Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Historias de un Cangrejo

A las mujeres no les gustan los hombres buenos, prefieren rehabilitar gamines

Por CangrejoPerez el diciembre 7, 2011 9:00 am

Si algo he aprendido en esta vida es a entender que a las mujeres no les gustan los tipos que son niños buenos ellas prefieren un poco más de trabajo a la hora del amor, los niños buenos las aburren y los ‘niños malos’ las divierten.

Espero que este artículo no se preste para malentendidos, no quiero ir en contra de la razón humana. Bueno, mentiras, siempre voy en contra de la razón humana, porque al fin y al cabo así es como nos comportamos en cuestiones del amor.

Saliendo con el ‘niño bueno’

He visto cientos de casos en los cuales una mujer comienza a salir con un hombre y al poco tiempo ya anda aburrida, inexplicablemente aburrida, porque según los lineamientos que han aprendido de sus madres, abuelas y tías: un hombre trabajador, serio, responsable, que no sea ‘toma trago’ y mucho menos perro es el partido perfecto para cualquier damisela que esté en búsqueda del galán para casarse.

Pero, ¿por qué se aburren?, muy fácil, porque a ellas como a nosotros los hombres nos aburren los cuentos que no tienen drama, las historias de amor fáciles y eternamente felices; y, a ellas las aburren mucho más los tipos que no tienen nada más que ofrecerles que tranquilidad y estabilidad, aunque no lo crean: ¡es cierto!

Las mujeres comienzan a conocer a un tipo caballeroso que las recoge, les abre la puerta del carro, las lleva a cenar, les paga la cuenta y las vuelve a dejar en la casa. Cuando llegan se sienten felices de conocer a un tipo con tantas cualidades en pleno siglo XXI, y aunque están matadas con tantas atenciones, a largo plazo esto comienza a aburrirlas, quién sabe por qué, pero al tiempo de estar saliendo con este tipos de galanes, comienzan a cansarse. De este ‘man’ ¡no se enamoran!

Y es que el ‘plan ñoño’ de estar saliendo todos los días a hacer lo mismo las aburre. Cena los jueves, cine los fines de semana y plan dominguero con la familia del novio comienza a hacer mella, y pronto terminan hastiadas de llevar una vida plana y sin emociones.

Saliendo con el ‘niño malo’

Ahora, si el tipo al que conocen es un patán que nunca las recoge, que siempre las hace esperar en el restaurante y que rara vez las llama, ¡de ése sí se enamoran!

Los hombres que no tienen esas cualidades de caballeros tienen una gran ventaja con las mujeres, y es que ellos siempre tendrán las riendas de la situación. Este tipo de ‘manes’ que saben que ellas los buscan, los esperan y atienden todas sus llamadas, tienen todo el perfil ganador con ellas.

Sí, desgraciadamente para las féminas así es, y aunque muchas de las que lean este blog dirán que yo también soy un patán por decir este tipo de cosas, en el fondo saben que es cierto; a poco ustedes (les estoy hablando a ellas) ¿nunca se han enamorado de un chico malo?, apuesto a que sí, y ése es el que las ha hecho sufrir, y es por el cual lloraron quién sabe cuántas noches, las hizo desvelar y hasta le ayudó a bajar algunos kilitos gracias a la ‘tusa’, y seguramente aún recuerdan con cierta frecuencia.

Tanto las mujeres como los hombres tenemos corazones masoquistas, nos gustan las situaciones difíciles, los amores imposibles, las montañas rusas de emociones; y es que andar por una carretera que siempre va recta, ¡aburre!

Por todo lo anterior, les dejo un consejo muy sabio, ¡no se enamoren! Dejen que la vida siga y no empeñen el corazón por 3 pesos; esto va para los hombres y las mujeres por igual, ¡eso del amor no es para personas inteligentes!

Ahora, si lo que quieren es enamorarse, háganlo de una persona que despierte desde sus más bellos sentimientos, hasta sus más bajos instintos. 

Calificar este artículo:

Vote aquí
Calificación
  • Una estrella
  • Dos estrellas
  • Tres estrellas
  • Cuatro estrellas
  • Cinco Estrellas
(0 votos)
1 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.

TrackBacks (0)

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: A las mujeres no les gustan los hombres buenos, prefieren rehabilitar gamines.

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.eltiempo.com/blogs/cgi-bin/mt-tb.cgi/30015