Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La fidelidad no existe

Por: CangrejoPerez

Los seres humanos andan enamorándose hace miles y miles de años, sin el amor no existiría la palabra fidelidad, porque simplemente esta es una consecuencia del amor, del mismo modo en sentido contrario. Bueno, si no entendieron nada de lo que acabo de decir entonces logré mi primer objetivo con este artículo que es ponerlos a pensar un poco acerca de si existe o no la fidelidad. En esta nueva entrega del blog intentaré explicar algunas de las teorías que traigo desde el fondo del mar acerca de la existencia de este término que nos jode tanto la vida.

Comencemos por definir qué es fidelidad

La fidelidad es ese estado de empendejamiento extremo en el cual un ser humano dedica de forma exclusiva su cuerpecito, atención mental y emocional a otro ser humano. – Cangrejo Pérez, Marzo de 2013.

La infidelidad es mucho más conocida 

Este es un término mucho más conocido por todos aquellos que en algún momento han lucido una gran cornamenta gracias a las andanzas de su pareja o ex pareja. La infidelidad es un término más común, pues son muchos más aquellos que la han tenido que padecer que aquellos que han vivido en un mar de felicidad y fidelidad eterna. Los cachos pululan, mientras que el “felices por siempre” cada vez es más escaso.

Después de definir estos dos términos esenciales para el desarrollo de este artículo, adentrémonos en las profundidades del tema. Vamos a ver cuatro teorías cangrejianas acerca de la fidelidad.

1. La fidelidad no es para las relaciones de pareja.

Ley Cangrejiana: La fidelidad es como la virginidad, la pusieron en el peor lugar del mundo, porque allí nadie la puede cuidar.

La fidelidad tal vez no se inventó para las relaciones de pareja, más bien se inventó para los equipos de sonido, a los cuales es fácil exigir ‘alta fidelidad’; porque si usted intenta exigir fidelidad a otro ser humano, posiblemente ni le entienda, y peor aún, si le exige ‘alta fidelidad’, lo más seguro es que salga corriendo. 

2. La fidelidad no existiría si no existiera esa vaina llamada ‘amor’

O mejor aún, la fidelidad es el invento más pendejo que seguramente ideó alguien que no quería que las historias de amor llegaran a un final feliz. La (in)fidelidad ha acabado con más relaciones en la historia que cualquier otra causa, de esta forma, si las personas no pensaran en fidelidad tampoco pensarían en infidelidad, si esa vaina no existiera todos seríamos más felices en este planeta. Pero como al ser humano le dan unos arranques y unas ganas incesantes de complicar todo, entonces es allí donde fallamos. Inventamos conceptos que en vez de mejorar la vida, la complican mucho más. 

3. La fidelidad existe pero está mal definida

Los seres humanos no entendieron bien cuál era la definición exacta del concepto. En el afán de tener una definición para todo y una explicación para cada tema, a algún personaje se le dio por definir la fidelidad con unos estándares de compromiso demasiado altos, sin pensar que posteriormente afectaría a toda la humanidad al poner la bandera tan alto que pocos o tal vez nadie alcanzaría a llegar.

4. La fidelidad existe, pero en un universo paralelo

Posiblemente estemos en una dimensión en la cual sabemos o creemos saber qué es fidelidad, pero nadie ha encontrado la forma de ponerla en práctica. Es muy probable que en un universo paralelo no existan los cachos, las sacadas de vuelta, los mozos, las mozas, los escondederos, y todo lo demás que hace parte de ese circo que monta la gente cuando es infiel. Lo más seguro es que ese universo jamás lo conoceremos, así que no hay caso, no escarbe mucho, porque en este universo no encontrará fidelidad.

Después de analizar estas teorías es claro que los seres humanos sabemos poco de fidelidad, si supiéramos algo de este tema, seguramente no habrían tantos divorcios y rompimientos. La fidelidad no está acabada de inventar, y posiblemente ni siquiera exista. Lo claro es que por encima de la fidelidad se encuentra el compromiso, que es mucho más importante en una relación. La falta de compromiso causa infidelidad y posteriormente causa sufrimiento. 

Las personas completamente fieles no existen, es pura alharaca y lora de aquellos personajes que la mojigatería no les da para más sino para mofarse de algo que no son. Porque si vamos a la definición extrema de fidelidad, uno no podría ver nunca a nadie con ojos de deseo y ni siquiera tener un sueño húmedo con su ex, ya que eso contaría como infidelidad, no pueden decir que no, los sueños son la expresión más real del subconsciente, o sea, en este caso son las ganas escondidas que usted aún le carga a su ex.

Por último, quiero hacer un llamado a todas las personas que están a punto de embarcarse o ya se embarcaron en una relación:

Si usted no es capaz de estar con una persona a la vez, entonces no busque una relación, mejor desahogue ese culiprontismo crónico que le aqueja y cuando ya se haya cansado de eso, entonces, y solo entonces, en ese momento, busque una relación.

Moraleja Cangrejiana: esta vez como moraleja les voy a dejar uno de los mandamientos cangrejianos.

Nadie nunca será el amor de su vida si estando con usted necesita estar al mismo tiempo con alguien más. 

Escribiendo desde lo más profundo del mar…

Cangrejo Pérez
En Twitter e Instagram - @CangrejoPerez



Artículos del Cangrejo:


 
Más artículos en: Historias de un Cangrejo

Publicado en: El Tiempo, Vida de hoy

0 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.