabajador le cuesta dinero y eso no es negocio para el,el trabajador busca capacitarse através de su esfuerzo individual y el resultado es que su inversión en tiempo y dinero no compensa con el salario que va a ganar,ahora,pretender que toda la juventud se dedique a innovar,lindo sueño de una juventud pegada al iphone,al chatear y a vivir pegados del «banco» papá y el «hotel» mamá.
    pregunto,acaso la ilusión de todos nosotros no es tener su casa,carro y dinero que le permita vivir cómodo?.
    para nuestro amigo,lo invito a leer un artículo del periódico EL COLOMBIANO,titulado «La Generación ni-ni»,ni trabajan ni estudian para que se ubique el en contexto actual.

  10. marielahinest0623

    El colombiano es como cualquier otro pais no somos ni los mejores ni los peores,en francia se dice que todos los paises con buen sol adoran las fiestas y vivir de vacaciones,pero si bien falta corregir y poner màs diciplina,eso tambien và para los empresarios explotadores,aquellos que tienen empleados sin proteccion social y lo digo por un familiar que trabaja 7/7 en una agencia desde las 7am a las 22 sin seguro y menos aun cotizacion jubilacion,quien no pierde el ànimo con un trabajo semejante,Colombia no progresa por que los 4 ricos que hay tienen todo abarcado, y no le dan oportunidad a nadie de ni siquiera un consejo para iniciarse en ningun negocio,por eso no hay progreso,aunque hay algunas cuantas verdades en algunas cosas sobre el estudio es a todos a colaborar.

  11. Es muy diciente este escrito y yo q manejo personal diariamente veo como la frustración hace parte del diario vivir. En esto también debemos sumar al empresariado q mata de ciento cualquier alternativa de crecimiento personal si no genera ganancias para su propio beneficio

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar