Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

He pasado un buen tiempo de la vida pensando, haciendo parte de grupos que investigan cómo, por qué y dónde; preguntando, especulando e intuyendo el por qué la gente lee, pero sobre todo por qué la gente no lee.
Es difícil no haber conocido las estadísticas que respaldan no sólo grandes campañas pro lectura, sino grandes complejos nacionales como “los colombianos leemos en promedio menos de un libro al año”. Sentencia dramática en plena era del progreso vertiginoso. Pero también es justo aclarar que pocas veces las preguntas respecto a la lectura –y sus incuestionables virtudes como instrumento de desarrollo social- van asociadas a inquietudes o cruzadas similares respecto a la escritura. En resumen, lectura y escritura siguen siendo asociadas al espacio escolar, a destrezas básicas y medibles , pero pocas veces hacen parte de debates más profundos, como lo que son: dos caras de una misma moneda.
La ciudad jamás contada ha sido una experiencia local, de "seducción" ciudadana, pero en la que innegablemente la gente tiene algún interés porque puede escribir, más que porque la pueda leer (una prueba es este blog). Aunque los relatos que están siendo publicados (ya vamos por la mitad) han tenido mucha acogida, muchos de los correos que recibimos a diario siguen diciendo: les mando esta historia que nadie conoce o ¿cuándo es la próxima convocatoria? o, aunque sé que ya no es tiempo, igual les envío mi relato.
Siempre es un buen momento para leer lo que escribe la vecina, lo que cuenta la abuela, lo que tiene que decir el muchachito de la esquina que ni habla. La escritura se debate entre dos mentiras, la de quien cree que tiene todo por decir, y la de quien cree que lo que tiene por contar no tiene valor.
En todo caso, lo que más me gusta de los relatos de La ciudad jamás contada, es que me dejan la sensación de estar leyendo por primera vez algo que me recuerda llo ejos y lo cerca que estoy de mi ciudad.

(Visited 67 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Tuve la suerte de diseñar La ciudad jamás contada. Este proyecto de la Dirección de Responsabilidad de CEET que democratiza las páginas de El Tiempo, colonizando un espacio para que la gente pueda contar-se.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    Vuelve La ciudad... con el desempleo

    Hoy martes 11 de noviembre regresa La ciudad jamás contada. Este año de nuevo las voces de ciudadanos anónimos(...)

  • Vida

    LAS VOCES DEL SILENCIO

    Esta semana Colombia y el mundo han estado frente a uno de los textos más lúcidos, profundos, desgarradores, y(...)

  • Vida

    TAN LEJOS, TAN CERCA

    He pasado un buen tiempo de la vida pensando, haciendo parte de grupos que investigan cómo, por qué y(...)

  • Vida

    Bogotá, un buen lugar para el contagio cultural

    No deja de sorprenderme que aun hoy, luego de haber escrito, difundido, grabado, divulgado y chismoseado, que el proceso(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Y si la hiperactividad y el déficit de atención (TDAH) no(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Excelente. La Ciudad jamás contada fue lo que tal vez me hizo acercarme a esta ciudad. Pensar que cada paso que se da es digno de una historia, que la mendicidad, la homosexualidad y la indigencia hacen parte de más que un imaginario urbano, y que quieren contar, me pareció el primer paso para acabar con la indiferencia ciudadana. Consejo: Editen bien las notas porque se les están yendo con errores de puntos y signos.
    Felicitaciones a Marina quién dicen fue la mente creadora. Excelente. Debería darse a conocer más y decir quién es semejante inteligencia de mujer.
    Felicidades equipo de La Ciudad!

    ——–

  2. yo no concibo el motivo que justifica que esta seccion no cuente con un link directo desde la pagina principal de la plataforma del tiempo. entrar aqui es como encontrar una guaca. hay historias ricas y llenas de humanidad que no se encuentran en ningun otro lado. por favor resuelvan esto. este blog no hace parte tampoco de la plataforma de blogs del tiempo, es uno independiente… una pregunta que siempre les he querido hacer respecto a esta convocatoria: porquè excluyen a los que no viven en bogotà? hay muchos que tenemos nuestro cuerpo en otro pais, pero nuestra mente en bogotà. tanto es cierto que nos enteramos de la realidad del pais que habitamos a traves de las noticias que percibimos desde colombia

  3. parraboesenberg

    Es triste ver que la respuesta al pequeño editorial está dentro de la nota…En Colombia se lee menos de un libro al año…es cierto…pero poder entrar y recavar en el mundo de las letras no sólo se necesita una campaña multimillonaria en la cual se diga que leer es bonito y que es cultura…El caso es de aprendizaje y educacion…es decir…el 80% de los colombianos nacieron con padres que sólo llevan a la casa el espacio…qué aprenderá de allí su hijo? Nunca tuvieron en casa Cien Años de Soledad.. qué quieren que lean? En la escuela mandan a los chicos a leer un libro…la mayoria no tiene un berraco centavo para comprarlo y cuando hay que ir comprar uno, el chiste se da cuando vemos los precios absurdos por novelas ridiculas…y como leer es de cultura hay que comenzar por culturizar a la gente, porque la mayoria no sabe quien es Profirio Barba Jacob, Germán Esponoza, Julio Vives Guerra y más… así que…sin palabras

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar