Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: Brian Andrés Garzón Monroy

¿Será que alguien en estos días estará feliz porque el mundial se terminó y ahora sólo se habla del café ese famoso internacional que todos critican? No lo creo; costará reponerse a la pérdida y con lo esnobistas que somos en este país ya tenemos tema criticar los precios del establecimiento ese multinacional. Un consejo en cuanto a esto no seamos tan chauvinistas ya es suficiente con ser esnobistas.

1ye

Volviendo al fútbol. Esta forma saludable de entretenimiento me hace pensar un poco en la manera como el Imperio Romano se las ingeniaba para llamar la atención de la plebe con las luchas de los gladiadores: claro, a mi parecer no era una forma sana de entretenimiento, pero conseguían lo más importante concentrar y unir al mayor público posible en tiempos de crisis.

Algo muy parecido a lo que pasa actualmente. Sin embargo, muchos van a extrañar que tenían un horario mundialista y en las oficinas casi todo el tiempo el ambiente era de festejo. Los entiendo, por el buen papel de la selección estuvimos más unidos: como dicen por ahí “Ahora somos más patriotas», yo la verdad no sirvo como actor y para mí aunque pagaran la deuda externa del país: eso seguiría significando más corrupción y manipulación.

Igual, la selección despertó nacionalismos escondidos en algunos y ocultos en otros. Todos gozamos de esos partidos. De las jugadas de los jugadores y de los goles. Sobre todo los de Colombia y los de la Sslección Alemana y Holandesa en los partidos contra Brasil. Selección a la cual no se le vio nada, excepto el pelo de David Luiz y los tatuajes de Neymar: pasó sin pena ni gloria. Hasta la semifinal. ¿Eso puede entrar dentro de un estándar de efectividad?

En fin, Brasil quedó al descubierto o al desnudo en la semifinal y, no sé: yo creo que los jugadores se quedaron en el camerino al iniciar el segundo tiempo. En este caso no debemos destacar la goleada porque esta se iba a dar o en el primer tiempo o en el segundo. Por tanto, lo interesante fue la promesa del equipo alemán de no humillar a los brasileros.

Acá surge una inquietud y después de dos semanas, largas: muy largas, aún me ronda la pregunta, si alguien la sabe me da la respuesta ¿Cuántos goles recibidos, en un partido, son considerados como humillación? Porque, además de los 10 (la suma entre los goles Alemanes y Holandeses), sólo con perder, arreglar resultados, dar –como dicen en las canchas de fútbol 5 pata, codo y mordisco a cada equipo que enfrentaron, lastimar a gente de bajos recursos para la organización de este evento, me parece –sólo me parece y no sé si sea coincidencia- ya había de lejos una humillación en este país. Sí, las cosas no empezaron bien y tampoco terminaron bien para los Ex del “Jogo bonito”.

Sin embargo, hay que agradecer a Brasil por haber abierto sus puertas al mundo para organizar el evento deportivo más televisado del mundo con un estimado, de televidentes, en el 2010 de 1000 millones de personas.

Ni siquiera el Super Bowl alcanza a esa cantidad. También la cantidad de telespectadores varía según el orden jerárquico del partido. Quizás las estadísticas hayan aumentado porque en Latinoamérica el deporte que manda es el fútbol.

Hay que agradecer el papel de los jugadores de la selección de este pueblo humilde: Colombia. Aunque debo decirlo y, además, ya pasaron dos semanas: largas, muy largas. El peor partido de la selección fue contra Brasil. Jugaron al peloteo, no tocaron el balón, le dejaron a Brasil el dominio del partido, el partido algunas veces parecía de esos partidos de niños de primaria de primer grado todos en desorden tras de un balón, un gol infortunado y aparte lelo, lento y saca piedras el primero que nos hicieron. Si me da pena la perdida aún y comparto con ustedes – Fue gol de Yepes- pero la verdad ese 5 julio del 2014 el Estadio Castelão, en Fortaleza, y, los hinchas fueron testigos del único partido flojo de la Selección Colombia. Se bailó el Ras, faltó el Tas Tas…

Esto no significa que no sean la mejor selección de este país en años, mucho menos les quito el mérito de lo realizado, son excelentes jugadores por eso se cotizaron y subieron sus precios en el mundo del fútbol. No me habría imaginado el partidazo que le habrían podido hacer a Alemania, una final adelantada. Pero infortunadamente no se dieron las cosas. Y aunque fue el único mal partido en el Mundial, los errores se pagaron caro.

Hoy día más de uno quisiera un poquito más de esa emoción impartida por la selección en el mundial. Porque hoy sólo nos queda la tristeza de la realidad diaria que siempre nos ha acompañado y nos acompañará. Hasta el próximo mundial: si Dios quiere.

Mientras tanto viviremos en la hipocresía de la realidad a la cual muchos, en especial los recién llegados a las filas del poder, están acostumbrados.

Otras entradas:
Qué buena y ejemplar selección tiene Colombia
Santos y Zuluaga: la misma cosa
La intimidad, infiltrada, de los candidatos presidenciales
¿La Biblia: Un libro de verdades absolutas?
Conciliación y promesa en la Amazonía: ASOPA Loro uno de Putumayo
Restando el pasado y multiplicando el presente: Minimarket 2×3. Fenalco
Semillas de crecimiento y esperanza para la paz: Utopía
Venezuela, el vecino de Colombia
Coca No, Cacao Sí

Contácteme en…
Twitter
Facebook

 

(Visited 192 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Comunicador Social y Periodista: con el fin de alterar la realidad en la que vivimos por una mejor.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una mujer se hallaba recostada y suspirando a calzón quitao, y(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar