Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Los desastres antrópicos -ocurridos por las actividades humanas-, no son independientes de la crisis ambiental que estamos presenciando en la actualidad. De hecho, son una muestra de nuestra obvia desconexión con el entorno, con los ecosistemas y con los recursos naturales.

La frecuencia y magnitud de estos desastres que se están generando en el mundo, cada vez es más preocupante. De acuerdo al BID (2016), durante las décadas de 1960 y 1970, ocurrieron menos de 20 desastres, mientras que durante los años 2000, el promedio aumentó a 50 desastres por año. A medida que estos desastres se van generando, la vulnerabilidad en los sistemas socio-ecológicos es más evidente. Este proceso hace que las estrategias de gestión del riesgo sean cada vez más costosas.

Adaptación, la clave contra los riesgos

Aunque aún no se ha confirmado el vínculo científico entre el cambio climático y el aumento de los desastres, es cierto que las temperaturas van en aumento cada vez más, provocando que el impacto asociado a los desastres climáticos sea cada vez mayor en frecuencia y magnitud.

El cambio climático hace que las hipótesis relativas a la frecuencia y gravedad de las amenazas climáticas derivadas de la experiencia histórica dejen de ser una base fiable para la evaluación de riesgos a corto plazo. Si bien es cierto que la conciencia acerca de los riesgos climáticos ha aumentado notablemente, todavía a menudo las instituciones nacionales no están lo suficientemente preparadas para responder y prevenir los riesgos asociados a las nuevas y múltiples amenazas que afectan a distintos sectores. Esto se suma a una falta de claridad sobre mandatos y distribución del trabajo entre los distintos organismos y departamentos que se reparten las responsabilidades de la gestión de los riesgos de desastre.

El impacto que las amenazas climáticas, como sequías, inundaciones, ciclones, la subida del nivel del mar o las temperaturas extremas, ejercen sobre el desarrollo socioeconómico de una sociedad es enorme. Nos encontramos en un momento de cambio en la frecuencia, magnitud y duración de los fenómenos climáticos adversos. Por otra parte, ya está plenamente aceptada la idea de que las iniciativas orientadas a hacer frente a las condiciones climáticas que perjudican el desarrollo humano deben enmarcarse en una visión de desarrollo a largo plazo (PNUD, 2010).

 “Yo puedo permanecer en este ecosistema en la medida en que yo y las actividades que yo llevo a cabo, nos convirtamos en recursos y servicios para el ecosistemas, no viceversa”, Gustavo Wilches-Chaux

Desarrollo resiliente y bajo en carbono

Cuando hablamos de adaptación, nos referimos a prevención en el territorio. Decirlo suena fácil, sin embargo hacer que esta relación sea efectiva en temas económicos, sociales, culturales, ambientales y políticos, es el desafío mayor.

El apoyo financiero que reciben los gobiernos del mundo a través de fondos monetarios internacional, ayuda a establecer metas y acciones nacionales que favorezcan la promoción de un desarrollo resiliente y bajo en carbono, permitiendo implementar transformaciones eficaces a través de cambios regulatorios y reformas institucionales.

Un aumento de 1.5 grados en la temperatura media mundial, representa un riesgo directo e indirecto para los países del mundo. En las situaciones de emergencia, los grupos más vulnerables (los pobres, los ancianos, las mujeres y los niños) son los que más sufren de hambre y privaciones. La gestión de riesgos de desastres desempeñará una función cada vez mayor en la intervención respecto a los efectos del cambio climático en la seguridad alimentaria, seguridad hídrica, educación y otros factores que impactan directamente sobre el territorio.

La dinámica que representa el cambio climático, los riesgos y el desarrollo sostenible se puede resumir en este gráfico elaborado por el IPCC (Panel Intergubernamental DE Expertos sobre Cambio Climático), el cual demuestra cuáles son los riesgos asociados al cambio climático con una visión coherente a corto, medio y largo plazo.

De acuerdo a Xacata (2010), los dos termómetros que enmarcan las barras nos sirven de marco de referencia con respecto a la media de temperaturas de la época pre-industrial (el de la derecha) y a la media entre los años 1986-2005 (el de la izquierda). Luego están el conjunto de riesgos que está dividido en cinco grandes bloques: los riesgos para sistemas únicos y amenazados (los riesgos para ecosistemas privilegiados como los arrecifes de coral, los glaciares o lugares con una gran biodiversidad), los riesgos asociados a fenómenos meteorológicos extremos (todo aquello relacionado con olas de calor, incendios, riadas o inundaciones), los riesgos asociados con la distribución de los impactos (es decir, los riesgos con alcance reducido teniendo en cuenta factores geográficos, socioeconómicos y de otro tipo), los riesgos globales (a diferencia del anterior, se refiere a los riesgos con alcance global) y, por último, los riesgos asociados a acontecimientos a gran escala (que se refiere a los posibles puntos de inflexión o de no retorno en el proceso del cambio climático).

riesgos asociados al cambio climatico ipcc

Referencias consultadas:

-BID (2016). Gestión de riesgos de desastres. Banco Interamericano de Desarrollo. Recopilado de: http://www.iadb.org/es/oficina-de-evaluacion-y-supervision/cambio-climatico-y-la-gestion-de-riesgo-de-desastres,18289.html

-PNUD (2010). Gestión del riesgo climático. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Recopilado de: file:///C:/Users/maria.rinaudo/Downloads/Reduccion-Gestion%20del%20Riesgo%20Climatico.pdf

-Xacata (2010). El gráfico que reúne todos los riesgos del cambio climático. Recopilado de: https://www.xataka.com/ecologia-y-naturaleza/el-grafico-que-reune-todos-los-riesgos-del-cambio-climatico

(Visited 813 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Maria Eugenia Rinaudo MannucciLicenciada en Estudios Ambientales. Amante de la naturaleza. Trabajando por un mundo adaptado al cambio climático.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar