Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Juan Manuel Correal. Cuando quieras hacer reír a Dios, cuéntale tus planes.

Juan Manuel Correal. Cuando quieras hacer reír a Dios, cuéntale tus planes.

 

¿Cuántas veces te ha pasado que tras una emoción o circunstancia surge una idea, un plan, un negocio, un proyecto de vida, una necesidad de cambio, una decisión, un viaje, un romance, un hijo, una familia?

 

¿Te has detenido a pensar si lo que estás haciendo y lo que estás planeando es lo que Dios, el universo o esa fuerza infinita quiere para tu vida?

 

Si de verdad crees que el norte es al frente y el sur es atrás, ¿por qué tomas camino por la izquierda?

 

Seguro porque se ve más despejado y el paisaje está bonito. Y como te gusta, no preguntas si esa es la vía correcta para llegar a tu destino, porque hay algo que no te permite abrir a tiempo el mapa o la bitácora de vuelo; es el orgullo y la terquedad. (son primas hermanas).

Todo esto para definir que nacimos para vivir en un laberinto de oportunidades y tenemos tantos caminos como opciones para llegar a nuestro destino. ¿Cual destino? ¿El éxito, el triunfo, el reconocimiento, la fortuna, el placer, el poder, la familia ideal?

 

Si te imaginas que la vida es un pasatiempo lleno de juegos para descifrar, piensa en que no importa cuántas equivocaciones puedas tener para resolver cada uno de ellos. Al final tendrás la certeza de que las respuestas están en la última página del libro de la vida.

¿Por qué no preguntar la dirección al camino correcto?

¿No es acaso esto lo más inteligente, prudente, sabio, elemental o primera línea del sentido común?

 

Ahora la pregunta sería: ¿Que nos preguntamos?

 

¿A dónde quiero ir?

¿Quién está allá?

¿Dónde queda ese lugar?

¿Cuánto tiempo demoro en llegar?

¿Por qué quiero ir?

¿Qué hay allá que me pueda servir?

¿Qué otras opciones tengo?

¿Qué riesgos hay en el camino?

¿Cuáles son mis recursos para hacerlo?

 

¿No será que por un momento seremos capaces de NO tomar una decisión para dejar a Dios ser Dios en nuestra vida?

¿No será a que a Dios no le interesa eso que estás pensando que es la solución de tu vida?

Porque si hace parte de su plan, verás que fluye para que se realice. Así funciona.

 

Si hacemos cuentas, crecimos con una serie de creencias impuestas por la tradición social y nos dictaron una cantidad de condiciones imperativas para ser felices. Entonces de niños nos dijeron:

 

Debes obedecer

Debes estudiar

Debes ser mejor que los demás

Debes graduarte con honores

Debes estudiar para ser profesional

Debes comprar tu auto nuevo

Debes viajar por el mundo

Debes casarte y tener familia

Debes tener casa propia

Debes tener títulos

Debes triunfar

Debes cuidarte de los demás

Debes asegurar tu futuro

Debes irte

Debes quedarte

 

¿Cuándo nos dijeron: “Debes ser Feliz”? Con lo mucho, poco o nada que tengas, debes ser feliz. Nunca nos enseñaron que la felicidad es una opción; que no debería depender de nada ni de nadie.

 

Que una persona puede ser feliz por el solo hecho de vivir y respirar por el tiempo que dure de paso por esta vida.

 

Son creencias que gobierna la sociedad para la satisfacción colectiva del ego y nuestra inocente etapa infantil nos contaminan con tanta información que se aleja de lo simple, de lo elemental, de lo básico.

 

Es muy probable que quien lea esta reflexión sea una persona muy preparada con títulos y rótulos sociales y profesionales muy elevados.

 

Aun así, debo advertir que estas líneas no son tan estructuradas.

Simplemente surgen de una humilde filosofía de vida basada en una experiencia personal.

 

Pero si decides guardar por un rato tus conocimientos y abrirle la puerta de salida al niño o niña que hay dentro de tu corazón, y que te pide a gritos dejarle salir a gritar, reír, correr y gozar, te invito a que te sueltes la corbata, te retires la pashmina, te quites los zapatos y dejes volar la imaginación sana y pura de ese infante que hay dentro de esa persona tan importante.

 

Claro. Yo comprendo que el ser humano está programado por el ego para conseguir aprobaciones de sus actos. Que también le gusta los reconocimientos y le teme a los errores.

Entonces nuestro mundo se llenó de asesores, de psicólogos, de guías espirituales, o ahora último, de coaches motivacionales que, en resumen, te recuerdan que el poder está en ti.

 

Solo quiero aportar algo que pueda sumarse a todas las ayudas que estás buscando para salir del fango en el que te metiste, o para tomar una decisión importante.

 

Sí. El poder está en ti. Eso es cierto. Está adentro, no afuera.

Entonces no lo busques afuera en otra persona. Búscalo en lo más profundo de tu ser.

Es el poder que tienes para discernir, para analizar, para pensar, para sentir, para perdonar, para no juzgar, para aceptar cambios sin temores, para vencer los miedos, para iluminar tu vida, para proyectar nuevos ideales, para soltar ataduras del pasado, para creer en ti, para quererte más y valorarte, para vivir y actuar desde el amor. Para tomar decisiones que tu vida necesita.

 

Tú tienes todo ese poder, porque tienes a Dios en tu corazón.  

Entonces antes de preguntarle a alguien que seguramente tampoco tiene su vida perfecta, pregúntale a tu corazón; pregúntale a Dios y consúltale tus planes.

Estoy seguro que te mostrará el camino y te dará la respuesta.

Quizás no sea la que estás esperando, ni la que tu ego quiere. Pero con toda seguridad, será la que tú necesitas.

Recuerda que, desde el amor, Dios se ríe de nuestros planes, porque muchas veces Él tiene otros para nosotros.

 

Hakuna Matata

@juanpapuchis

 

 

(Visited 2.092 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Publicista y Comunicador, con mas de 25 años de experiencia en los medios de comunicación, televisión y radio. Periodista y Autor de los libros “Sonríe, Todo Está Bien (2013)” , “La Escalera al Cielo (2014)” y “ Las Puertas están abiertas (2018)”. Conferencista motivacional Colombiano, experto en Felicidad personal y laboral, Productividad sin estrés y psicología positiva. Con su testimonio y experiencia de vida, a través de sus libros, conferencias, seminarios y talleres, Juan Manuel Correal, expone su teoría HAKUNA MATATA, que consiste en aprender a vivir desde lo simple, con lo mucho o poco que tengamos, alcanzando el éxito sin sacrificar la felicidad, recuperando la Actitud, Fé y Alegría, como herramientas de vida. “En la vida ocurren cambios inesperados que desatan nuestros miedos alterando nuestro estado de equilibrio y llevándonos a la frustración, la desesperación y la angustia provocando un caos depresivo que opaca nuestros sueños. La Solución está en ti: Actitud, Fe y Alegría como herramientas de empoderamiento para superar las adversidades y convertir las tragedias en anécdotas y las amenazas en oportunidades. Así superé un derrame cerebral y volví a nacer para ser feliz desde lo simple”

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Alberto Gamero es uno de los mejores entrenadores de la liga,(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar