Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog


Lo que más enfurece al río Cauca es que lo llamen Bredunco. En su columna de El Espectador, el pasado domingo (27 de mayo de 2018), Héctor Abad Faciolince hizo un recuento histórico a propósito del río Cauca, cuyo caudal se está represando a la altura de Ituango en lo que será la famosa presa y que por poco estuvo de fracturarse a riesgo de arrasar un corregimiento de Puerto Valdivia y sumergir a varios pueblos río abajo. Abad ha vuelto a llamar al Cauca con el mote de Bredunco porque, según él, “era el nombre que los indígenas de la región le daban al río Cauca”.

Yo también acudí a esa etimología prehispánica en un artículo mío de hace once años en El Colombiano (25 de marzo de 2007).

La plana quiso corregirla el historiador Luis Horacio López en el Boletín Cultural y Bibliográfico (vol. XLVII, núm. 84, año 2013, pp. 117-152). Pues, después de una rigurosa investigación, este historiador aclaró que el nombre de Bredunco no era sino una invención poética de León de Greiff. “Ese río no existe”, le dijo de Greiff a Alfonso Fuenmayor, “porque ese río lo inventé yo”. (crf. Alfonso Fuenmayor, “A propósito del maestro León”, en Revista Huellas. Textos de y sobre Alfonso Fuenmayor, núms. 63-66.). Fray Pedro Simón, según Luis Horacio López, mencionó el nombre de Bredunco para referirse a un puente de guadas extendido por los indígenas sobre el Cauca, pero no propiamente al río. Pedro Cieza de León, quizás el primer cronista de Indias en explorar aquella geografía endiabalada, llamó al Cauca como Río de Santa Marta. Y así, por lo pronto, la etimología de “Cauca” sigue quedando en el misterio.

Pero Héctor Abad ha encontrado, en Geografía general y compendio histórico de la geografía de Antioquia en Colombia (Imprenta de Victor Goupy y Jordan, París, 1885, p. 14) de Manuel Uribe Ángel, la noticia de que efectivamente el Cauca en otro tiempo se llamó Bredundo (al menos en su paso por Antioquia), según lo prueban documentos hallados en el cabildo de Santa Fe de Antioquia. Por otra parte, el río Atrato se llamaba Nive. La etimología de Atrato quizás sea más fácil de adivinar si se piensa que, durante mucho tiempo, estuvo prohibido comerciar o tratar por ese río; luego de ahí A-trato.

Dicho esto, los versos del vikingo antioqueño siguen siendo bastante sonoros, sobre todo para quienes siempre están deseando la destrucción y desconocen el eterno fluir de Heráclito:

Yo rio
De tus cóleras inútiles, oh Río,
Oh tú, Bredunco, oh Cauca, de fragoroso
Peregrinar por chorreras y rocales
-atormentado, indómito y bravío – y
de perezas infinitesimales
en los remansos de absintias aguas quietas, y de lento girar en
espirales,
y de cauce limoso!
Oh Cauca, oh Cauca Río!

 .

(Visited 458 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: sebastian.pineda@iberopuebla.mx Twitter: @motivodepineda Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

(La siguiente columna -breve sinopsis del caso Luis Andrés Colmenares- fue(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No me meto con el Bredunco. Pero, como habló de la etimología del Cauca, le informo por lo menos la razón de ser de su nombre, pues la busqué por años: la localidad y región española de Coca (Segovia) se llamó Cauca en la forma clásica y, para ir más lejos, el actual gentilicio, que no olvida su origen, es “caucense”.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar