Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

– Hola, vecino, disculpe la intromisión. ¿Por qué su hija grita tanto y llora tan duro? ¿Se van ustedes los viernes y los sábados y la dejan con alguien? Es que me impresiona cómo grita y a veces creo que la persona que está con ella la maltrata o algo.

– No señora. Ni más faltaba. Ella tiene una condición llamada Artritis Idiopática Juvenil. Y pues los viernes y sábados debe tomar unas pastillas. Y le da miedo. Y grita. Es un poco complejo.

La anterior es una conversación real que tuve con una persona que vive al frente de mi apartamento. Pero seguro no será la única. De hecho, estoy listo a que muy pronto me ‘citen’ a ‘dar explicaciones’ ante la administración del conjunto, que está en manos de una señora a la que jamás le he caído bien.

¿La razón? El poder pulmonar de Antonia cada vez que debe tomar sus medicinas. Sus gritos son, más o menos, como si en una sola voz se mezclaran los alaridos de Yoko Ono ‘cantando , con la voz de, digamos, Max Cavalera, de Soulfly. A a ese nivel llegan los decibeles.

Obvio. Cualquiera pensaría, con esos gritos, que la están desollando viva. Pero no. En realidad ella grita mientras los papás corren detrás de ella con las cinco pastillas de metotrexato (viernes) o la de ácido fólico (sábado). Más allá, en su cuarto, Majo corre de un lado a otro o intenta, como puede, ayudar. Pero se angustia. Y mucho. “Los viernes quisiera desaparecerme”, le dijo una vez a mi mamá.


A ‘resignificar’

Claro, todo ese ‘show’, convirtió los viernes en una especie de ‘ritual oscuro’, en el que nosotros hacíamos cara de tragedia con las pastillas y ella empezaba su concierto. La cosa se tornó desesperante. Así que decidí acudir a una amiga grandiosa. Karina Giraldo. Sicóloga y sicopedagoga que nos ayudó en un especial periodístico. Y ella, en medio de varios consejos, me dijo una palabra mágica: resignificar. “Tienen que resignificar las pastillas. Con juego, con naturalidad. Si ustedes no toman el control y se tranquilizan, ella va a tener siempre el poder de desestabilizarlos”, fueron sus palabras.

Pues bueno. Intentarlo. Se nos ocurrió crear un personaje inspirado en otra maravillosa amiga que nos apoyó cuando Anto estaba hospitalizada. Luz Adriana Neira. La Doctora Clown. Ella fue a ver a nuestra chiqui a la clínica. Y nos dio como regalo tres instrumentos poderosos. Tres narices de clown. También ayudó un dibujo que le hizo el ‘lelito’: una niña vestida como Supermán pero con unas pastillas como escudo. Y a su lado, unas píldoras felices.

Entonces: decidimos. Pues hagamos al ‘Superhéroe de las pastillas’. ¿Y el susto de Majo? Pues así como el Hombre Radioactivo tiene a Niño Fisión, pues que este tipo tenga a su par. Se llamaría Pastillita’.

pastillita

 

Sí. Lo sé. No son un derroche de imaginación los nombres. Pero parte de ‘resignificar’ implica dar un mensaje sencillo y fácil de entender. Listo.  Una nariz de payaso para el ‘Superhéroe’, una nariz y un gorrito de unicornio para ‘Pastillita’ y la nariz de Anto. Estábamos listos.

Y llegó el día. Mamá tomó las pastillas y cuando Anto se aprestaba a lanzar su primer alarido sonó la música de Supermán (la de John Williams, por supuesto) y aparecieron los héroes en escena. Anto accedió a ponerse su nariz. Y… ¡pum! Se tomó sus pastillas. No hubo alaridos. No hubo concierto. Celebramos a rabiar. Lo gritamos más que el grandioso gol de Henry Rojas en la final ante Santa Fe. ¡Por fin!

Van cuatro sesiones con la presencia del ‘Superhéroe’ y ‘Pastillita’. De esas, en sólo una hizo pataleta. Pero con menos decibeles. Y al final accedió a tomar el medicamento. “Ojo, la rutina también los aburre. Está bien el juego, pero tienen que meterle elementos nuevos”, fue otro de los consejos de Karina Giraldo.

Así las cosas, nos va a tocar comenzar a pensar en algo más. Se me ocurre hacer algunos truquitos de magia sencillos, de esos que solía hacer con mi hermano ante la familia cuando éramos niños y que sacábamos de una enciclopedia viejísima llamada ‘Mis primeros conocimientos’.

Ahora bien, si usted, querido lector, tiene ideas que puedan servir, las recibimos con cariño. Y les contaremos cómo resultan a medida que las apliquemos.

Que todo sea por los ‘viernes de resignificar’.

 

Nos vemos la próxima semana…

 

(Visited 925 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista de EL TIEMPO y papá de dos niñas. Con eso (me) basta.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La influencia social es la capacidad que tienen algunas personas, conocidas como(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y todo(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Adiós superhéroe, el nuevo blindaje de Anto y el comienzo de otra esperanza | Blogs El Tiempo

    […] para terminar, rendiré homenaje a nuestro primer héroe de risa caído en combate. El Superhéroe de las Pastillas se ha ido para siempre. Pero ¡no lloren por él! En reemplazo dejó a su pequeña asistente […]

  2. La vida con AIJ es como una pelea de Rocky Balboa | Blogs El Tiempo

    […] de la entrada sobre el ‘Superhéroe de las pastillas y Pastillita’, nos llegaron varios consejos lúdicos de algunos lectores. Por lo pronto, hicimos algo de magia […]

  3. Hola abrazos estrujados para toda la familia.
    Se me ocurre que el Doc pastilla puede aprender hacer pequeñas figuras en origami ( http://bit.ly/2ENfMXY, http://bit.ly/2B4IzoJ, http://bit.ly/2r8WY3u, http://bit.ly/2EOju3r, http://bit.ly/2FKz5m2 ) y dentro de ellas encontrar las pastillas o ser el premio por tomar la pastilla, podrias usar de fondo musical las canciones de Ameli que son como de circo (http://bit.ly/2Djhtzf) podrías tener nuevos ayudantes titeres en medias o hacer una gorrita y ponerle velcro (cinta adhesiva que se pone en los zapatos para pegar y despegar) con figuritas en fomix, cuando ella tome la pastilla empieza la aventura y le vas contando un cuento cortito.
    Tambien en algunas farmacias te hacen las pastillas en forma de jarabe.

  4. Las pastillas son un tesoro misterioso que debe encontrar. Una función de títeres. Si le gustan las barbies o las muñecas pueden hacer que juegan al médico. No sé si funcione hacer como si los papás y la hermanita “toman” pastillas también. Saludos! Ojalá no sean bobas mis ideas jaja

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar