Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Ha empezado otro Mundial de Fútbol. La vida se debería contar de cuatro en cuatro. Lo digo porque es como si las diferencias entre generaciones se midan por el tiempo que hay entre campeonato y campeonato. No es lo mismo la generación de México 86 a la de Italia 90 o ésta con la de la de Estados Unidos de 1994.
Desde Europa, donde estoy, Sudáfrica no deja de ser un lugar lejano y exótico. Cientos de corresponsales de pren-sa han viajado a este país. Desde allá han mostrado los estadios, las concentraciones de las selecciones, los africa-nos con las famosas trompetas y bailando ante las cámaras (como si la cultura africana fuese sólo eso). Otros han querido irse a la realidad paralela del Mundial, la África de verdad, la pobre, la que anhela ser escuchada.  
Hace unos meses, John Carlin lo decía a este diario: «En Sudáfrica aún hay racismo». Y agregaba que la humanidad vive con ese maligno gen. «Hay racismo entre blanco y negros y entre negros y negros, y entre blancos y blancos», contaba Carlin, autor de libro ‘El factor humano’. En éste relataba cómo un partido de Rugby, el deporte de los blancos en ese país, acabó con el apartheid. Nelson Mandela, el protagonista, ganó la partida contra el racismo radical.
Décadas después, el deporte vuelve a ejercer ese papel de cadena humana que une no sólo a blancos y negros, sino a las otras razas del planeta, con sus credos y costumbres. La pelota hace de un cebo redondo que atrae la felici-dad. Para Sudáfrica, el Mundial es una oportunidad de mostrarse (y de paso dignificar un continente aciago, pobre y hambriento), aunque sólo sea en el marco de una fugaz irrealidad.
Ese balón que ha girado en los estadios sudafricanos es una medicina para olvidar. Morfina para el dolor. Y no sólo para ese punto de África, sino para el resto del mundo, que ve cómo hay una crisis que ha cambiado las reglas de juego; que ve cómo se ha roto el sistema y ve cómo los estados buscan nuevos caminos dentro de la incertidumbre, pues los que se habían hecho -tras años de guerras y de fracasos- ya huelen a formol.
Cada cuatro años, el mundo olvida durante un mes. Por ejemplo, España, que pasa por una fuerte crisis y un des-empleo histórico, se ha refugiado en esos 23 jugadores para recuperar el ánimo, para volver a ilusionarse y para enfrentar lo que se viene: una reforma laboral que abarata el despido, una huelga general, un desempleo que, según los cálculos, va a rondar al final del año el 19 por ciento; un aumento de impuestos tan sensibles para las familias como el IVA, y un recorte importante en los presupuestos nacionales. 
Esto se percibe cada vez que hay un partido. Las calles vacías, las banderas se izan en donde quepan y los bares se llenan de hombres y mujeres que viven delante de una pantalla durante 90 minutos para después celebrar un triunfo con cerveza y copas, sin importar que al otro día de debe trabajar. Mientras tanto, los políticos de siempre se enzarzan en el Congreso en buscar culpables de la crisis que viven. Pero, seguro, por este mes, en las casas y en las calles no se va hablar de sus señorías. La gente siente que tiene derecho de cambiar de tema: los goles, las jugadas y las alineaciones.
Pues por eso digo que la vida debería contarse de cuatro en cuatro. Sería, por lo menos, más feliz, porque hay veces es mejor olvidar y emborracharse de triunfo y de derrota.
(Visited 46 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Andrés Garibello, ex periodista de EL TIEMPO. Sudaca colombiano que estudia en España.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    El enemigo de lo público

    Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm(...)

  • Mundo

    El placebo redondo

    Ha empezado otro Mundial de Fútbol. La vida se debería contar de cuatro en cuatro. Lo digo porque es(...)

  • Mundo

    Fumar

    Madrid es de las pocas capitales del mundo donde se puede fumar, tranquilo, en cualquier espacio cerrado. Digo tranquilo(...)

  • Mundo

    Qué dolor doña Emperatriz

    Doña Emperatriz Guevara es un roble, que ya no le da pena llorar cada vez que habla de su(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar