Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cada vez que salía a vacaciones escolares tenía dos posibilidades: una era viajar al campo, a un olvidado pueblo de Santander del que me siento propio; la otra, ser mano derecha de mi padre en la carpintería de turno. Prefería la primera opción por la libertad y la vida del campo; la segunda dejaba réditos que invertía en pólvora y paletas de agua. En uno de esos años en los que trabajé como ayudante de carpintería nos era obligatorio pasar por el comercio aledaño al puente de la Sevillana en Bogotá y recuerdo mi estupefacción cuando vi a mi profesor de Sociales pregonando la calidad de los jeans, la novedad de los materiales y los diseños y las ofertas decembrinas de un enorme almacén. En su momento no lograba entender el porqué el mismo señor que me enseñaba a elaborar mapas de densidad poblacional, las causas de las Guerras Médicas y la importancia de la Media Luna Fértil se batía en sus vacaciones con un trabajo extra.

En Colombia hay registrados ante el Ministerio de Educación algo más de 9500 colegios privados, de los cuales, la gran mayoría se acoge a contrataciones pírricas de 10 meses. Es decir, del año de doce meses los profesores solo cuentan con diez mensualidades o veinte quincenas, diez meses de seguridad social, recreación y aportes pensionales y dos meses de incertidumbre, de lo que llamara León De Greiff: de simplatía. En la práctica, los docentes al igual que la gran mayoría de colombianos pagan doce meses de arriendo o de cuotas hipotecarias, doce meses de mercados y manutención de los respectivos grupos familiares. Por esta situación no es raro ver a muchos docentes en la época decembrina rebuscándose la vida o en términos coloquiales, saltando matones; situación indigna si se piensa en la importancia que para un país debe significar el rol del maestro. Pero como somos el país del rebusque vemos con normalidad que los profesionales de la cultura salgan a ganarse la vida en momentos de merecido descanso.

El problema no es sencillo, muchos de los padres de familia en Colombia que tienen a sus hijos en instituciones educativas privadas creen inmerecidas tantas vacaciones para los docentes, ¿quién se apiadará de tantos padres que no saben qué hacer con sus hijos en vacaciones? Pero nadie se apiada del docente que se batalla día a día en educar no solo lo específico del área del conocimiento, el aspecto volitivo y los principios ciudadanos de treinta, cuarenta y hasta cincuenta niños por salón; se cree que el docente acaba su horario de trabajo y se va feliz a casa, cuando lo que en realidad pasa es que en muchas ocasiones se debe dirigir a otras instituciones educativas a cumplir con otro horario que le permita suplir gastos, y cuando por fin se va a casa siguen trabajando, en estrategias, en didácticas, en herramientas novedosas, en técnicas de convicción y enseñanza que permitan lograr el objetivo educativo. Horas de trabajo que no se reconocen y que se van en la calificación y en la planeación y se toman domingos y festivos. De eso nadie se apiada.

Por otra parte, está el argumento de algunas instituciones educativas privadas: como solo se cobran diez meses de pensión, solo se pagan diez meses laborales. Y para sustentar tal exabrupto está el apoyo del Ministerio que estipula:

Duración del contrato

El Código sustantivo de Trabajo establece que los contratos de los docentes privados se hacen por 10 meses. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia estableció que los contratos pueden ser por un periodo mayor o menor, cuando las partes así lo acuerden (Corte Suprema de Justicia, sala de casación laboral, sentencia de febrero 14 de 1997). (1)

Hay colegios con “creativas” contrataciones que doblegan en gran medida el actuar libre y profesional de muchos docentes, otros que manipulan el salario y la permanencia a condicionamientos de resultados o de aspectos religiosos, ideológicos, políticos y peor aún, cuando se atenta contra lo que se han atrevido a llamar la imagen institucional, es decir, a condiciones socioeconómicas, raciales o de aspecto físico. En el ambiente educativo el finalizar el año lectivo representa altos grados de ansiedad para los maestros, no solo por lo propio del ejercicio y la importancia de los conceptos de evaluación y promoción, también por lo que será su futuro laboral. Eso se conoce en algunos círculos laborales como la época del ácido. Aquel que es llamado a la oficina o le entregan una carta es porque le “echaron el ácido”: Ha sido/Ácido muy grato contar con su trabajo.

Alejando la idea comercial de la Navidad y pensando en el merecido descanso vacacional y los gastos que esto conlleva, muchos de los docentes que no logran empleos temporales se ven abocados a vacacionar en el encierro de la casa, a consumir con mayor recato los mercados, a depender de la ayuda fraterna de algún familiar y en olvidar por completo figuras y hábitos culturales como los de Papá Noel, el niño Dios o los Reyes Magos. Saldrán victoriosos si en esas vacaciones no deben ir a una atención de urgencias porque no tendrán seguridad social. Es esta una de las razones por la que cada día menos personas ven la profesión docente como una elección, es fácil, pregúntele a veinte estudiantes de último grado escolar si desean ser profesores y escuche las razones que dan. Se ha confundido la vocación con el sacrificio y el sacrificio con la virtud pedagógica.

(1) http://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-320286.html

(Visited 12.755 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La moda no anda conmigo. Mejor deambulador de calles que visitante de museos. Conversador atento. Experto en nada. Iluso y utópico creador de empresas quijotescas de por más. Amante de la etimología y la filología. Me entretengo repitiendo películas, libros y música. Aprendí a escuchar. Y aprendí a ser hijo al irme de la casa. Yago de mí mismo. De vez en cuando escribo. Pateo con la derecha pero no derecho. Muy amigo de mis amigos. Siembro matas, me entretengo mirando las montañas. Juego con mis gatos. Amo conducir en silencio y bien acompañado. Acabé una carrera y no la que quería. Mi tatuaje es el rostro de un poeta.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

De acuerdo a las cifras de community managers que arroja Linkedin, existen(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles con(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

14 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. vidyarani531948

    Esta es la historia de mi vida durante nueve años. Como no tengo hijos, es un poco más llevadero, pero…por no tenerlos, he tenido que trabajar más de ocho horas diarias, asistir a eventos inútiles, soportar la grosería de colegas, directivos, estudiantes y demás, cada vez que me quejo, mis propios colegas me tildan de busca problemas… Es absurdo, todos lo notan pero nadie dice nada, gracias por haberlo hecho!

  2. Soy docente en el nivel primaria, y nosotros somos los arquitectos de nuevos mundos y escenarios posibles de vida humana, puntos de encuentro, pensamiento critico, a la vez artifices de la gran transformacion social y humana en nuestras comunidades, por medio del prodigioso discurso pedagogico en el aula de clase y por fuera del aula. Valoro el trabajo de todos los docentes Colombianos, dia a dia construimos una mejor patria. Por ello debemos tener mejores salarios, en compensacion a nuestro esfuerzo.

  3. No hay peor enemigo de un pobre que otro más pobre. Los envidiosos que consideran excesivas las vacaciones docentes no saben sino de inquina y mala leche. En Finlandia son escasos tres meses de vacaciones. Ese trabajo hoy en día es muy, pero muy duro.

  4. rodrigovalenc0529

    Uribe canalla miserable. Engañaste con mentiras y desinformaciones a pobres viejecitos y gente que dependen de subsidios, para que votaran por el No. La historia recordará al Uribe como un canalla y su centro demoniaco como unas remoras sin pensamiento. Uribe jefe de la discordia nacional..

  5. Mientras los docentes sigan siendo ciudadanos de tercera seguiremos siendo una país de quinta. Será que con las condiciones de la profesión docente actuales nos reciben en la ocde? lo dudo.

  6. santiagootalo1030

    HERMANITO LA PEOR PROFESIÓN DEL MUNDO TERMINAN LOCOS EN PSIQUIATRICOS , MAL AGRADECIDOS POR SUS ALUMNOS Y MAL PAGOS TODA LA VIDA Y CON PENSIÓN DE ZAPATERO POBRE ES UNA LAMENTABLE PROFESIÓN PORQUE ACA LO QUE SE NECESITAN ES BRUTOS PARA VOTAR EL SI Y PARA EL NO PERO JAMAS PAREA ACABAR LA CLASE POLITIQUERA Y CORRUPTA DE COLOMBIA

  7. janethgalvis0925

    Eso sin contar con que muchos debe pagar salud y pensión por su cuenta por los meses de diciembre y enero. Además de lo anterior solamente reciben salario hasta finalizar febrero. Mientras en Colombia no se valore al docente no habrá “educación de calidad”.

  8. Soy docente por vocación, amo ser profesora, disfruto las pequeñas locuras de algunos estudiantes y se que les muevo el piso con mis disquisiciones. No obstante, en estos 21 años de ejercicio pedagógico, siento impotencia ante el letargo de los jóvenes y siento repulsión hacia la tiranía de las directrices institucionales.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar