Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
fff

Hace unos días caminaba por la ciudad y a pesar del solazo que había hecho horas antes, comenzó a caer un chaparrón. En eso, escucho a una señora que tratando de refugiarse de aquella lluvia torrencial, inesperadamente comenta (incluso casi molesta): “¿Qué le ocurre a este clima? ¡Está completamente loco!”.

Para ser sincera, no es la primera vez que escucho o leo esa frase. En internet hay muchas imágenes alusivas al tema e inclusive algunos medios de comunicación a nivel mundial, culpan al mismo planeta del cambio climático que vivimos actualmente. Quien niegue el cambio climático, la contaminación o la pérdida masiva de biodiversidad es porque no tiene ni idea de lo que realmente está pasando -o tal vez no lo quiere ver así-.

Hace tiempo leí una frase que, aunque correspondía a otro tema, creo que queda acorde a este desafío socio-ambiental que estamos viviendo actualmente: “la gente no parece darse cuenta de que no es como si estuviésemos en el Titanic y tuviéramos que evitar el iceberg, pues ya hemos chocado con el iceberg, el agua está entrando en el barco; pero hay gente que sencillamente no quiere abandonar la sala de baile y otros no quieren abandonar el bufet”.

¿Es acaso nuestra ingenuidad tan grande como para creer que estos cambios se deben a transformaciones naturales del planeta?, o es que ¿estamos tan envueltos en nuestro propio egoísmo que no podemos ver un poco más allá de lo aparente?. La naturaleza cortoplacista del ser humano nos ha llevado a graves problemas globales, sin embargo, esta condición puede y debe cambiar.

Es nuestra oportunidad. No quedan muchas ya. La pasada COP-20 nos demostró que podemos quedar colgando en un hilo de inestabilidad planetaria muy alarmante si no conseguimos consensos, diálogos o negociaciones “humanas”, más que económicas o políticas. El trabajo es arduo para todo este año, sin embargo y a pesar de todo, sigo teniendo fe y confianza, no en los países como tal, sino en su gente.

Este nuevo año que estamos iniciando, es uno de los mejores momentos que tendremos en este nuevo período de esta historia abreviada del universo, para reflexionar y actuar conscientemente: solucionar el problema, no ser parte de él. Está en nuestras manos solamente. Achacar el problema a otros países, o tender la solución en líderes políticos, económicos o ambientalistas es completamente “extremo” y no tiene ninguna base a estas alturas del partido.

Invito a cada uno de nosotros a poner un granito de arena y convertirnos en entes de acción, en protagonistas de cambios. Nuestro planeta no necesita excusas, necesita propósitos y estos últimos deben basarse en transformaciones  que permitan inducir pequeñas, medianas y grandes innovaciones. En la medida que nosotros vamos cambiando, vamos también cambiando al mundo.

Si no adoptamos las decisiones difíciles, el planeta lo hará por nosotros…

(Visited 108 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Licenciada en Estudios Ambientales. Amante de la naturaleza. Trabajando por un mundo adaptado al cambio climático.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde el inicio de la campaña electoral en Estados Unidos, Donald(...)

2

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar