Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Giovanni Acevedo, escritor bogotano, columnista de opinión, asesor en asuntos políticos.

Giovanni Acevedo, escritor bogotano, columnista de opinión, asesor en asuntos políticos.

Es normal, hoy en día, oír como los demás se quejan de la manera como los policías colombianos cumplen con sus responsabilidades y deberes que le pide la constitución, y les solicita la institución que tiene como función principal, proteger a los colombianos y hacer cumplir la ley. Policías abusivos, policías groseros, policías altaneros, torcidos, delincuentes y hasta politiqueros. El sentir de muchos colombianos es totalmente inverso, al que esperaría una institución que se dedica a cuidar y a mantener el bien estar de todos los colombianos.

La figura del agente de policía, del patrullero, del tipo que decidió utilizar por muchos años el uniforme verde que les ha hecho ganar el apodo de los “aguacates” y muchos otros que por desgracia no domino, siempre ha sido, y por lo conocido últimamente seguirá siendo, despreciada y rebajada, y denigrada día tras día. Es difícil que las personas entiendan que los hombres están para hacer el trabajo que muchos no estaríamos dispuestos a hacer, están para cuidar las calles, capturar delincuentes, perseguir ladronzuelos, buscar prófugos y destronar a los vendedores ambulantes que se adueñan de las calles, están para cumplir con lo que ordene la ley. En el fondo el policía es mucho más que el tipo gordinflón que vemos en alguna esquina todos los días, es sencillamente una de las piezas indispensables de una gran estructura que vive para cuidarnos en las ciudades, para ayudarnos cuando lo necesitemos, para acompañarnos cuando haya necesidad, para hacer que todo, día tras día, se desarrolle con normalidad, así estemos hablando de una normalidad extraña o de la normalidad en la que hemos aprendido a vivir.

Lo cierto, es que la figura de un agente de policía no representa ni respeto, ni seguridad, ni amabilidad, y mucho menos educación. Los ciudadanos no respetan a los policías, y no los respetan seguramente porque los policías no se hacen respetar, porque muchos policías usan el uniforme para todo, menos para servirle a la comunidad. ¡No son todos! Dirá alguien, y no se equivoca. No todos los policías pisotean sus responsabilidades, pero si son los suficientes como para que la institución que hoy en día dirige un hombre honesto, respetuoso y ordenado, tenga muy mala imagen en el imaginario de los colombianos.

A los colombianos no nos enseñan a respetar a la ley, ni a cumplir las normas, a los colombianos nos enseñan a hacerle conejo a todo lo que intente contener el orden y patrocinar la cordura ciudadana. Es muy triste que, además de decepcionante que después de tantos años los bogotanos usuarios de Transmilenio no hayan entendido la dinámica del servicio, no respeten sus normas y no convivan en armonía con los demás, ni con ellos mismos. Pero también es muy triste, que mientras algunos guaches con un brinco se meten arbitrariamente a las estaciones, los señores policías estén coqueteándole a cualquier jovencita, o juagando en sus celulares de ultima tecnología.

El gran problema de los policías colombianos es que son colombianos, y eso hace que desde la fábrica, desde antes de ser policías, estén ya enseñados a no cumplir con sus deberes. Sabiendo esto, la solución a esta novela enredada que escriben los colombianos todos los días, es educar desde los primeros años de vida, a una nueva generación de colombianos comprometidos con el respeto, la cultura y la tranquilidad general. Así tendremos no solo mejores policías, sino mejores médicos, mejores taxistas, mejores ciclistas y conductores, mejores y más mejores ciudadanos.

Mientras el único mandamiento de la mayoría de colombianos sea, ser más vivo que los demás, este cuento seguirá siendo tan dramático como lo hemos vivido siempre.

 

Twitter: Acevedocol

Instagram: Acevedocol

Facebook: Giovanni Acevedo

Fan page: Giovanni Acevedo

(Visited 6.082 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Consultor en proyectos de innovación social y participación ciudadana. Impulsor de proyectos sociales en América Latina. Espacio público, urbanismo táctico, empoderamiento social. || Viajero frecuente

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¿Ciudadanos inteligentes?

    Tal vez somos menos inteligentes. Usualmente, cuando la gente habla de ciudades inteligentes, sus cabezas los conectan directamente con el(...)

  • Opinión

    ¿Por qué?

      Me levanté de la cama y cepillé mis dientes inmediatamente, como siempre. Ese día no me bañé porque no(...)

  • Bogotá

    ¡Detestar a los vendedores ambulantes!

    Algunos urbanistas, políticos y ciudadanos del común dicen que la calle es de todos, y que como es de todos(...)

  • Opinión

    Las mujeres no necesitan sillas exclusivas

    ¿Sillas rojas en Transmilenio para evitar el acoso a las mujeres? Lo primero por transparentar es que el acoso al(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Nunca en tan poco tiempo los colombianos en el exterior habíamos visto(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

La vida del ciclista está llena de sube y baja, especialmente en(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El tipo iba bien hasta que generalizó a los colombianos, el problema es social y educativo, sino significa que el por ser colombiano es otro petardo.
    El problema de la Policía es que es una empresa de seguridad pública, con monopolio del estado, se debe generar una competencia como una Gendarmería de Colombia pero independiente que no dependa de Policía ni Ejercito, convirtiendo en una empresa que compita con La Policía en materia de seguridad ciudadana, sólo así se esforzaran por brindar un servicio de calidad y con mejoramiento continuo hacia los ciudadanos.

  2. El problema más grande que tiene la policia es q su director pareciera vivir en otro país q es aún más grave , de pronto un experto en seguridad que en colombia sobran seria una buena opción para dirigir esta institución , una reingenieria para la seguridad urgentisima , el aumento de homicidios en Bogotá prende las alarmas de la calidad del servicio de Policía que queremos …. OJO

  3. Completamente de acuerdo, de eso se trata todo, nuestra cultura de evasión a las normas, nuestra cultura de pasar por encima de los demás, todo el mundo se cree con derecho a todo solo porque yo soy yo y puedo pasar por donde se me de la gana, eso no pasa nada… con frases que ya pertenecen a nuestro vocabulario, ” a mi no me van guevonear” “sea vivo”… Que triste hasta que no seamos consientes de esto no va a haber policia que nos controle, y pero aún quien controle a esa policia….

  4. alejandro039

    Desde tiempos remotos se presenta este inconveniente,empecemos con los políticos,no respetan a los policias,pero influyen para que conocidos ingresen a la institución. Seguimos con los ricos,amenazan y se creen los dueños del pais y dueños de los políticos.,siguen los periodistas,amenazan,intimidan,dañan la reputación de quien no acceda a sus pretensiones.,continuamos con los jueces,son considerados seres a quienes pueden manejar los ricos,pero que cuando cae en sus manos un uniformado lo toman como trofeo al mandarlos a la cárcel y mas si profesan la izquierda,pues consideran que la cullpa de la existencia de los ricos es culpa de los policias .Sigamos el ejemplo de las altas cortes ,hacen lo que deseen ellos y sus hijos en las calles y este comportamiento lo copian el sin numero de escoltas y escoltados,no existen normas de transito,espacio publico,semáforos que respeten,menos a los desprevenidos ciudadanos.lo invito a que se tome el tiempo y analice,profundice y divulgue,porque somos así.

  5. orlandotinoco0826

    Necesitamos una policía más vinculada con la solución de los problemas cotidianos de los ciudadanos y que los comandantes se acuerden que no son deliberantes para proponer cosas contra el derecho y, además cuando se refieran a la subversión utilicen un lenguaje acorde con el proceso que se adelanta en la Habana para alcanzar la paz; claro que esta última crítica es más que todo para los comandantes del ejército, quienes son muy dados a imitar el mal ejemplo de su segundo jefe, me refiero al ministro de defensa, deberían seguir el ejemplo de su máximo jefe, que es presidente Santos.

  6. blanca.ortegonzambrano

    Muy acertado, pocas veces leeemos un escrito tan corto, con tanta profundidad y sentido común. Este es realmente el problema de nuestra Colombia. Cuantas veces en los colegios publicos y privados, da mejor resultado para los alumnos saltarse una norma en compañia de profesores y directivas que cumplirla y aceptar o tomar responsabilidad por las consecuencias que esta traiga?.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar