Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando sepamos lo que sirve servir, serviremos para servir.

Bendigo el día en que encontré la diferencia entre trabajar y servir.

Ese día cambié mi perspectiva acerca de nuestro desempeño diario llamado trabajo.

Todo comenzó preguntándome una madrugada, de camino al aeropuerto para tomar un avión rumbo a dictar una conferencia, si eso de levantarme aún de noche, de escribir en los aviones, de dormir en hoteles y comer solo, era parte de mi trabajo.

La repuesta se hizo visible cuando cerré los ojos, visualice mis rutinas y me vi sonriendo mientras repasaba cada evento cotidiano.

Así comprendí que disfrutaba lo que hacía. Y que eso que hacía, era mi trabajo.

Es que no puede costarnos trabajo nuestro trabajo.

Revisa bien, si esto ocurre es muy probablemente no estés haciendo lo que te gusta, sino lo que te toca.

Si una persona sonríe mientras te sirve, esa persona está disfrutando lo que hace… O trabaja en Disney donde es requisito sonreír.

Hoy, honro en estas líneas a quienes nos sirven, a esas persona cuyo oficio para ganar su sustento es servir a los demás sin recibir siquiera nuestra gratitud por la indiferencia en la que vivimos, quizás por vivir inconscientes por el mundo y estar muy ocupados teniendo éxito.

Honro al mesero que nos sirve con una sonrisa unos exquisitos platos que quizás nunca habrá probado.

Honro a la empleada doméstica que organiza el desorden en nuestra casa y en silencio observa nuestros derroches.

Honro a la enfermera que sufre con nuestro ser querido procurando sacarlo adelante cuando, seguramente, su madre también está enferma.

Honro a la señora que cuida a nuestros abuelos con ternura y paciencia y vuelve a casa a atender a sus hijos.

Honro al portero del edifico y al vigilante de nuestros sueños seguros que poco duerme.

Honro al maestro que corrige a nuestros hijos para  complementar su formación.

Honro las mujeres de servicios generales que limpian los baños para que los encontremos agradables.

Honro a quien me sirve para que yo sirva.

Sirviendo a los demás se alimenta el espíritu y se llena nuestra alma con la gratitud y la sonrisa de aquellos beneficiados por nuestra entrega y nuestro tiempo».

Se sirve sin condiciones, sin expectativas y, lo mas importante, sin esperar nada a cambio; ni siquiera el reconocimiento, dado que servir con humildad y en silencio es de grandes, y al hacerlo de manera individual se hace más valioso el acto.

Recordemos que esta acción tan poderosa para la trascendencia del alma debe ser entre tú y Dios, no entre tú y los demás.

A través de la meditación, la oración, la contemplación y el silencio nos comunicamos con Dios, pero es solamente a través del servicio a los demás que el espíritu regresa a su esencia en el amor y es ahí cuando experimentamos verdaderamente a Dios en nuestro corazón.

Servir es compartir. Compartir conocimientos, sabiduría, experiencias, aprendizajes para evitar a otros la caída o la elección de un camino equivocado que nosotros ya vivimos o, que simplemente, sabemos que existe.

Servir es dar la mano al oprimido, ofrecer un apoyo al débil y dar una mano al caído.

Servir es sonreír al triste, consolar a quien sufre dolor, y dar una voz de aliento a quien ha perdido la esperanza.

Servir es compartir la experiencia de fe y recordar a quien se siente perdido que Dios existe en su interior y es Él quien repara todo si le permitimos actuar con su amor abriendo las puertas del corazón.

Servir es dar, con una sonrisa, afecto, cariño, comprensión, buen trato y amor.

Dedicar tiempo para hacer sentir mejor a una persona ofreciendo una solución temporal o transitoria.

Servir es compartir un plato, ofrecer un pan al hambriento, acompañar al enfermo, escuchar al confundido o abrigar del frío a quien sufre.

Para servir de verdad no existen condiciones y no se repara en el pasado de la persona, ni se culpan sus actos revisando las causas de su condición.

Servir es, simplemente, la mayor satisfacción que le puedes dar a tu corazón.

Y es justo en ese instante cuando comprendemos que la diferencia entre trabajar y servir está en que quien sirve espera como recompensa una sonrisa y luego recuerda que tiene un cheque por reclamar. Mientras quien simplemente trabaja sin sentir que está sirviendo, solo deposita sus expectativas en el día del pago de su salario.

Realiza tu trabajo honrando tu tiempo de preparación y el desarrollo de tus talentos y habilidades.

Has que tu obra sea servir a través de tu trabajo y ganarás inmensas provisiones de salud, prosperidad y abundancia de amor.

A la ley de la compensación le encanta registrar la gratitud de aquellos que reciben nuestros servicios y le cuenta en secreto a Dios acerca de nuestros actos de nobleza.

Que cuando pregunten por ti en unos años, la gente responda: «Ese si sirve»

Nuestro legado no es dejar una herencia. Nuestro legado es dejar huella con nuestro paso por la humanidad; y en ese caso, la sandalia que más marca el camino, es la que llevamos para servir.

Deja de llamarle sacrificio a lo que ofreces; sirve sin expectativas y déjate sorprender por la vida.

«El que no sirve para servir, no sirve para vivir». Madre Teresa

Hakuna Matata !

Twitter: @juanpapuchis     www.papuchis.com

(Visited 1.421 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Publicista y Comunicador, con mas de 25 años de experiencia en los medios de comunicación, televisión y radio. Periodista y Autor de los libros “Sonríe, Todo Está Bien (2013)” , “La Escalera al Cielo (2014)” y “ Las Puertas están abiertas (2018)”. Conferencista motivacional Colombiano, experto en Felicidad personal y laboral, Productividad sin estrés y psicología positiva. Con su testimonio y experiencia de vida, a través de sus libros, conferencias, seminarios y talleres, Juan Manuel Correal, expone su teoría HAKUNA MATATA, que consiste en aprender a vivir desde lo simple, con lo mucho o poco que tengamos, alcanzando el éxito sin sacrificar la felicidad, recuperando la Actitud, Fé y Alegría, como herramientas de vida. “En la vida ocurren cambios inesperados que desatan nuestros miedos alterando nuestro estado de equilibrio y llevándonos a la frustración, la desesperación y la angustia provocando un caos depresivo que opaca nuestros sueños. La Solución está en ti: Actitud, Fe y Alegría como herramientas de empoderamiento para superar las adversidades y convertir las tragedias en anécdotas y las amenazas en oportunidades. Así superé un derrame cerebral y volví a nacer para ser feliz desde lo simple”

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Voltea aquí a la derecha”, le dijo Marcela, llegando a Cajicá.(...)

2

Estos 3 vehículos aún son demandados por un grupo importante de(...)

3

Todo parecía indicar que se trataba de un joven prometedor. Jaime(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar