Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog





Quiera Dios que las mujeres de Colombia estén tomando nota de las trascendentales cosas que en el campo contrario están ocurriendo.

 

Me referiré a una de ellas. A una de estas cosas, quiero decir.

 

Libramos los hombres una lucha titánica contra algo que consideramos indigno de nuestra condición, y son la estrechez de la monogamia y las privaciones de otras esclavitudes semejantes.

 

Hemos alcanzado victorias admirables en esta contienda. La última es la más admirable de todas. Consistió en que logramos (¡al fin!) que se aceptara que todos los hombres tenemos otro derecho fundamental. Se trata, oh, mujeres colombianas, del sagrado derecho a la infidelidad.

 

Un derecho que no inventamos nosotros. Y que tampoco heredamos de nuestro primer padre, pues la historia no nos informa si Adán, en sus ratos de ocio, tenía o no a la mano una manzana que no fuera la de Eva.

 

Es (¡quién iba a creerlo!) un derecho que le debemos a la naturaleza misma, y en buena medida a la ciencia actual.

 

La naturaleza obró en nosotros de este modo. Porque nuestra travesía matrimonial no fuese monótona, no olvidó poner en nuestro equipaje algo que en el hombre no podía ni puede dejar de faltar. Me refiero  al maravilloso gene de la infidelidad.

 

La ciencia buscó por su parte y durante mucho tiempo ese gene. Y al fin lo encontró, puesto que esculcó, no en las mujeres, sino en los hombres.

 

Dieron con él los científicos del Instituto Karolinska, de Estocolmo, Suecia.

 

Lo llaman Alelo 334. Y afirman ellos que el hombre es necesariamente infiel cuando este Alelo decide estimular a su materia gris. Todo lo cual viene a demostrar lo siguiente: que además del Alelo 334, los hombres infieles poseemos un cerebro superior.

 

Surgieron de inmediato las preguntas. Responderemos en seguida a las que llegaron a este interesante y científico blog.

 

Pregunta Alfredo, de Cali: don Buffo, quiero saber si estoy equipado o no con el Alelo 334. ¿Qué he de hacer?

 

Responde Buffo:

 

Algo muy fácil, amigo Alfredo. Basta con que se examine seriamente. Si encuentra que le ha sido infiel a su esposa o a su novia, esté seguro que posee el cerebro y el Alelo 344.

 

Si, por el contrario, halla que ha sido fiel, es porque carece, o de Alelo, o de cerebro. Y algo más: si en verdad vive en Cali, en donde hay tantas mujeres bonitas, y si frente a ellas insiste en seguir siendo fiel, es porque usted, definitivamente, ni posee Alelo, ni mucho menos cerebro.

 

++++++++

 

Liliana, de Bogotá: ¿tenemos las mujeres el Alelo 334?

 

Buffo contesta:

 

Sí lo tienen, querida Liliana. Sin embargo, ustedes las mujeres practican la fidelidad, no porque carezcan de cerebro, sino porque su Alelo 334, algo torpe, aun no lo ha podido encontrar.

 

++++++++++++

 

Patricia, de Medellín: Pronto me casaré. ¿Cree, don Buffo, que hago bien si le pido a mi novio un examen de Alelo 334?

 

Buffo:

 

Patricia: tenga en cuenta que lo importante antes del casamiento no es lo que usted le pida a su novio, sino lo que usted le dé. Y si ya se lo dio, y se lo dio con gusto y como el amor manda, puede estar segura que, así su novio tenga más de un alelo 334, él jamás se atreverá a usarlos, sino que, por el contrario, le va a ser fiel por toda la vida.

 

Amén.

(Visited 43 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy quien soy. Mis amigos afirman lo mismo. Yo aun no estoy muy seguro de serlo. Media parte de mí es ingeniera industrial, la otra periodista, y entre las dos he existido. Admiro profundamente el humor judío, leo con gusto el de los ingleses y me divierten las comedias norteamericanas. Me encuentro a la salida de la segunda edad. Pero le mamo gallo a la vida tratando de distraerla y que así aplace indefinidamente mi ingreso a la tercera edad. Sin embargo, más bien soy pesimista al respecto.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Definitivamente es muy chistoso que se hayan dedicado a buscar un gen de infidelidad en los hombres solamente. Si las mujeres son tan o mas infieles que los hombres!!! lo que pasa es que son muchos habiles para esconder las cosas por una parte y por otra, que los hombres que cometen infidelidades con ellas, por lo general no tienen interes en que nada se sepa, al contrario de las mujeres, que siempre tienen amenazado al amante con contarle a la esposa. Asi que deberian andar buscando el alelo 666 en las mujeres, que de seguro mostrara una vena de infidelidad aun mayor…!
    ——–

  2. Asi como la miel no se hizo para la jeta del burro, el buen humor tampoco se hizo para los cerebritos de los comentaritas anteriores: PORejemplo y de meidei. Estoy segura que no saben ni leer ni escribir. Una lectura inteligente capta de inmediato la ironía y el humor que hay en el texto y desde luego en la caricatura. “Porejemplo y meidei” son sólo degustadores de bazofia.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar