Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

TildarDice el dicho que «perro no come carne de perro». Esta vieja frase, que los periodistas emplean a la menor ocasión para recriminarle a algún colega una crítica pública o una acción inmoral contra un compañero de profesión, es –en el ámbito del periodismo– uno de los refranes más alejados de la realidad que he escuchado en mi vida: veintitrés años de oficio me permiten afirmar que las puñaladas en este gremio, al que pertenezco, son el pan nuestro de cada día. Dicho esto, ustedes habrán podido comprobar que una de las fuentes de las que bebe este blog son los errores de escritura que cometen los periodistas, errores que yo aprovecho aquí para tratar de enmendarlos. No obstante, al hacer eso no estoy comiendo carne de perro: yo digo el pecado, pero nunca nombro al pecador.

Se podría decir, en defensa de los periodistas, que sus interminables jornadas laborales y los míseros salarios que reciben a cambio no son el mejor escenario para exigirles que usen la pluma como es debido, pero no es menos cierto que muchos se aferran a determinadas palabras y construcciones mal empleadas, que repiten con el descaro que da la ignorancia simplemente porque no se les pasa por la cabeza pararse a pensar si son correctas. Esto ocurre, por ejemplo, con el uso de los verbos ‘tildar’ y ‘tachar’ donde no pintan nada.

Ayer leí un titular de prensa que decía lo siguiente: «El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Santa Cruz, José Alberto Díaz Estébanez, cuestiona a quienes han tildado la sentencia del mamotreto como ejemplarizante». En tan corto texto nos tropezamos, como quien no quiere la cosa, con tres errores, dos de los cuales se pueden detectar simplemente echándole un vistazo al diccionario de la Real Academia Española.

Dice la RAE que el verbo ‘tildar’ significa, entre otras cosas que no vienen al caso, ‘señalar a alguien con alguna nota denigrativa’. Pues bien, si calificamos algo como ejemplarizante, en absoluto lo estamos denigrando, más bien todo lo contrario. Por otra parte, se habrán fijado en que la acción de tildar se hace sobre ‘alguien’, o sea, sobre una persona (o varias); por lo tanto, una sentencia judicial, que está dictada por humanos pero no es humana, no puede ser tildada.

El tercer fallo en esa oración está relacionado con el uso de la palabra ‘como’. Dice Manuel Seco en su Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española (Espasa) que el verbo ‘tildar’ se construye con la preposición ‘de’, no con el adverbio de modo que nombré hace un momento, y lo mismo nos recuerda el Diccionario panhispánico de dudas, de la Academia, que también nos advierte –por si lo que yo les dije más arriba no les convence– que «es incorrecto su empleo [el del verbo ‘tildar’] con adjetivos de significado positivo» y que «tampoco debe usarse con el sentido general de ‘calificar’».

El error que cometió el periodista al escribir la oración que acabamos de analizar es casi idéntico a otro que tiene que ver con el empleo de ‘tachar’ donde tampoco pinta nada. Dice la Academia que este verbo significa, entre otras cosas, ‘atribuir a algo o a alguien cierta falta’ y añade Seco en su diccionario que «de ningún modo significa ‘calificar’ en general». No es correcto, por tanto, escribir oraciones como esta, extraída del periódico El País y reproducida por el citado autor: «Cabe tachar de espectacular la eficacia de la policía local».

‘Tachar’, al igual que ‘tildar’, siempre está relacionado con calificaciones desfavorables o denigrativas. Tanto se parecen estos dos verbos que el primero, como el segundo, tampoco admite la construcción con el adverbio ‘como’, sino con la preposición ‘de’. En realidad, solo podemos encontrar una diferencia entre uno y otro: ‘tachar’ sí se emplea para cosas, algo que no ocurre con ‘tildar’, como hemos visto antes.

No he querido con este artículo tildar de malos profesionales a los periodistas –la mayoría son excelentes en su oficio– ni tachar de horribles sus textos. No obstante, no debemos olvidar, como dijo en su día Alberto Gómez Font, del Instituto Cervantes, que en la actualidad «son los medios de comunicación los que fijan la norma culta del español, los que sirven de modelo para saber usar bien nuestra lengua», y esa responsabilidad, les guste o no a los periodistas, no se paga a fin de mes.

Ramón Alemán

www.lavadoradetextos.com

@Lavadoratextos

(Visited 219 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

• Ramón Alemán. Periodista y corrector de textos de Tenerife (islas Canarias, España) con más de veinte años de experiencia. Es coordinador del servicio de corrección profesional de textos Lavadora de textos, perteneciente a la empresa canaria de comunicación Contextos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar