Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas»
Umberto Eco

La frase levantó revuelo en su momento y critiqué lo dicho por el difunto semiólogo italiano. Creo en que el malo no es el cuchillo sino su uso y bueno, las redes sociales son tan grandes como la mano de quien las usa.

Sin embargo, el paso del tiempo me ha venido mostrando que Eco parecía estar en lo correcto. De los Indignados hemos llegado a los Pokemones Go. ¡Qué fácil cambian los motivos para movilizarse!

Entonces las redes sociales, supuestamente libres han sido cooptadas… sin darnos cuenta el poder político las ha amarrado y ahora somos los idiotas útiles de las fuerzas de siempre: hegemónicas, demagógas y polarizantes… ya ellos ni deben esforzarse. Es el paraíso de Goebbles… una mentira repetida (compartida, posteada, retuiteada) mil veces se convertirá en verdad.

Y nosotros los usuarios de redes sociales nos volvimos flojos, confundimos el estar bien informado con el estar más rápidamente informados y así como corrillo de colegio o costurero de barrio damos crédito instantáneo a lo primero que ven nuestros ojos en una red social.

De un momento a otro damos por sentado que si algo salió posteado ya es cierto… murió el Papa, el pollo vuelve marica a la gente, hay cartillas pornográficas que difunde un ministerio de educación, murió un habitante de calle ahogado… Y así sin más nos vamos indignando y compartiendo sin el más mínimo esfuerzo de corroborar.

Auscultamos al político en lo general pero si emite un trino desobligante ahí sí confiamos en que sea cierto lo que dice. Se nos olvida que allí hay una intención: agitar las masas. Nos movilizamos pero basados en el chisme y los medios, que deberían dar luz, solo amplifican el chisme porque su punto de base es un trino.

El periodismo de los trinos. Uno se burla de lo ocurrido con la transmisión radiofónica de Orson Welles y La guerra de los mundos pero nada tenemos que envidiarle a nuestra realidad semanal. Cada día al menos debe haber una información de gran impacto cuya origen viene de una falacia, mal amplificada por los medios, y que causó indignación y luego movilización, pero nunca tuvo corroboración.

Ojala aprendamos a ser más rigurosos con lo que leemos y compartimos en redes. Así como ya no le paramos bolas al ángel de la abundancia, al niño en Sudáfrica que recibirá dinero si compartimos su imagen o a la especia extinta; démosle un doble chequeo a lo que vemos en redes sociales. Seamos, si el término lo permite, socialmente responsables.

En un ambiente tan polarizado no se puede y no se debe ser tan crédulo. Hoy viralizar un contenido inexacto e incendiario nos iguala a los delatores de la cacería de brujas en Salem y los medios al amplificar ese tipo de mensajes le hacen un flaco favor para hacer de esta una mejor sociedad.

(Visited 1.761 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista colombiano, curador digital, zurdo e hiperactivo. Cine, gestión cultural, audiovisuales, periodismo y nuevas tecnologías, de eso se compone este sombrero de mago. CARPE DIEM pero, CAVE CANEM.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

2

Colombia viajará por todo el país durante la primera fase de la(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

0 Comentarios
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar