Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Con la infaltable y permanente colaboración de sus líderes políticos, algunos países de América Latina están librando una batalla tenaz por convertirse en repúblicas bananeras.
Es tan divertido el espectáculo que han creado en este empeño tales líderes, que ya alquilamos balcón.

En este privilegiado lugar haremos, con la colaboración suya, amigo lector, lo que el futuro nos está demandando que hagamos: concebir y escribir el ideario de la República Bananera auténtica. Es decir, un libro que rivalice en sabiduría y profundidad con El Príncipe, de Maquiavelo.

Con la colaboración de los lectores, repetimos, este blog se dedicará, en parte, a formar el singular ideario bananero.

Sabemos que los políticos dicen una cosa y luego hacen otra diferente. Pues bien: cada principio de este ideario se ha de formar juntando las dos cosas. El resultado será fascinante. Ya lo verán.

A modo de ejemplo, vamos a crear los dos primeros principios de ese ideario.

El ministro de justicia de uno de estos países calificó de ligeras las decisiones que la Corte Suprema de Justicia estaba tomando en relación con los congresistas que tenían el honor de formar parte de la llamada parapolítica.

De esta declaración derivamos una de las normas que ha de regir las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Judicial, en una República Bananera ideal. La norma es ésta:

“La Corte Suprema de Justicia no está facultada para aligerar las decisiones que deba tomar en relación con los Honorables Congresistas investigados por haber cometido delitos denominados parapolíticos. Debe, por el contrario, ceñirse al principio fundamental que dice que la Justicia Nacional puede seguir cojeando, pero ha de hacerlo de manera que, precisamente en casos como estos, nunca llegue”.

De la respuesta del presidente de la república del mismo país surgió la segunda norma, cuando un periodista lo interrogó sobre la declaración de su ministro. La norma es la siguiente:

“El Poder Ejecutivo garantizará en todo momento el respeto que se les debe las instituciones de la Justicia. Sin embargo, este deber no exime al gobierno de poder adelantar sobre ellas deliberaciones irrespetuosas”.

Continuará.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy quien soy. Mis amigos afirman lo mismo. Yo aun no estoy muy seguro de serlo. Media parte de mí es ingeniera industrial, la otra periodista, y entre las dos he existido. Admiro profundamente el humor judío, leo con gusto el de los ingleses y me divierten las comedias norteamericanas. Me encuentro a la salida de la segunda edad. Pero le mamo gallo a la vida tratando de distraerla y que así aplace indefinidamente mi ingreso a la tercera edad. Sin embargo, más bien soy pesimista al respecto.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar