Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

LA CRUCIFIXIÓN DE LA FISCAL

Por: Marco Aurelio

La aptitud y rectitud de un funcionario público en el desarrollo de sus propias funciones se tienen que evaluar de manera integral, sin que estas se puedan disgregar en función de escoger o divulgar algunas más rimbombantes por su parafernalia y acompasadas por impresionantes despliegues amarillistas de nuestros medios; mientras otras, de igual o mayor importancia para la justicia y la sociedad se les da un tratamiento con amagues de impunidad impresionante, y que son desconocidas por aquellos que se toman la vocería general y se convierten en termómetros humanos.

No sólo produce tristeza sino malestar general las bruscas e intempestivas ambivalencias de las que padece gran parte de colombianos, en cuestión de segundos y ante cualquier hecho sobreviniente cambia su valor o la perspectiva que se tenía inicial, y este es el caso concreto que se vive hoy con la declaratoria de nulidad proferida por el Consejo de Estado de la elección de la señora Fiscal por parte de la Corte Suprema de Justicia.
Hace unos 15 meses se supero la crisis y la interinidad que se traía desde el gobierno anterior en la Fiscalía General de la Nación para la designación de su titular, y con el cambio de nuevo gobierno y de nueva terna, la Corte con sus 18 magistrados en ejercicio, ya que había 5 vacantes por retiro forzoso y que no habían sido provistas, resolvió cambiar el reglamento en lo concerniente al sistema de votaciones por una sola vez para la elección de fiscal y de proveer las vacantes de magistrados, resultando elegida para Fiscal General Vivianne Morales Hoyos. Si el cambio de reglamento para esos fines hubiese sido permanente, otro gallo cantaría, y los vítores en Fiscalía serían estruendosos.
Con la elección de la Fiscal todo el mundo quedó feliz de la pelota, palabras y flores a granel para la bonita y madura señora, hasta que empezó el escándalo por el carrusel de la contratación en Bogotá y en medio de las investigaciones preliminares salió a la palestra el nombre de Carlos Alonso Lucio, conociéndose simultáneamente que éste y la fiscal se habían ‘arrejuntado’ de nuevo, y ahí empezó el calvario. Que Lucio estaba influyendo en la toma de decisiones de la Fiscalía. Que se estaba afectando la independencia de la fiscal. Que Lucio era esto y aquello. Que la fiscal generaba desconfianza en la justicia.
A raíz de todo esto, algunos destacados columnistas empezaron con sus ataques frontales a la Fiscal y denuncias comprometedoras a su marido, empezando a realizarse los sondeos y declaraciones entre la opinión pública, estando una mayoría abrumadora de opinión a favor de los columnistas y reprobando la unión marital de la señora Morales Hoyos con Lucio por su oscuro y delictual pasado, como también, por las circunstancias especiales que en algo cambiaron la vida de la mencionada fiscal. 
Yo, personalmente en mis escritos he defendido su vida privada, sosteniendo que su cerebro no está cerca de sus intestinos ni de su punto ‘G’, pero en múltiples comunicaciones la he criticado fuertemente por haber atornillado a ciertos personajes en la Fiscalía que dejan mucho que desear, alertándola  de ciertos corifeos y sepultureros que tiene a su lado, sin haber sido jamás escuchado, ni aun en mis Derechos de Petición.
Una vez confirmada por parte de ella la reanudación de su vida conyugal, se tejieron infinidad de versiones que rodearon su postulación y posterior elección: Que la doctora Morales le mintió al Presidente y a la Corte. Que el Presidente si y no le preguntó por su relación con Lucio. Que si el Presidente hubiese sospechado de esta relación, jamás la hubiere postulado. Que si la Corte hubiere conocido esta situación no la hubiera elegido, etcétera,.
O sea, en la forma como estaban dadas las circunstancias personales de la Fiscal se comprometía seriamente la institucionalidad del ente investigador y la responsabilidad le recaía al Presidente como postulador y a la Corte como elector, y, en esto, sin incurrir en eufemismos y hablando con toda la franqueza y sin cobardía había consenso, así que no nos demos golpes de pecho como pecador arrepentido.
Con ese cuentico de que la demanda de nulidad de elección es toda de la cosecha de un estudiante humilde de Derecho, tienen que tocar otra puerta en donde se asome la Santísima Trinidad y la vocería esté a cargo de la paloma del Espíritu Santo. Además, como la última palabra la tiene el Eco, éste confirmará mi percepción en voz alta: Ni la demanda la hizo el aventajado estudiante de Derecho, ni el Fallo del Consejo del Estado fue sorpresa, ni fue inédito. Ni hay presión de Uribe, éste hoy en día sólo la ejerce sobre dos o tres pelagatos. Un Fallo de este calibre no se profiere a las volandas. Este es un Fallo muy concertado y tratado con la diligencia y prudencia con la que se avoca cualquier hecho que pueda poner en inminente peligro la seguridad nacional, y salió crucificada Vivianne Morales.
Quedaron felices y comieron perdices. La gente congestionó las redes sociales y se lamentó, pero todo sigue su marcha. ¡Muerto el Rey, viva el Rey!

Manizales, Marzo 2 de 2012.

Marco Aurelio Uribe García.

Publicado en: El Tiempo

4 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.

  1. 1

    papeleta 2 marzo, 2012 a las 14:16

    Marco Auelio, y élla renunció, está terriblemente enamorAda,y en este estado febril,que entumece el cerebro,y por eso tiró por la borda el puesto…a pesar que Mister Santos cuando supo ,corrió a la Universidad del Rosario a llorarle para que siguiera dando lora, tan del gusto del presidente,con el comandante de la Naval,Riverita, Pardito, Vargas LLEras, Y LA ALONDRA María Angelina Holgún. Viviane con Lucio ya tiene pensión y dinero suficiente para no atormentarse,y ser felices, livbes y tranquilos.

  2. 2

    aminaticauhia 4 marzo, 2012 a las 5:22

    Es que no hay en Colombia sino Vivian Morales,para que los procesos no queden en riesgo?no sera mas bien algo que favorece la justicia? ella que por venganza persigue a Restrepo,y lo acusa con los mas aberrantes e insultantes de los cargos, como concierto para delinquir,enriiquecimiento ilicito,como trafico de armas, que el pais entero saben que so lo son fruto de su imaginacion calenturienta, y tener en la carcel por peligroso para la sociedad a Arias,por visitar en la carcel a sus amigos que fueron declarados inocentes?ella que se caso en una carcel,que no vio al elefante,que no dice nada de su amiga Piedad Cordoba,que el pais reconoce como incitadora del terrorimo?que no ha tocado el proceso de Alvaro Gomez, despues de las acusaciones de un delincuente al que si oyen por señalamientos mentirosos contra otros,que no son sus amigos? ahi esta para que se den cuenta de la persecucion que no es imaginaria,es la realidad de lo que vive con escandalo el pais,si hubiera seguido las consecuencias serian inimaginables

  3. 3

    lecturioso 4 marzo, 2012 a las 9:02

    Es evidente que somos un país sin seriedad. Tan altos dignatarios dando pasos para adelante o para atrás en decisiones como la FiscalÍa general de la República, deja mucho que desear, es como tener una Corte Suprema de Justicia de bolsillo, que actúa dependiendo de las necesidades de los ex mandatarios de turno. Si la Corte se “doblemente” equivocó, que podemos esperar de ahí para abajo. Lástima que tantos columnistas importantes estén haciéndole el juego a los que se roban el país.

  4. 4

    ALFONSO561 4 marzo, 2012 a las 9:06

    Dos aurelio las leyes son para todos, hagan bien o no su trabajo si no son idóneos y con mentiras han conseguido un puestos, pues que los echen. O eso no fue los que les pasó al psiquiatra y a otro personaje en Medicina Legal? Todo parejo así es bueno.