Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Después de Platón y Aristóteles todo es un plagio. Al menos eso hemos aprendido quienes fuimos alguna vez a un departamento de filosofía.
Esta idea encuentra su refutación en la filosofía misma. En el diálogo Timeo, Solón, uno de los siete sabios de Grecia es interpelado por un sabio egipcio:
¡Ay!, Solón, Solón,

¡los griegos seréis siempre niños!, ¡no existe el griego viejo! 
Al escuchar esto, Solón le preguntó: – ¿Por qué lo dices? 
– Todos, replicó aquél, tenéis almas de jóvenes, sin creencias antiguas transmitidas por una larga tradición y carecéis de conocimientos encanecidos por el tiempo.
queriendo significar que la originalidad es un espejismo del ego y que la historia de las ideas humanas y de su reproducción es tan antigua como la posibilidad del lenguaje hablado y escrito.
Una de las grandes revoluciones culturales y un lugar común obligado  cuando se habla de la evolución del pensamiento humano es la aparición de la imprenta.
Un mecanismo de reproducción en masa de  ideas escritas, que hasta ese momento habían permanecido como exclusividad del clero y sus escribas, quienes ostentaban el poder del conocimiento guardado en libros accesibles solo a unos pocos.
Copiar y masificar se convirtieron entonces en operaciones clave para uno de los momentos más importantes de la evolución del pensamiento.
En 1936 Walter Benjamin advertía en La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica que el arte había dejado de ser único y exclusivo, pues casi cualquier cosa era susceptible de ser reproducida.
La aparición de la fotografía, que sentó las bases para el cine, ya no encontraba sentido en la distinción entre original y copia, pues era un producto pensado para ser reproducido.
La llegada del arte pop es un nuevo momento en el culto a la copia y la distribución a gran escala : The Beatles y Warhol son los principales viralizadores de la corriente de lo popular, que busca llegar a las grandes masas y desafiar el estatus privilegiado del arte.
Cortar, copiar y pegar aparecen por primera vez como técnicas reconocidas del arte en el collage, o en la costumbre de sacar elementos de contexto para ponerlos en otro en el que resultaran irónicos o provocadores para el statu quo.
En tiempos de Internet cortar, copiar, pegar y distribuir a gran escala son operaciones que alcanzan una dimensión cultural nunca antes sospechada.
El mecanismo para hacerlo se ha refinado tanto como se ha masificado: en fracciones de segundo, con un simple movimiento de los dedos y el dispositivo adecuado se obtienen infinitas copias de un mismo “objeto” digital: memes, vídeos virales, fotografías desde Instagram, repins o cientos de retweets. El infierno de Walter Benjamin.
Tiempos para pensar en el sentido de “ser original” y, sobre todo, para dar un estatus más elevado a la noble costumbre de copiar: el mundo le debe bastante. Desde la posibilidad de leer los diálogos platónicos hasta los millones de reproducciones de Gangnam Style.
Bienvenidos a  Kopimi. Copiése y distribúyase. 
En Twitter: @Leidymarmalade
(Visited 42 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Apasionada por la escritura, la tecnología, la filosofía, los animales, el deporte, el buen comer y la vida contemplativa.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Drogas, sexo, jóvenes, drama…y una ex Disney. ¿Cómo describimos a Euphoria,(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar