Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
patty_1.jpg
Hace algunas semanas una amiga fue víctima de un atraco en Sydney.¿Cómo, en Australia? Se preguntarán muchos. Sí, en Australia. Aquí también matan, roban, estafan, entre otros problemas, aunque la tasa es bastante inferior frente a países donde estos acontecimientos son considerados deporte nacional.
Patico, apodo que le pongo para que no sepan que se llama Patricia, que le decimos Paty y que aparece en la foto, caminaba tranquila por una calle más de las miles que hay en Sydney, por el suburbio de Dulwich Hill. Ella regresaba luego de su jornada de trabajo en un colegio. Eran aproximadamente las nueve y diecisiete minutos de la noche y algún amago de lluvia asomaba. Estaba contenta pues se acababa de comprar una blusa y no veía la hora de llegar a casa para medírsela nuevamente. A pocas cuadras del colegio, Paty seguía la misma ruta de todas las noches para llegar pronto a su apartamento. 
De repente, en frente de ella, a unos pocos metros, apareció un hombre que caminaba en su dirección. Patico realmente nunca imaginó lo que sucedería, pues estando en tierras australianas la sensación de inseguridad que traemos de nuestros países se va perdiendo poco a poco. Patico pensó que era un habitante más, otro inmigrante, mejor dicho, otro gato.
La situación parecía el cuento de Caperucita Roja. Ella caminaba con su canasta de pasteles – en este caso su bolso, con la blusa nueva y otras pertenencias-, por el camino en medio del bosque para llegar a casa de la abuela. De pronto apareció el lobo. -Hola caperucita, ¿a dónde te diriges- etc… 
Lo diferente del cuento con la situación real es que aquí no apareció un lobo, lo que apareció fue severa rata, es más rata es poquito comparado con este malandro maldito. Sin mediar palabra, el hampón comenzó a golpear a Patico. Uno de sus primeros golpes fue a dar en su rostro. Quedó medio privada. Estoy seguro de que este hampón no sabía hablar inglés, pues hubiera sido más sencillo pedirle la plata, el bolso, o el celular. Aunque claro, en las escuelas de inglés no enseñan eso, sólo aprendemos en situaciones legales. Can I have a beer?, sorry, could you help me please?. Si este atracador hubiera pasado por una escuela de inglés, con un simple excuse me, can I have your bag, your money and your mobile, please?  se hubiera ahorrado la golpiza, el susto y las demás angustias vividas. Pero no, este idiota siguió golpeando a Patico, con una sevicia de boxeador de peso pesado. Patico, instintivamente comenzó a gritar, y a pedir por ayuda. 
El animal se ensanchó en tratar de quitarle el bolso, que para infortunio de Patico se lo había puesto cruzado por el cuello, entonces los golpes se intensificaron para tratar de arrebatárselo. Al final, de tanta fuerza, el ladrón logró quitárselo y huir. Algunos  vecinos, alertados por los gritos, socorrieron a Patico. Fue subida a un taxi con rumbo al hospital más cercano. 
El resultado de este atraco: Quijada dislocada, moretones por la cara, el susto del atraco, un bolso perdido, una blusita sin estrenar y aproximadamente 500 dólares de botín para el ladrón.
Yo me enteré de la situación al otro día. Un amigo en común me llamó a contarme lo sucedido. Salí hacía el hospital al cual habían llevado a Patico. Allí la encontré, su rostro reflejaba la tragedia. Estaba casi irreconocible, aunque consciente. Incluso su acento era diferente pues al tener la quijada dislocada su forma de hablar era extraña, casi como un acento 100% australiano. Me recordó la imagen de una mujer de la costa colombiana, de la alta sociedad, quien hace unos años fue salvajemente golpeada por el animal que tenía  -¿o tiene?- por marido. 
La impresión era casi la misma. En el hospital ubicaron a Patico en una camilla, junto a otros pacientes. En este sitio la atendieron bien y le brindaron los cuidados necesarios mientras la evaluaban los especialistas. Debo anotar que un par de enfermeras estaban bien lindas.
Durante su estancia en este hospital, comenzó un desfile de visitantes, dentro de los cuales se encontraban médicos especialistas, enfermeras, policías, amigos, el arrunche,  incluso un par de periodistas de algún periódico medio amarillista con tal de tener la chiva para sus ediciones. Todos abrumados por lo que le había pasado a Patico, incluso le asignaron un psicólogo para evaluar un posible trauma emocional. Esto sí me pareció curioso, pues aunque para Australia esto puede ser un suceso extraño, nosotros estamos casi acostumbrados a estas situaciones, con una sensación de inseguridad y prevención para todo.
Luego de las correspondientes evaluaciones, exámenes, toma de muestras, visitas, testimonios, repetir 345 veces la historia, palabras como: Tenaz, uishhh, ¿cómo?, pobrecita, qué vaina, lo siento, ¿cómo te sientes?, ¿necesitas algo? ¿Y quién te hizo esto? ¿Cogieron al tipo?, si necesitas algo sólo dímelo, entre otras, Patico fue remitida a otro hospital debido a que era necesario hacer un mejor examen de su quijada para saber si debía ser intervenida quirúrgicamente. Estábamos Patico, un amigo y yo hablando, cuando llegaron dos paramédicos con la orden de trasladarla. Ya comenzaba a sentirme en un paseo de la muerte pues durante todo el proceso Patico pasó por tres hospitales, más que todo porque en dos de ellos no estaba el especialista o el equipo necesario para evaluar su mandíbula. 
Los dos paramédicos llevaron a Patico hasta la ambulancia. En el parqueadero noté que había por lo menos siete ambulancias disponibles para emergencias. En una de ellas la acomodaron  y nos permitieron a Juan Carlos y a mí acompañarla hasta el otro hospital. La ambulancia tenía todos los juguetes, equipos, instrumentos, mejor dicho, faltaba que tuviera piscina. Viajamos hacía el hospital de Liverpool; La conductora y yo adelante, Juan Carlos atrás con Patico y el paramédico a su lado pendiente de ella. Después de casi 40 minutos de camino llegamos a Liverpool. 
Allí los paramédicos cargaron a Patico y siempre estuvieron pendientes de ella. Debo destacar que uno de ellos me dijo que la paciente era su responsabilidad y hasta que no la dejaran ubicada en una habitación o bajo el cuidado de un médico no la abandonarían.  Aquí se me salió un ¡guau! Al rato apareció una de las encargadas preguntando por el caso y por el estado de Patico. 
Ya nos iba a cobrar un dinero por recibirla, pero le dijimos que Patico contaba con un seguro, por lo que nos recibió sin inconveniente, aunque aseguró que el hospital estaba lleno y no había cuartos suficientes. Al final, trató de buscarnos una habitación y como no había, nos mandaron a un consultorio ortopédico. Allí los paramédicos bajaron a Patico a la cama y en ese momento apareció la dueña del consultorio con un paciente, haciendo una cara de ¿ustedes qué hacen aquí?. Los paramédicos, ya incómodos, tuvieron que subirla nuevamente a la camilla e ir a buscar otra habitación. Terminamos en otro consultorio esperando la atención del médico respectivo. 
Pasados unos minutos apareció. Era un indio, de la india por supuesto, no piensen mal. Llegó disculpándose por la situación que pasamos en el hospital, argumentando que este era el hospital de Liverpool, como queriendo decir que era más pobre, lleno de pacientes y algo desordenado, lo que realmente no nos pareció, pues creo que siempre estuvimos bien atendidos. Luego, el hombre saca las radiografías y las ubica en la pantalla y comienza a explicarnos lo que había que hacerle a Patico. No entendí mucho, pero decíamos yes, mmm ok,,, yes…mmm… ahhh of course yes…
Lo que confirmaba era que teníamos que esperar para evaluar a Patico con un equipo especial y decidir si era necesaria una cirugía. El doctor le dijo a Patico que se acomodara en una silla para darle un vistazo a su cara. El hombre la tomó por la cabeza e intentó suavemente acomodar su mandíbula; luego hizo la pregunta de rigor ¿duele?. Patico sintió como si un sobandero, de esos a los que mi mamá me llevaba cuando me dislocaba un hueso, estuviera intentando cuadrarle la mandíbula. Su grito fue inminente. Creo que no fue necesario afirmar que le dolía. 
Las radiografías mostraban que efectivamente había una dislocación de un hueso. Afortunadamente luego del examen no fue necesario hacer cirugía, simplemente la anestesiaron, cuadraron el huesito y arreglado el asunto. Lástima que con eso Patico volvió a su acento natural, pues con el golpe tenía un acento inglés casi que perfecto, quien la viera pensaría que era australiana de raca mandaca.
Patico fue incapacitada por varios días lo que significó que debió ausentarse de su trabajo. Para sorpresa mía, su jefe accedió a pagarle la incapacidad – todavía no me la creo-. Pues aquí prospera la ley de: si te enfermas te jodes, en especial si tu jefe es latino o asiático. Aunque al final de la incapacidad su jefe la llamaba insistentemente para saber cuándo iba a regresar, pues aunque Patico ya podía trabajar, perfectamente pudo tomarse sus días de incapacidad para descansar. El seguro de su trabajo cubrió todo y Patico no pagó nada, bueno, pagó la novatada, pues en Colombia nunca le pasó algo similar.
De lo poco que se salvó fue el celular, pues Patico lo llevaba en su bolsillo. Claro que la golpiza hubiera sido más grande donde este man le diga: deme el celular, y Patico le responda: Claro, 0425 874 XXX
A la conquista!!! 
(Visited 35 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Algunas encuestan dicen que somos el país más feliz, con dos océanos y las mujeres más lindas. Llenos de recursos naturales. Miles de especies en flora y fauna. La gente más linda, amable, trabajadora y frentera. Tenemos todo el potencial para ser un país avanzado. Para estar más cerca de ser una sociedad incluyente, igualitaria, desarrollada y sobre todo en paz. Entonces ¿por qué estamos tan lejos de serlo? En este blog encontrará parte de la respuesta. No apto para chovinistas, personas con enfermedades cardiacas o quienes todavía viven en una burbuja azul. Si lo lee y desea insultarme, hágalo con buena ortografía, por favor. Estoy en Twitter @donluiseduardo Y en Facebook facebook.com/donluiseduardoquintero

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Es incalculable el número total de colombianos que luego de estudiar sus(...)

3

Empujada por las encuestas -que si bien son poco fiables, desestabilizan- decidí(...)

15 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. andressinn26

    Pues yo estuve en Sydney y la verdad es que en dos dias quede desencantado especialmente por lo insegura que esla ciudad, comparada con Melbourne o Sydney.

  2. Mi querido Lucho , despues de leer varios blogs tuyos he llegado a la siguiente conclusion : 1) vos sos el perro que muerde la mano del amo(danilo) que te dio el pan 2)vos sos resentido con este pais que te trajo como estudiante y ya tenes ganas hasta de quedarte(el internet de Australia es una mierd…) 3)Haces comentarios demasiado desagradables del pais que te acogio,si tanto te disgusta o te incomoda por aqui es para alla (Colombia).
    Aqui no hay carteles aqui hay gente trabajadora y generadora de empleo y pagamos impuestos amigo mio para que te atiendan bien en los hospitales en el servicio de transporte publico y en las diferentes entidades del estado como un rey (pero de la chismografia y del veneno que llevas por dentro)

  3. Lucho la gente se muere de envidia en todos lados sin importar la cultura o lengua.Bueno para lo que no saben o entienden en las peliculas se divergen la realidad de la ficcion,son noticias ,unas reales otras con el afan de vender sin importar nada. que cantidad de masa puede atraer , sin importar el nivel intelectual,social,religioso y partido politico. Lo que somos inmigrantes por cualquier razon ,estamos en alguna forma identificados con tu estilo y te seguimos en la web. nadie es monedita de oro para caerle bien a todos. Exitos y felicitaciones por tu nuevo BLOG que comenzara en 17Febrero.en el Sydney Morning Herald. Como van tus clases de Mandarin? nos vemos en exposhanghai 2010. BENDICIONES

  4. 1. patico debe ser latina, por que abuso de la incapacidad paga de su jefe para descansar
    2. en “este lado” no hay todas esas cosas por que la gente prefiere evadir impuestos y/o elegir politicos tipo agro ingreso seguro.

  5. felicitaciones luis ya puede trabajar en el TIEMPO !! Q articulo tan amarillista , mal redactado , fastidioso y poco objetivo.
    Si lo q queria era informar no veo el porq de la foto de patricia . pregunto., ella le dio permiso para tomar esa foto ?
    Mucha gente lo leera, pero acuerdese q los q estamos aqui sabemos la realidad de las cosas y estoy de acuerdo con MAQUI.. sabiendo usted como es ser inmigrante , pq pordebajea a otro inmigrante?
    q tiene q ver las enfermeras , la palabra el indio y patico en este articulo ? queroa ser funny? pienselo y pa la proxima q de seguro ya esta escrita , leala antes de enviarla.

    cheers

  6. Hola a todos, hoy me encontre a PATTY en el bus, esta super Linda, no sabia nada, pero ella misma me explico todo. Vivimos fuera de la realidad, pero esta sociedad a cambiado en los ultimos 24 meses, por el incremento de inseguridad. Lastima.
    A toda la comunidad latina en Australia muchos exitos y Bendiciones para 2010. sigamos con LAS METAS PROPUESTA , NUNCA RENDIRSE. Y DIOS LOS BENDIGA. GUIOVANY.

  7. Pobre mujer, no estuvo con mucha suerte pero al menos recibio buen servicio en el hospital. Los hindues son buenos doctores, lo digo por experiencia… lastima que no me dieron ganas de terminar de leer porque esa repeticion del nombre “Patico” me saco de las casillas…!

  8. Caminante1945

    Luis Eduardo,me encuent ro en Sydney y estoy leyendo su articulo,es interesante conocer este comentario y asi nos damos cuenta que tambien hay inseguridad, para tomar precausiones adecuadas ,aunque el sistema de vida es diferente y de mejor calidad,asi como en cualquier ciudad del mundo suceden estas cosas .Luis Eduardo,quedamos a la espera sobre el resultado de las investigaciones y captura de este criminal que debe ser encerrado en una carcel.
    Estoy en un corto periodo de vacaciones,mi residencia es en Rose Bay y quisiera saber sobre la seguridad de este Barrio,porque aqui vive mi hija y trabaja a veces hasta altas horas de la noche.
    Agradecido por su atencion

  9. Un immigrante “pordebajiando” a otro immigrante? No entiendo!! Ni siquiera sabe si el ladron era extranjero y si hablaba o no ingles; simplemente le queda facil asumir que porque no hablo era immigrante. Asi piensa de todos los que estan en la misma situacion? Cuidado patico con quien anda!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar