Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
e55c8cf0-5d17-4feb-ad80-582f5eb762c2

Tal vez somos menos inteligentes.

Usualmente, cuando la gente habla de ciudades inteligentes, sus cabezas los conectan directamente con el desarrollo tecnológico; con los servicios digitales, con las autopistas rápidas, los sistemas masivos de transporte modernos, los robots, las apps que facilitan la vida cotidiana o las energías verdes. Y no están del todo equivocados. El marketing nos ha venido “educando” en el consumo de productos inteligentes como respuesta al desarrollo avanzado de tecnología al alcance de casi todos, de los que tienen como pagarla. Entonces no es extraño encontrar lavadoras, celulares, televisores, neveras, relojes, tenis, cafeteras inteligentes y hasta comida inteligente.

En resumen, la propuesta de estos productos es que nos ayudan a pensar menos, lo que para algunos significa ganar tiempo y para otros atontarnos, como que nos ayudan a ser cada vez un poco más inútiles. El celular ahora es tu agenda, tu enfermera, tu asistente de compras. Tus tenis cuentan tus pasos y te ayudan a mantener una “vida sana”. Tu refrigerador te avisa cuando se te está acabado la leche y muchos automóviles ya pueden estacionarse solos (aunque este no sea el objetivo de los automóviles inteligentes). Todos estos avances sin duda mejoran la calidad de vida de algunos, agilizan procesos, impulsan el desarrollo económico, salvan vidas, mejoran la productividad agrícola, conectan personas, pero ¿nos hacen mejores personas? Puede que no nos hagan peores, pero ¿nos ayudan a ser mejores humanos? ¿nos ayudan a ser personas inteligentes?

Los siguientes 50 años traen enormes desafíos para las grandes ciudades, pero, sobre todo, para las ciudades emergentes. ¿Para qué nos debemos preparar? En el 2050 por ejemplo, las ciudades estarán super pobladas. En el 2030 consumiremos el 40% más de agua en las ciudades. La calidad de los alimentos agrícolas cada vez es más baja por el tiempo que deben soportar de transporte. Los índices de criminalidad, riñas entre ciudadanos y niveles de estrés aumentan conforme pasan los años.

Entonces ¿la inteligencia artificial comprada a cuotas en los almacenes de cadena nos ayudará a darle soluciones a estos problemas?

La respuesta es no.

 

Giovanni Acevedo

(Visited 1.006 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Consultor en proyectos de innovación social y participación ciudadana. Impulsor de proyectos sociales en América Latina. Espacio público, urbanismo táctico, empoderamiento social. || Viajero frecuente

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Uribismo, la decaída del gamonal

    La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo que quiero decir; la primera como un ciudadano(...)

  • Opinión

    Discriminación

    ¿Nos educan para convivir con las diferencias? Hace unos días iba en el carro con dos amigos hablando sobre(...)

  • Bogotá

    ¿Ciudadanos inteligentes?

    Tal vez somos menos inteligentes. Usualmente, cuando la gente habla de ciudades inteligentes, sus cabezas los conectan directamente con(...)

  • Opinión

    ¿Por qué?

      Me levanté de la cama y cepillé mis dientes inmediatamente, como siempre. Ese día no me bañé porque(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar