Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La adjudicada ‘Transversal de las Américas’, proyecto de infraestructura vial con el que se desea comunicar a Panamá con Colombia, tendrá serias repercusiones de gran impacto sobre el medio ambiente de la zona del Tapón del Darién, según expertos. Además, varias comunidades que residen en los territorios implicados sienten la amenaza de tener que desplazarse de sus tierras, para la construcción de la autopista.

Por Esteban Alvarán Marín

La ‘Transversal de las Américas’ hace parte de un gran sistema colectivo de carreteras correspondiente a  la ‘Vía Panamericana’,  plan que nace en la V Conferencia Internacional de los Estados  Americanos (1923), ante la idea de una carretera que uniera los países del continente, desde Alaska hasta el sur de Argentina.  Más de 25 mil kilómetros ya han sido construidos en 13 países, y sólo los 108 kilómetros que atraviesan el ‘Tapón del Darién’ (Panamá – Colombia) hacen falta.

Durante más de dos décadas, la construcción de este tramo de la autopista continental, que une la frontera panameña con Turbo (Antioquia), ha estado suspendida multilateralmente por varias razones: En Panamá, la negativa por la construcción de la carretera, se argumenta en la gran posibilidad de que el tráfico de armas y narcóticos colombiano se traslade a su territorio.  Por otro lado, sus gobiernos durante muchos años han defendido la rica y única biodiversidad de la zona. En Colombia, los grupos guerrilleros y paramilitares, al margen de la ley, tuvieron hasta hace pocos años un representativo protagonismo sobre el territorio del Darién, provocando un difícil acceso del Estado a la región. Cuando la zona tuvo un mayor control del Estado, el gobierno pasado de Álvaro Uribe Vélez se comprometió a adelantar la construcción de la autopista, que según el ministerio de transporte de ésa administración, «incrementará la competitividad de Colombia».

Pero más allá de las posibilidades económicas que la autopista pueda traer al país, la construcción de ésta podría crear serias problemáticas ambientales y sociales, que el gobierno de Uribe no tuvo en cuenta.

El ‘Tapón del Darién’ es una región selvática, que comprende el sur-oriente de Panamá y parte del occidente colombiano, entre los departamentos Antioquia y Chocó. Internacionalmente ha sido reconocida como un punto único de confluencia de la biodiversidad de norte, centro y sur América. Razón por la cual Natalia Arango, coordinadora estratégica de áreas protegidas de The Nature Conservancy, asegura que en el Darién «hay especies que si se extinguen se pierden para toda la humanidad». La zona también funciona como resguardo de numerosas comarcas indígenas, como las Kuna Yala y Madugandí.

La biodiversidad del Darién es inimaginable. Más de 600 especies botánicas han sido reportadas allí, y algunas de ellas, como el Árbol Cativo, son únicas en el mundo; cuenta con alrededor de 550 especies de vertebrados,  y su riqueza hidrográfica, la hace una de las regiones ambientalmente más importantes del mundo. Además cuenta con el Parque Nacional Natural de los Katíos, que en el año 1994 fue declarado patrimonio natural mundial por la UNESCO, y en 2009 fue inscrito en la lista de patrimonios de la humanidad en peligro, por la misma organización.

Deforestación y explotación de las tierras de la región, esperan sutilmente la construcción de la autopista. Alfredo Molano, periodista colombiano y escritor del libro ‘Darién: diario de una travesía’, definió los planes de la ‘Transversal de las Américas’  para el periódico El Espectador, como un «proyecto paisa, con el que se quiere inundar el Darién de palma africana».

Aunque con la carretera se espera que el Estado proporcione mayor seguridad en esta región, las poblaciones que viven en el Tapón del Darién ven más consecuencias negativas que positivas. Así lo expresan «Las comunidades de Autodeterminación y Vida, Dignidad del Cacarica» (CAVIDA), compuesta por alrededor de 1200 campesinos afrodescendientes, quienes se oponen a la construcción del tramo de la carretera que atraviesa el Tapón del Darién y el PNN Los Katíos, manifestando su «preocupación por el desarrollo del megaproyecto Transversal de las Américas, el cual amenaza nuestra superviviencia en nuestro territorio tradicional y pone en riesgo la persistencia de la alta diversidad biológica que lo habita. Tenemos derecho a trabajar en lo que es nuestro, a vivir en lo que nos pertenece».

Miles de campesinos e indígenas serán obligados a desplazarse de las tierras que aman, para facilitar el proceso de construcción de la autopista. Ríos, animales y vegetación también tendrán que apartarse, de las construcciones del hombre, que egoísta, no sabe convivir con la naturaleza. Un hombre muy diferente al que la caudalosa cuenca del río Atrato ha visto navegando en chalupas durante cientos de años; el hombre de la civilización, que acaba con los recursos que lo hacen rico, por buscar parecerse al que profundamente todo lo ha acabado.

El documento CONPES 3612, donde el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez aprueba la transferencia de dineros del Estado para la construcción de la ‘Transversal de las Américas’, fue establecido el 21 de Septiembre de 2009. La adjudicación de la licitación pública No. SEA LP – 002 – 2009 del  Ministerio de Transporte, para la construcción de la carretera, fue entregada al Consorcio Vías de las Américas SAS PSF, el 5 de Agosto de 2010, a escasos dos días para la posesión de un nuevo gobierno en Colombia, y entre varias polémicas que dejan entre dicha, la claridad que tuvo el proceso licitatorio.

A las comunidades del Tapón del Darién nunca se les consultó lo que pensaban sobre la construcción de una autopista en sus tierras. Sin embargo, ellas mismas han organizado encuentros internacionales, donde exponen su preocupación ante las decisiones que el Estado ha tomado sobre ellos.  «Somos personas que somos las naturaleza misma, allí implantada. Somos personas que amamos esta tierra, amamos cada pedazo que pisamos. Somos personas que somos de la tierra, somos la tierra misma», señaló uno de los representantes de las comunidades del Cacarica, que se oponen a la construcción de la ‘Transversal de las Américas’ en el Tapón del Darién, durante el encuentro internacional ‘Hacia un Mundo Posible, Cacarica’, realizado en diciembre de 2004.

¿Hasta dónde debe sacrificar un país sus verdaderas riquezas culturales y ambientales por el progreso de su economía?

Esteban Alvarán Marín
Periodista LA LUPA
lalupaopinion@gmail.com
(Visited 249 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Director ejecutivo de Clout, agencia de influence marketing. Más de diez años de experiencia en consultoría de opinión pública y manejo reputacional para empresas en Colombia y Ecuador.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Juan David Arias Suárez Docente de Contaduría Pública. Coordinador de Investigaciones(...)

3

A través de los medios de comunicación, a diario tenemos noticia(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El desarrollo e integracion de los pueblos se hace con vias de comunicacion y en este caso esta carretera cumple esa funcion, el medio ambiente y su biodiversidad y diversidad su afectacion sera reversible, se necesita es un buen plan de ordenamientos territorial, y planes de manejo ambiental aplicables y controlables. Seria bueno llegar a Estados Unidos en Carro sin hacer trasbordos. Los se;ores ecologistas y ambientalistas lo que van a tener es trabajo en esta region cuando la carretera se construya. Adelante hay que construirla porque en la incertidubre esta la realizacion y la felicidad del hombre/

  2. El problema no es sólo de Colombia, es de todo el hemisferio. Ya Colombia vió lo que pasó con los humedales de la ciénaga de Salamanca cuando se trazó la trocal del Caribe por allá en los 70s sin el debido estudio de impacto ambiental. Hubo que trabajar más de 10 años reacondicionando la carretera y poniéndole tubos de drenaje que dejaran pasar la humedad a la ciénaga y declarar la zona parque protegido. Con todo y eso se perdieron muchas especies de pájaros y ranas que sólo existían allí. Recientemente, también bajo el mando de Uribe, se permitió secar más de 300 hectáreas de ese parque para Palma. La aprobación precipitada de este tramo de la Panamericana tiene su motivación principal en seguir robándole terreno a los pulmones del continente para un cultivo que no genera empleos permanentes y sólo beneficia a los grandes latifundistas. La opción menos lesiva para el delicado equilibrio ecológico de la zona del Darién, sería una via costera sobre un terraplén por encima el nivel de la marea máxima y con drenaje suficiente que garantice que no corte el suministro hídrico a los humedales; algo parecido a lo que hicieron los gringos para conectar los cayos de la Florida a la península.

  3. lauraalejandrag

    Otro caso más de licitaciones y corrupción comprobadas y Andrés Uriel muy tranquilito y comiendo perdices. Es una falta de respeto lo que hace este señor y todos los ex ministros del presidente Uribe.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar