Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La ciudad jamás contada

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La ciudad jamás contada continúa construyéndose, ya va apareciendo la silueta de esa ciudad que se define a través de la elección dada por una cadena de subjetividades, que comenzó con los prelectores y que ahora está en los(...)

Continuar leyendo

Llegó a mis manos hace pocos días un libro que me ha conmocionado por varios motivos, pero especialmente por encontrar en sus páginas el relato -deliciosamente narrado- de lo que hemos vivido en las últimas semanas en el proceso de La ciudad(...)

Continuar leyendo

escribo este blog con una emoción que espero resulte contagiosa. Hoy se cerró la convocatoria de La ciudad jamás contada y todavía estamos contando las más de mil historias anónimas, maravillosas, sorprendentes y enormemente significativas de los habitantes de esta ciudad.(...)

Continuar leyendo

El grafiti a pesar de no ser una de las más visibles formas de habitar la ciudad, genera de manera implícita, permanente y polarizada opiniones sobre su presencia. Ya que este espacio pretende ser el lugar para hablar de todas las formas de escritura y lectura urbanas, no pude(...)

Continuar leyendo

Hoy visitamos las cárceles Modelo, El Buen Pastor y La Picota invitando a esos habitantes de Bogotá a contarse en La ciudad jamás contada. Tuvo mucha acogida la idea. Preguntas y preguntas sobre la forma de participar, la posibilidad de contar historias de(...)

Continuar leyendo

El primer formulario impreso de la convocatoria La ciudad jamás contada llegó ayer cerca de las 11:00 a.m. a El Tiempo. Lo llevó Nestor Rodríguez, quien bastante temprano le arrancó la página al diario Hoy para escribir en ella su relato y llevarlo personalmente. Desde ese(...)

Continuar leyendo

Creo que el ejercicio de la lectura habita en el límite entre lo público y lo privado. Lo privado, porque puede ser un acto de profunda intimidad, o porque como ya dijo bien Carlos Monsivais "quien al leer no es otro o no es otros, no es nadie". Lo(...)

Continuar leyendo