Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Quizás usted sea como yo, y haya escuchado el término “narcolepsia”. La narcolepsia es una enfermedad crónica del sueño de tipo neurológico. En el imaginario cultural, son esas personas que durante el día se desploman repentinamente porque caen dormidas sin quererlo. ¿Pero cataplexia? Esa no la conocía. 

La cataplexia suele estar acompañada de narcolepsia. Los casos en los que no son raros. Raros en una combinación ya de por sí extraña.

Si alguna vez ha sentido alegría, deseo, o excitación, bien sabrá que son emociones fuertes que desequilibran. Y es exactamente eso lo que quienes padecen cataplexia quieren evitar a toda costa: las emociones agradables. ¿Cómo se vive una vida en la que una de las metas fundamentales es no sentir nada por nadie? Estas emociones desencadenan episodios catapléxicos que van desde problemas al hablar, entumecimientos, hasta parálisis total. Todo esto pudiendo todavía mover los ojos y estando siempre consciente de cómo el cuerpo no obedece las órdenes de movimiento. 

En el episodio de podcast que escuché, la persona afectada decía que tenía un propósito definido: convertirse emocionalmente en un robot. No quería que nada le agradara ni le turbara. Sus momentos más íntimos se convirtieron en episodios paralíticos que ya no le traían gratificación sino miedo.  

Si la muerte es inevitable, lo que demuestra esta enfermedad es que las emociones positivas también lo son.  

Es fácil pretender que no existen. Que lo único claro y contundente son sensaciones hostiles o comúnmente entendidas como negativas. Como pasamos por encima de las emociones agradables, pareciera que ellas nunca estuvieran presentes. Supongo que la felicidad podría llegar a ser incongruente: cuando está presente nadie la reconoce, pero cuando hace falta su ausencia es evidente y dolorosa. La cataplexia es una forma extraña y desoladora de identificarla.

No importa cuánto nos empeñemos en ocultar y evadir el amor, la compasión, la excitación o el cariño. Están siempre. Y son ineludibles. 

(Visited 1.091 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Graduada de Literatura de la Universidad de los Andes, traductora freelancer, migrante, escritora y florista.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Hace unos años ningún colombiano hablaba de visitar esta isla del(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar