Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Imagen tomada de la Red Social Instagram

 

Algo que parece muy propio de la “colombianidad” es el respeto al “doctor”. Aquí, el doctor es casi cualquier fulano con corbata (tal vez los seres que más desconfianza inspiran). Pero la verdad es que un doctor solamente es el que estudia medicina, o el académico que pasa años investigando, haciendo ciencia y produciendo conocimiento, y que se convierte ─luego de obtener el título universitario─ en Doctor de algún campo del conocimiento (desafortunadamente de estos sí hay muy pocos).

Sin embargo, aquí reina la alabanza enfermiza y lambona al “doctor”. El “doctor” muchas veces es ese funcionario público inútil que se pavonea por la ciudad irrespetando las leyes de tránsito, que no se gana el sueldo ─bastante alto, por cierto─ que recibe mes a mes, y que cree que los ciudadanos son sus inferiores: mortales pobres que le deben rendir homenaje a donde sea que vaya.

Nada más lejos de la realidad. No se equivoque, señor ciudadano, señor encorbatado servidor público: la palabra lo dice, el servidor público es un servidor, un trabajador cuyo sueldo proviene del bolsillo de los ciudadanos que, irónicamente, le rinden pleitesía y son pisoteados por sus guardaespaldas. No sobra decir que su escolta, así como su transporte, su mega pensión y salud privada probablemente también provengan de los ciudadanos.

Y aún así, a nadie le indigna tanto que 166 de los personajes que se quedan con la plata que mes a mes trabajamos ─y se refleja en sus sueldos─ no asistan ni se interesen en el debate de la salud, tanto como sí genera indignación un proceso de paz o el matrimonio homosexual. La farándula política, el fanatismo, es más importante que la salud.

Solamente 11 de los doctores se quedaron a escuchar los lamentos del ministro de Salud Alejandro Gaviria.

Ninguno de esos doctores, ni sus familias, tienen que esperar meses a que le asignen una cita, o a veces mucho más si se trata de una cita con un especialista. A ninguno de esos doctores se les muere un familiar por negligencia de las EPS, ni les niegan tratamientos, ni les niegan medicamentos, y mucho menos se ven en la necesidad de presentar una tutela para que no dejen morir a sus allegados o a ellos mismos.

Y nada de eso les pasa, en parte, porque pueden pagar medicina prepagada, o quién sabe qué otra figura costosa que provea buen plan de salud. Y esa plata sale de nuestros bolsillos.

Ni siquiera hacen su trabajo, como para decir que se ganan sus salarios.

Pero cuando se trata de la política pura y dura sí llenan el escenario. Se ve llena la Cámara de Representantes cuando hay que oponerse al matrimonio entre parejas del mismo sexo, o cuando alguien recuerda que la gente tiene derecho a las horas extras y a ellos les parece espantosa la iniciativa. También cuando hay que oponerse a la ridícula idea de que los soldados muertos en combate son los jóvenes pobres del país, que hay que terminar con esa barbarie. Para eso sí están, pero para lo que deberían servir no. Y eso es culpa de nosotros los ciudadanos y nuestra alabanza al “doctor”.

Para discutir nuevos impuestos que los enriquezcan más y nos duelan más a los gobernados ─sobre todo por ilegítimos─, para eso sí están.

Foto: Carlos Ortega / EL TIEMPO

Foto: Carlos Ortega / EL TIEMPO

Gente: los doctores son quienes tienen todo lo que tienen gracias a nuestros impuestos, y hay que exigir respeto. Si no nos respetamos nosotros mismos, difícilmente los políticos lo harán, salvo contados casos.

Si usted no va a su trabajo y no hace lo que le corresponde lo ponen “de patitas en la calle”. Ellos, como ganan de nuestros pobres bolsillos, deberían ser aún más rigurosos y disciplinados, porque su compromiso no es con una empresa, sino con los 48 o más millones de personas que viven en Colombia.

Mientras la pleitesía al doctor continúe seguirán pasando atropellos como el de Nicolás Gaviria (¡a la mismísima policía!), que hizo aún más famoso el “usted no sabe quién soy yo”. Gaviria, por supuesto, no pagó ninguna consecuencia por sus actos. Si hubiera sido cualquier otro mortal, la historia habría sido diferente.

En Colombia se necesitan menos encorbatados, y más ciudadanos conscientes de a dónde van a parar sus impuestos.

@Ydesparchado

 

Anexo: Según otro bloguero, pero del portal Kienyke, ésta es la lista de “encorbatados” y “encorbatadas” que no les pareció interesante discutir la situación crítica por la que pasa la salud en Colombia. La replico porque parece importante saber a qué representantes no les importa la vida de los colombianos.

Bogotá

María Fernanda Cabal Molina (Centro Democrático)

Esperanza María Pinzón de Jiménez (Centro Democrático)

Edward David Rodríguez Rodríguez (Centro Democrático)

Clara Leticia Rojas González (Partido Liberal)

Juan Carlos Lozada Vargas (Partido Liberal)

Angélica Lisbeth Lozano Correa (Alianza Verde)

Angela María Robledo Gómez (Alianza Verde)

Inti Raúl Asprilla Reyes (Alianza Verde)

Efraín Antonio Torres Monsalvo (Partido de la U)

Telésforo Pedraza Ortega (Partido Conservador)

Rodrigo Lara Restrepo (Cambio Radical)

Carlos Germán Navas Talero (Polo Democrátido)

Alirio Uribe Muñoz (Polo Democrático)

Carlos Eduardo Guevara (Mira)

Amazonas

Eduar Luis Benjumea Moreno (Partido Liberal)

Rafael Elizalde Gómez (Opción Ciudadana)

Antioquia

Iván Darío Agudelo Zapata (Partido Liberal)

John Jairo Roldan Avendaño (Partido Liberal)

Julián Bedoya Pulgarín (Partido Liberal)

Óscar de Jesús Hurtado Pérez (Partido Liberal)

León Darío Ramírez Valencia (Partido de la U)

German Alcides Blanco Álvarez (Partido Conservador)

Luis Horacio Gallón Arango (Partido Conservador)

Nicolás Albeiro Echeverry (Partido Conservador)

José Ignacio Mesa Betancur (Cambio Radical)

Rodrigo de Jesús Saldarriaga Sanín (Polo Democrático)

Oscar Darío Pérez Pineda (Centro Democrático)

Santiago Valencia González (Centro Democrático)

María Regina Zuluaga Henao (Centro Democrático)

Federico Eduardo Hoyos Salazar (Centro Democrático)

Wilson Córdoba Mena (Centro Democrático)

Margarita María Restrepo Henao (Centro Democrático)

Arauca

Pedro Jesus Orjuela Gómez (Partido Liberal)

Albeiro Vanegas Osorio (Partido de la U)

Atlántico

Mauricio Gómez Amín (Partido Liberal)

Martha Patricia Villalba Hodwalker (Partido de la U)

Eduardo Alfonso Crissien (Partido de la U)

Aída Merlano Rebolledo (Partido Conservador)

Inés Cecilia López Flórez (Partido Conservador)

Bolívar

Silvio José Carrasquilla Torres (Partido Liberal)

Martha Cecilia Curi Osorio (Partido de la U)

Alonso José del Río Cabarcas (Partido de la U)

Pedrito Tomás Pereira Caballero (Partido Conservador)

Hernando José Pauadi (Cambio Radical)

Karen Violette Cure Corcione (Cambio Radical)

Boyacá

Rafael Romero Piñeros (Partido Liberal)

Jairo Enrique Castiblanco Parra (Partido de la U)

Cristóbal Rodríguez Hernández (Partido de la U)

Humphrey Roa Sarmiento (Partido Conservador)

Ciro Alejandro Ramírez Cortés (Centro Democrático)

Sandra Liliana Ortiz Nova (Alianza Verde)

Caldas

Mario Alberto Castaño Perez (Partido Liberal)

Luz Adriana Moreno Marmolejo (Partido de la U)

Hernán Penagos Giraldo (Partido de la U)

Arturo Yepes Alzate (Partido Conservador)

Hugo Hernán González Medina (Centro Democrático)

Caquetá

Harry Giovanny Gonzalez Garcia (Partido Liberal)

Luis Fernando Urrego Carvajal (Partido Conservador)

Cesar

Christian José Moreno Villamizar (Partido de la U)

Alfredo Ape Cuello Baute (Partido Conservador)

Eloy Chichi Quintero Romero (Cambio Radical)

Fernando de la Peña Márquez (Opción Ciudadana)

Cauca

Carlos Julio Bonilla Soto (Partido Liberal)

Crisanto Pizo Mazabuel (Partido Liberal)

John Jairo Cárdenas Morán (Partido de la U)

Oscar Ospina Quintero (Alianza Verde)

Chocó

Nilton Córdoba Manyoma (Partido Liberal)

José Bernardo Flórez Asprilla (Partido de La U)

Córdoba

Fabio Raún Amín (Partido Liberal)

Sara Elena Piedrahíta (Partido de la U)

Eduardo José Tous (Partido de la U)

Raymundo Elías Méndez (Partido de la U)

David Alejandro Barguil (Partido Conservador)

Casanare

Jorge Camilo Abril Tarache (Partido Liberal)

Cundinamarca

Óscar Hernán Sánchez León (Partido Liberal)

José Edilberto Caicedo Sastoque (Partido de la U)

Alfredo Guillermo Molina Triana (Partido de la U)

Orlando Alfonso Clavijo Clavijo (Partido Conservador)

Rubén Darío Molano Piñeros (Centro Democrático)

Jorge Emilio Rey Angel (Cambio Radical)

Jorge Enrique Rozo Rodriguez (Cambio Radical)

Guaviare

Leopoldo Suárez Melo (Partido Liberal)

Alexander García Rodríguez (Partido de la U)

Guainía

Carlos Alberto Cuenca (Cambio Radical)

Edgar Alexánder Cipriano (Alianza Social Independiente)

Magdalena

Jaime Enrique Serrano Pérez (Partido Liberal)

Kalyn Johana González Duarte (Partido Liberal)

Eduardo Agatón Díaz Granados Abadía (Partido de la U)

Fabián Gerardo Castillo Suárez (Cambio Radical)

Franklin del Cristo Lozano de la Ossa (Opción Ciudadana)

Meta

Angelo Antonio Villamil Benavides (Partido Liberal)

Elda Lucy Contento Sanz (Partido de la U)

Nariño

Neftalí Correa Díaz (Partido Liberal)

Berner León Zambrano Eraso (Partido de la U)

Diela Liliana Benavides Solarte (Partido Conservador)

Óscar Fernando Bravo Realpe (Partido Conservador)

Bayardo Gilberto Betancourt Pérez (Opción Ciudadana)

La Guajira

Antenor Durán (Autoridades Indígenas de Colombia)

Huila

Ana María Rincón Herrera (Partido de la U)

Jaime Felipe Lozada Polanco (Partido Conservador)

Flora Perdomo Andrade (Por un Huila Mejor)

Norte de Santander (99,87 %)

Alejandro Carlos Chacón Camargo (Partido Liberal)

Jose Neftalí Santos Ramírez (Partido Liberal)

Wilmer Ramiro Carrillo Mendoza (Partido de la U)

Ciro Antonio Rodríguez Pinzón (Partido Conservador)

Juan Carlos García Gómez (Partido Conservador)

Putumayo

Argenis Velásquez Ramírez (Partido Liberal)

Orlando Aníbal Guerra de la Rosa (Partido Conservador)

Quindío

Luciano Grisales Londoño (Partido Liberal)

Atilano Alonso Giraldo Arboleda (Cambio Radical)

Jorge Ricardo Parra Sepulveda (Cambio Radical)

Risaralda

Diego Patiño Amariles (Partido Liberal)

Didier Burgos (Partido de la U)

Mauricio Salazar Peláez (Partido Conservador)

Juan Carlos Rivera Peña (Partido Conservador)

Santander

Johana Chávez García (Centro Democrático)

Edgar Alfonso Gómez Román (Partido Liberal)

Miguel Ángel Pinto Hernández (Partido Liberal)

Ciro Fernández Núñez (Cambio Radical)

Ricardo Flórez Rueda (Opción Ciudadana)

María Eugenia Triana Vargas (Opción Ciudadana)

Lina María Barrera Rueda (Partido Conservador)

San Andrés

Jack Housni Jaller (Partido Liberal)

Julio Gallardo Archbold (Integración Regional)

Nicolás Daniel Guerrero Montaño (Partido de la U)

Tolima

Ángel María Gaitán Pulido (Partido Liberal)

Carlos Edward Osorio (Partido de la U)

Jaime Armando Yepes Martínez (Partido de la U)

José Elver Hernández Casas (Partido Conservador)

Miguel Ángel Barrero (Partido Conservador)

Pierre Eugenio García (Centro Democrático)

Valle

Fabio Alonso Arroyave Botero (Partido Liberal)

Juan Fernando Reyes Kuri (Partido Liberal)

Nancy Denise Castillo García (Partido Liberal)

Elbert Díaz Lozano (Partido de la U)

Jorge Eliécer Tamayo Marulanda (Partido de la U)

Rafael Eduardo Palau Salazar (Partido de la U)

Álvaro López Gil (Partido Conservador)

Heriberto Sanbabria Astudillo (Partido Conservador)

José Luiz Pérez (Cambio Radical)

Carlos Abraham Jiménez (Cambio Radical)

Carlos Alberto Cuero (Centro Democrático)

Ana Cristina Paz (Alianza Verde)

Guillermina Bravo Montaño (MIRA)

Vaupés

Norbey Marulanda Muñoz (Partido Liberal)

Jair Arango Torres (Cambio Radical)

Vichada

Nery Oros Ortiz (Partido de la U)

Marco Sergio Ramírez Merchán (Partido Liberal)

(Visited 7.866 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es David Jáuregui Sarmiento pero en realidad soy uno más del montón. Imprudente, aunque no por convicción sino por descuido; ignorante, porque prácticamente sé nada de muy poco y, sobre todo, soy un tipejo sin gracia al que la gente empuja en TransMilenio. Estudié periodismo y cursé una maestría en Estudios Culturales. Para mí, en la gente está "el meollo del asunto".

Más posts de este Blog

  • Colombia

    ¿Y quién nos protege de la policía?

    Uno reflexiona sobre el nuevo código de Policía y dan ganas de escupir el piso. Hace 5 años agentes(...)

  • Bogotá

    ¿Y si hubiera sido su mamá?

    [caption id="attachment_218" align="aligncenter" width="640"] Imagen tomada de la red social Facebook[/caption]   Hace poco el periodista Juan Gossain sentenció(...)

  • Bogotá

    La adopción, marica

      [caption id="attachment_193" align="aligncenter" width="600"] Foto: El Tiempo[/caption] @YDesparchado “Al momento de aceptar su homosexualidad (maricada) sabían a qué(...)

  • Bogotá

    Carta abierta a Enrique Peñalosa

    [caption id="attachment_176" align="aligncenter" width="600"] Foto: Archivo / El Tiempo[/caption] @YDesparchado   Hace poco uno de mis mejores amigos afirmó:(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

18 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No solo los que usan corbata hacen embarradas, también los que usan gorras y mochilas, sean funcionarios públicos o no. Este jovencito resultó campeón de la discriminación. Ya no se podrá usar corbata porque a él no le gusta.

    • davidjauregui1105

      Bueno, no sé si seré el campeón de la discriminación, pero está claro que el artículo no se refiere a todos los encorbatados. Le explico un poco más desmenuzado el asunto: si escribo una crítica a la policía (por ejemplo, por dios, no es que lo esté haciendo), y me refiero a los integrantes de la institución como “los de verde”, no quiere decir que todas las buenas personas que se visten de color verde estén incluidas en la crítica. Yo creo que para leer una cosa u otra, antes de empezar, hay que quitarse los guantes y leer sin prejuicios. Lo suyo, como usted mismo se refirió (sospechosamente) a los de “las gorras y las mochilas”, sí es discriminación.

      La argumentación es útil. Le ruego que para todo en su vida la utilice.

      Gracias por su comentario y ¡saludos!

  2. Jajajajaj. …que man tan bruto este….pensé que era un artículo de chiste….pero no…era en serio! Otro niñito dandoselas de inteligente a punta de escribir clichés y lugares comunes. …prefiero pagar mis impuestos para financiar a esos políticos que perder mi tiempo leyendo estas pendejadas…..bah!

  3. Y de qué nos sirve crear conciencia acerca de que estos “doctores” no hagan su trabajo si constitucionalmente están blindados para que hagan y deshagan? Si el pueblo, que es de donde sale el dinero para sus altísimos sueldos, se queja y se queja pero no hace nada? Más bien asesoren por estos medios cuales son los mecanismos para realizar una reforma para que disminuya el número de parlamentarios y que sea el pueblo quien decida cuanto se le debe pagar a cada uno de ellos, y asi no nos indignamos cuándo un presidente quiera darles una mermelada de 8 millones mensuales.

  4. luissalamanca0622

    es que estamos hablando de que a esos cafres viles sinverguenzas doctores del senado no se les dio la vil gana de asistir al debate sobre la salud realmente son unos miserables bandidos en todo el sentido de la palabra realmente da es rabia coraje y no hay palabras para expresar este dolor que siento no es posible que la gente muriendo y estos malnacidos no les importe la gente que fue la que los eligio

  5. los que estudian y terminan medicina son médicos (no doctores),lo cierto es que si me presento con corbata me atienden mejor, la ignorancia es tan grande que supongo que cuando me miran asumen que soy un “Doctor”. No hay nada mejor que subirle el ego a alguien diciéndole “doctor o doctora” para ganar servicio; esto sobre todo si es un pobre pelagatos, mi experiencia me ha enseñado que a mayor educación y cultura se debe actuar con mayor sencillez.Mi padre decia ” Tranquilo mijo que lo de Doctor se puede comprar, pero el ser persona solo se gana con mucho esfuerzo y no es para todos”

    • davidjauregui1105

      La definición de la RAE dice que sí. ¡Gracias por su comentario!

      1. m. y f. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.
      2. m. y f. Persona que enseña una ciencia o arte.
      3. m. y f. Título que da la Iglesia con particularidad a algunos santos que con mayor profundidad de doctrina defendieron la religión o enseñaron lo perteneciente a ella.
      4. m. y f. coloq. Médico, aunque no tenga el grado académico de doctor.

  6. nohayconquien

    En un pais del primer mundo doctor es el que a hecho 10 o 12 años de universidad, de los cuales los ultimos 4 son de Ph.D. (Philosophical Doctor) de ahí su titulo de Doctor),y lo escriben luego de su nombre. — Ph.D. y todo el mundo los respeta. Si no han hecho esto, hasta el presidente es Señor.

  7. Una norma q si estos mal llamados padres de la patria fallan a un sólo debate queden destituidos y sólo se salven con valoración médica por su eps ( no la,medicina preparada) y medicina legal

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar