Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Los manuales de convivencia de muchas instituciones pretenden estar por encima de la ley, sin darnos cuenta hemos aceptado que se violen derechos fundamentales consignados en nuestra Constitución con la premisa de una “mejor educación” –tamaña falacia-. El derecho al libre desarrollo de la personalidad es el que más se pone en jaque; tan funesto es su impacto que miramos con cierta lástima y sorna a quienes se empeñan por luchar por lo que les corresponde, tanto es así, que muchos han decidido evitar peleas que consideran fútiles. Tras toda la especulación, la discusión y el escándalo que ha suscitado el discurso de género por estos días con la guía titulada: Ambientes escolares libres de discriminación. Orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas en la Escuela, coligo que más que el homosexualismo lo que se está dando en las escuelas es la homofobia.

Asegurar los derechos individuales debería ser la premisa de la sociedad, es sencillo, no podemos asegurarnos la libertad si no somos capaces de ofrecerla. Sé que muchas personalidades que están en contra de la equidad de género pondrán de inmediato el grito en el cielo y acudirán a falacias o argumentos ad baculum para contrapuntear y cerrar la discusión, no para sostenerla. Sin embargo, sentaré mi posición.

Tanta libertad tienen aquellos que desean educar a sus hijos con los preceptos del catolicismo o de la tradición familiar de un hogar heterosexual como aquellos que dan la libertad de elección de género a sus retoños. Entiendo que no es un asunto fácil de manejar y menos de proyectar si se tiene en cuenta que somos una Nación con pasado histórico que en gran medida fue marcado por la Iglesia Católica y más que por esa institución, por la Contrarreforma. Pero es triste pensar que no podamos ser capaces de ver que en la práctica la elección del género se está dando por imposición. Hay lecturas demasiado parcializadas de lo que pretendería el MEN de darse la publicación de la cartilla; de darse la libertad en la elección del género no se está educando a los estudiantes para que sean homosexuales o lesbianas, esas decisiones son personales; lo que se está educando es la perspectiva que tiene la sociedad sobre la equidad de género, de la que paradójicamente y reitero, hay una pésima comprensión. Todavía hay aquellos que consideran que los discursos de género solo le deben importar a la comunidad LGTBI cuando son un asunto que le debe importar a todos, es más, desde la misma nominación hay un error, falta la H, de heterosexuales, es decir, tendría que ser un discurso de equidad de género LGTBIH, porque a veces el heterosexual piensa que es dueño de una verdad absoluta y que sus prácticas y creencias son las que no tienen mácula ni deshonra.

Los estudiantes de los colegios en su mayoría son menores de edad, susceptibles a correr peligro de toda índole, son personas influenciables y tanto la niñez y la adolescencia son el escenario en el que se forja la personalidad, no el género, y tampoco se puede olvidar que la escuela es una burbuja que refleja la sociedad y que el ente de mayor importancia en la educación es la familia. Pero dejémonos de vainas, la información con la que cuentan los jóvenes hoy en día acerca de sexualidad es mucho más amplia de lo que nos imaginamos, pero la discusión no es de sexualidad, es decir, acá el problema no es de si el coito es por delante o por detrás; el asunto es de identidad, de cómo cada persona se siente en el mundo; para sorpresa nuestra los jóvenes muestran tolerancia al respecto. Habla muy mal de los que están en contra del discurso de género que cuando se plantea la adopción igualitaria tomen falacias del siguiente estilo: que aumentará el número de homosexuales o que los niños adoptados sufrirán de violaciones por sus padres o madres adoptivas. Para lo primero habría que decirles que muchos homosexuales nacieron en hogares heterosexuales y que en el espíritu adoptivo de una familia –porque el concepto de familia también ha cambiado– está la de ofrecer amor a quien lo necesita, no la de encontrar un núbil esclavo sexual. Vemos con enfado que un par de hombres o de mujeres se traten tiernamente, se tomen de la mano o se den un beso, pero vemos con normalidad que en los colegios haya estudiantes embarazadas que tal vez no contaron con una educación sexual suficiente que les permitiera ser más conscientes frente a la responsabilidad de un embarazo no planeado; eso sin aludir por ejemplo, a la procacidad de la edad que aumenta el nivel de riesgo con enfermedades de transmisión sexual.

La libertad de elección de género de la que tantas personalidades muestran su rechazo ha ayudado a crear una brecha mayor; lo cual no significaría problema si tenemos en cuenta que la discusión abierta, y undívaga son beneficiosas, el problema reside en que se aumenta el lastre de la homofobia, en que los estigmas por orientación de género se mantienen y en que la sociedad doble moralista que es amplia acepta a las minorías y las diferencias, pero bien lejitos. Gran parte del fenómeno que suscitó la cartilla se dio más por la falsedad, pues con la manipulación de un cómic viejo y extranjero se pretendió difamar sobre un discurso necesario. Cómo no poner el grito en el cielo con tal imagen. Pero esa imagen no correspondía, y así muchas personas la dieron por cierta y la citaron como la prueba de la propagación de una ideología aberrante. Como aprendizaje nos debe quedar no seguir cayendo en el error de la credulidad sin comprobar las fuentes como tantas veces ya ha pasado, porque si bien tenemos muchos derechos que exigen nuestras libertades también tenemos el deber de informarnos bien y de sopesar la realidad que no es solamente la que se restringe a nuestro pequeño círculo social.

La época en la que estamos nos hace tanto consumidores como productores de información, cada uno de los roles tiene sus exigencias y no aceptar la inclusión de otros discursos muestra que desconocemos esos roles. Cometemos el error de ser ideólogos de diccionario, nos quedamos con la definición denotativa de las diversas ideologías y las que adoptamos las hemos elegido en muchos casos por la conveniencia, la influencia o la sospecha, adoptamos un discurso como un nicho que nos proteja de las otras ideologías y no reconocemos lo valioso que tenga el otro por decir o proponer para la sociedad. El autodenominado videocolumnista Oswaldo Ortiz manifiesta que se está propagando en los medios una “ideología confusa de género”, que se está llevando a cabo en diversos medios de comunicación. ¿Cómo lo hace? Aumentando la animadversión a todo aquel que no sea heterosexual, utilizando una tonalidad bastante peyorativa para referirse a la comunidad LGTBI. Él cree que hay una intencionalidad y una manipulación para promover a lo que llama “LaComu”. La descripción del canal es la siguiente:

Hola, soy #SuperOO, tu amigo. Amo a Dios y eso me ha llevado a entender que todo en la vida tiene un propósito. Ayúdame a descubrir las cosas buenas que Él tiene para tí! Suscríbete y comparte nuestros videos inspiracionales con todos tus amigos! (Ortiz, 2016)

Ortiz se manifiesta en contra de la homofobia, cosa que no le creo, y que solo las redes sociales son incorruptibles porque el resto de medios nos empeñamos en insertar la ideología de género y atentando contra los heterosexuales. No Oswaldo Ortiz, el asunto no es de estar en contra de una parte de la sociedad es tener la capacidad de aceptar a toda la sociedad.

Todo lo politizamos, desde la vida privada hasta los triunfos ajenos, eso es lo que está sucediendo con la Ministra de Educación, que aunque no me convence en la totalidad de su gestión sé que ha generado políticas y cambios que serán significativos. Otros solo han visto a una reprimida sexual que aprovechó el MEN para “corromper la sociedad”. Yo veo una mujer valiente que ha sido capaz de empezar un discurso necesario para esta sociedad que dice buscar la paz. Genera mucha sospecha que ahora el MEN salga a desmentir la aprobación de la cartilla. Sé que tras la lectura se vendrá una andanada de injurias y de alusiones peyorativas, las leeré con gusto y apostaré por calcular prejuicios.

Ortiz, O. (09 de Agosto de 2016). SuperOO Tv. Obtenido de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCqEMbX3pyLKj1RZrr14-sEw/about

 

 

 

(Visited 1.723 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La moda no anda conmigo. Mejor deambulador de calles que visitante de museos. Conversador atento. Experto en nada. Iluso y utópico creador de empresas quijotescas de por más. Amante de la etimología y la filología. Me entretengo repitiendo películas, libros y música. Aprendí a escuchar. Y aprendí a ser hijo al irme de la casa. Yago de mí mismo. De vez en cuando escribo. Pateo con la derecha pero no derecho. Muy amigo de mis amigos. Siembro matas, me entretengo mirando las montañas. Juego con mis gatos. Amo conducir en silencio y bien acompañado. Acabé una carrera y no la que quería. Mi tatuaje es el rostro de un poeta.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No me identifico en absoluto ni con la cultura ni con(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ¿Libertad para la elección de género? Que aberración. Se nace hombre o mujer. Si por el camino alguno se descarrila eso ya es un accidente. Enseñar a los niños bajo los parámetros de la ideología de género se llama sencillamente corrupción de menores, y esto es un delito.

  2. Realmente la Religión, la Doble Moral y el Maniqueísmo han hecho tanto daño a la humanidad que es preocupante cómo desde la Escuela se enseña a discriminar y a juzgar al otro por no «encajar» en parámetros más que medievales.
    Permitan el libre desarrollo de la personalidad, dejen que cada uno haga de su vida lo que se le antoje.
    Les pregunto ¿Cuál es el miedo? ¿Sus creencias ya le han hecho mucho daño a la humanidad a lo largo de los siglos? Si no le gusta lo que hacen los demás, pues, aprenda a ignorar, y viva su vida no la de los demás.

  3. Nunca me dejará de indignar la intolerancia de los que se dicen tolerantes… Hablan de tolerancia y lo que realmente hacen es matonear a los que no estamos de acuerdo con ellos, tratándonos de retrógrados e insultándonos por nuestras creencias, además de atribuirnos mentiras. Nadie está hablando de homofobia, solamente queremos que se respete el orden natural de las cosas, que no es algo opinable como ustedes quieren hacer ver con su ideología de género.

  4. Cada cual en su camita puede hacer lo que quiera con quien quiera y por donde quiera y untarae y comer de lo que quiera pero nada les da derecho de tratar de inducir a personas en formación a sus aberraciones. La selección natural llevo a esta especie a la existencia de mavos y hembras . La evolución no saco ginas ni cosas de esas como opción válida. No hay forma de que lesbiana con lesbiana logren procrear. Ni mar y ca. Con Mari ca logre. Procrear. No más imposición de aberraciones a los niños. Pr cierto este periodista hay bien puede irse a trabajar al Santa Fe y le iría mejor.

  5. De acuerdo. Si en la casa nos enseñarán a respetar a todas las personas sin hacer distinciones, en los manuales de convivencia no tendrían que aclarar las diferencias; pero son los propios padres quienes les enseñan a sus hijos no a tener sanas y buenas relaciones con todos sino a burlarse, a ofender, a menospreciar y a insultar a los que no son como ellos. Esos mismos padres que ponen el grito en el cielo cuando le quieren enseñar a sus hijos lo que significa respeto.
    .

  6. Pues mijo a seguir fumando ese porro que tiene en la foto y a pensar un poquito mas. El problema es con la beligerancia que los LGBTs han tratado de embutir su agenda. Mireme a mi, un tipo de lo mas progresista, quien defendia a conocidos y desconocidos de la montadera por ser amanerados o marikas abiertos y ahora ya no me aguanto la cantaleta, el calificativo, la tachadura … que si no soportas, que si no apoyas, que si no te unes, que entonces eres participe de la discriminacion, que un pobrecito, que desafortunada, YA BASTA !!! Cada quien haga lo que se le de la gana, en la privacidad de sus casas, o con discrecion en otros sitios y no jodan mas. Tanta marcha gay, tanta cojedera en publico … como no hacemos marcha los heteros? Ya hasta se siente uno el ‘raro’ en este mundo tan manoseado.

  7. señor riveros, será que USTED DICE ESO PORQUE ES UN MARIKA
    POR LEY NATURAL LA EXUALIDAD ES HOMBRE Y MUJER, HEMBRA Y MACHO, NO MARICAS COCHINOS
    O CUANDO HA VISTO USTED UN PERRO CON OTRO PERRO HACIENDO PERRITOS, O UN GALLO CON OTRO GALLO, O UNA VACA CON OTRO VACA TENIENDO SEXO, TODO ES CUESTION DE AL LEY NATURAL

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar