Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

rayuela

Tirar la piedra para caer en cualquier lugar del mundo. Porque así se intente tirar con precisión, la piedra es imperfecta, caprichosa. También la superficie del piso, las líneas de la rayuela. Un juego que simboliza el destino, definido por la suma de pequeñas decisiones y el trazado a pulso de la vida misma. Poderosa alegoría que escogió Cortázar para su magna obra. Una novela atemporal, que plantea una visión a contrapelo de lo sencillo y lo maravilloso.

Que recorre ese París bohemio que conquistaron los latinoamericanos a mediados del siglo pasado. Que desafía los paradigmas de la lengua y la fonética y hasta de la sagrada ortografía. Que invita a extraviarse en la lectura como Oliveira se pierde en las callecitas de Buenos Aires. Que permite al lector decidir el orden de la lectura, que no reconoce ningún hilo conductor. Que nos recuerda que de alguna manera todos somos errantes en la búsqueda de algo que no sabemos que es. Que el vino y el mate sirven para asentar la noche. Que la esperanza es la vida misma defendiéndose. Que respiramos por el deseo de encontrar nuestro propio Kibutz. Que no conoce principio ni final, solo el tiempo que como un bicho solo sabe andar y andar.

La primera vez que intenté leer Rayuela me perdí en su laberinto de páginas, historietas y tramas. Ahogado en ese mar de erudición, abandoné su lectura por muchos años hasta que decidí darle una segunda oportunidad. Esta vez abordé la historia leyendo cada pasaje al azar y de un solo tirón, con la independencia de las piezas de un mosaico.

En español, francés, gíglico o lunfardo, el mensaje es el mismo. La interpretación es única y depende del prisma a través del que se mire. Del camino escogido por el lector. Desde las obsesiones más nimias hasta los temas más trascendentales. Con magia de sobra y sin tantas pretensiones, la obra lo abarca todo sin tratarse de nada.

To be or not to be, como una hamaca de palabras en esta compilación se ensayan todas las dicotomías. La lucha por remover todas las costras mentales, de emprender el voyeur que nos plantea la vida. La misión poderosa de las letras desde la barrera de la inacción. Imágenes, detalles, construcciones, que a veces nos causan un gran impacto o pasan desapercibidas. Una hoja seca en un tubo de dentífrico, una piedrecita para llegar al cielo, la precariedad de la existencia, la resaca al concluir, en fin, la vocación de la novela como una gran metáfora.  Todo para llorar y reír o volver a empezar.

 twitter: @alfrecarbonell

 

 

(Visited 880 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alfredo Carbonell (Barranquilla, 1981) estudió Derecho en la Universidad de los Andes y luego una especialización en Derecho de las Telecomunicaciones en la Universidad del Rosario. Hizo un curso de Relato Breve en la Escuela de Letras de Madrid. Trabajó en el Ministerio del Interior y en la Alcaldía de Barranquilla. Hizo una maestría en Políticas Públicas de la University College London y trabaja como Director de Asoportuaria.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    El futuro del Puerto de Barranquilla

      [caption id="attachment_848" align="aligncenter" width="630"] Bocas de Ceniza. Foto: Tomada de EL HERALDO.co (Por sedimentación, se mantiene restricción en(...)

  • Colombia

    Las cosas por su nombre

    [caption id="attachment_843" align="aligncenter" width="950"] Imagen: BBC[/caption] Demasiado trabajo nos cuesta llamar las cosas por su nombre. Somos especialistas en(...)

  • Entretenimiento

    Rayuela

    Tirar la piedra para caer en cualquier lugar del mundo. Porque así se intente tirar con precisión, la piedra(...)

  • Colombia

    Abstraerse

    En estos tiempos en donde la inmediatez de los acontecimientos nos mantiene hiperconectados, el pequeño acto de abstraerse del(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Por el contrario, yo lo leí a los 16 años, en el colegio, y no tuve ningún problema para entender Rayuela y para disfrutarla. No quedan muy bien parados los jóvenes de ahora, que sólo tienen comprensión de lectura para twits y msm. Más de 100 caracteres y ya no entienden. Lindo el futuro que le espera al país…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar