Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Cómo la vas a llamar? Me preguntó una amiga antes de que mi pequeña guerrera naciera. Antonia le respondí. Un nombre fuerte, dijo ella. Hoy entiendo que ese era su destino, ser fuerte. Como su nombre.

Mi guerrera.                        

Mi Antonia amada anda por los tres años de edad y a pesar de haber pasado por una tormenta en estos últimos meses, es una niña dulce, tierna, un poco temperamental, pero que cada día me demuestra que, pese a sus dolores, su fuerza interna la hace poderosa.

Anto y joha

Tan poderosa que, a veces, en sus días no tan buenos como los llamo yo, ella nota mi desánimo y con ojos furiosos y voz regañona me dice: ”¿qué tienes? No te pongas triste que yo estoy bien”. Ese regaño que suele lanzarme en medio de mi tristeza y de ojos con lágrimas, me logra sacar una risa. “Yo sé”, es lo único que atino a decirle.

Esta avalancha de su enfermedad, que llegó con un dolor de piernas, convirtió muchos días en eternas pesadillas, con noches de fiebres altas y días de inactividad total antes de ser diagnosticada con la Artritis Idiopática Juvenil (AIJ).

Hoy en día, ya con un diagnóstico, los días de inactividad se vuelven un poco tolerables, por decirlo de alguna manera. Pero aunque es difícil ver a tu hija acostada en la cama sin querer jugar o por lo menos salir al menos a tomar su desayuno, tengo mucha esperanza.

Sé que vendrán tiempos mejores.

También sé que así haya días grises y fríos como las mañanas bogotanas de estos últimos días, la sonrisa de Antonia, como el sol en horas de la tarde, resplandece y me ilumina. Verla bailar, cantar y jugar (o pelear) con su hermana es una dicha.

Por eso, motivarla es mi reto diario. Antonia, por ahora, no va al jardín. Sus días suelen ser eternos y aburridos. Y al verla es inevitable cuestionar mi papel como mamá. Pese a que trabajo en casa, a veces no sabemos qué hacer la una con la otra. Pero tenemos que avanzar juntas. Tenemos que luchar juntas. Porque, como dice nuestra frase de batalla cada vez que le doy sus medicamentos, “así nos tocó”.

Yo sé que mi hija es muy fuerte, pero a veces ‘peco’ al creerla frágil. Todos los días reviso, sin que se dé cuenta, sus rodillas, tobillos, codos, manos. Y claro, al notar alguna inflamación, mi corazón se vuelve pequeño, se encoge. Pero Anto, que es demasiado perceptiva, lo nota. Por eso, hay que hacerlo como si no pasara nada. Es eso o aguantarme el regaño.

Anto vive en lucha constante. Pelea contra el cansancio que le produce su condición, contra la torpeza que le genera la inflamación, con su familia al sentirla débil y pelea, con una rabia intensa cuando siente dolor.

Sé que es fuerte, como su nombre. Y estoy convencida de que no se dejará vencer por una enfermedad. Porque como papá dice “este mal se equivocó de persona, se equivocó de cuerpo” y mi guerrera luchará hasta derrotarlo.

Te amo

Tu mamá, Johanna


Nos vemos la próxima semana…

(Visited 706 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista de EL TIEMPO y papá de dos niñas. Con eso (me) basta.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

1. Habían en lugar de había. Resulta que el verbo “haber” puede(...)

2

En esta Copa América, la Selección Colombia de mujeres está jugando de(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. a mi hijo le diagnosticaron artritis idiopatica juvenil, hace tres años, me le recetaron el metrotexate (medicina muy fuerte), ácido folico, y naproxeno, las primeras dosis le generaron llagas en la boca, fiebre y dolor de cabeza, le comentamos al pediatra del niño y nos dijo que esa medicina era muy fuerte y que podría causar daños en otros órganos en el largo plazo (hígado) y lo empezó a tratar con un medicamento homeopatico ZEEL T, con el cual redujo las inflamaciones de las rodillas y tobillos. a la fecha mi hijo se encuentra muy bien. Recomiendo consultar otras alternativas ya que el metrotexate es una medicina muy fuerte.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar