Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Pasó relativamente desapercibida la nota de El Tiempo sobre las “pequeñas” trampas que ejecutamos los colombianos publicada el 10 de noviembre de este año. No entiendo por qué el artículo no escandalizó a nadie, aunque quizá puede ser porque ya nos acostumbramos a transgredir las normas o, peor, a que delincan en nuestra cara.

Según el periódico (con fundamento en un informe de la Veeduría Distrital), las acciones “son tan simples como querer sobornar al técnico de la empresa de servicios que llega a cortar el suministro de agua o acabar con bienes públicos”. Asimismo se señala que en Bogotá “existe un sistema de creencias, valores y comportamientos que incentivan o facilitan la cultura de pasar por encima del otro”.

Estos resultados son dramáticos y repugnantes, si se me permite utilizar estas dos palabras. Atropellar a los demás y llevarse por delante a la ciudad no es una forma digna de vivir en comunidad. Si no nos despojamos del traje de hampones para tener una existencia más armónica, es probable que dentro de muy poco los homicidios nos resbalen, como hoy lo hacen estas “nimiedades”:

1. Cada año Bogotá pierde casi 44 mil millones de pesos por la alteración de los contadores de servicios públicos; cada día alrededor de 25 medidores son falseados en todos los sectores y estratos. Somos ladrones.

2. Según la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales, unos 800 mil trabajadores independientes no aportan para el sistema de salud o de pensiones. Si a lo anterior se añaden las 900 mil empresas que son irregulares en estos pagos, se alcanzaría la irrisoria suma de $14 billones en un año.

Esta conducta no sólo desprotege a familias enteras, sino que estos recursos, que tienen destinación específica para el Sena y el Bienestar Familiar, se quedan en manos de los privados. Somos ignorantes.

3. Las cesantías, ese ahorro que funge de colchón en caso de vacancia laboral, también se puede utilizar para vivienda y educación. Sin embargo, casi el 7% de los retiros de este recurso se obtienen por medio de certificados falsos con el fin de destinar el dinero a otros gastos. Somos irresponsables.

4. Para ahorrar unos pesos no importa acceder al mercado de contrabando. Según cifras de la Dian, la piratería en Colombia supera el 10% de las importaciones legales del país cada año, es decir que estas transacciones anómalas alcanzan los 12 mil millones de pesos.

Asimismo, algunos comerciantes han encontrado vericuetos ilegales para evadir el impuesto sobre las ventas tales como la doble contabilidad, la no expedición de facturas o su expedición con datos mentiroso, lo que genera pérdidas billonarias al establecimiento.

Si todos nos comprometemos con el fisco (y si los corruptos no sacan su tradicional tajada), se podría hacer una serie buenas obras con ese monto. Somos laxos.

5. Tal como lo informó Transparencia Internacional, en Colombia reciben sobornos de parte de los particulares los policías, los funcionarios de la justicia y los técnicos de servicios públicos domiciliarios, esto con el fin de evitar las sanciones previstas en la ley y en los reglamentos. Somos corruptos.

Y hay muchísimas otras conductas que coquetean descaradamente con la criminalidad pero que, ante nuestros ojos, no significan nada: ¿Cómo así que únicamente un 36% de los ciudadanos le llamarían la atención a una persona conocida por haber ofrecido dinero a un funcionario público para hacerse adjudicar un contrato? ¿No es aberrante que solo un 45% informaría a las autoridades que un funcionario público pida mordidas a cambio de beneficios? ¿No es muy diciente que el 49 % de los servidores públicos acepten que en su entidad hay rosca para la contratación?

Me parece que ya es hora de que asumamos un compromiso mayor con nosotros mismos y con los demás pues, así como estamos, no se puede.

(Visited 127 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jaime Luis Posada es abogado de la Universidad Javeriana y magíster en periodismo en la Universidad del Rosario de Bogotá en convenio con Publicaciones Semana. @JaimeLuisPosada

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde el inicio de la campaña electoral en Estados Unidos, Donald(...)

2

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. daniel.moreno.10

    la excusa de liberación de culpa mas usada «Si mi papá lo hace, yo también puedo» es aplicada en todos los ámbitos, no solo en lo literal del ejemplo que el padre da al hijo, sino en el ejemplo que nos pueden dar las personas que lastimosamente nos lideran, superiores que dicen llamarse Jefes, Congresistas, Jueces, Policías, Vicepresidente, Presidente, EL ESTADO, etc…

    Las leyes siempre las hacen con su respectivo «MICO» para que los que si saben, las puedan quebrantar para su beneficio. Es de esta manera que la trampa se establece desde el mismo momento en que se busca evitar. Las leyes son aplicadas para el que no tiene manera de defenderse en igualdad de condiciones, es decir «sobornando», «con influencias», «con favores» en una sociedad donde el que se roba un caldo MAGGI para comer es duramente castigado enviándolo a una cárcel donde si no lo matan posiblemente se vuelve asesino y por otro lado una persona que asesina a 4 personas no es un peligro para la sociedad y puede ser llevado a su casa por tener las ventajas anteriormente mencionadas.

    Quien debe dar el ejemplo el padre ? Los superiores del Padre ?

  2. Los adjetivos aqui utilizados son muy adecuados no solo para describir al pueblo del comun sino tambien a las instituciones.. se le hace la trampa la fisco porque en Dian se roban la plata al igual que en las Administraciones locales, no se aporta a la salud porque solo dan iboprufeno y para que le saquen a uno un a muela hay que entutelar… el sistema pensional contabiliza a los que no cotizan con bombos y platillos pero se hacen los ciegos con los que cotizaron durante muchos años y por falta de un par de semanas les niegan la pensiòn o a aquellos que sin beneficiarios se murieron antes de pensionarse, pero si pensionan a los empleados oficiales por tabajar solo 20 años con pensiones astronomicas que de ninguna nmanera fueron aportadas por ellos…. en fin no solo el obrero raso tambien los patrones, los dirigentes publicos y las instituciones publicas sean corruptas ,de ahi que el pobre infeliz que se gana un salario minimo le haga el quite a todo lo que le irian a robar para poder comer…

  3. eduardoduran0515

    Completamente de acuerdo con Usted, señor Posada. Hay una profunda crisis de valores en nuestra sociedad. Miremos, además, el comportamiento de los ciudadanos en Transmilenio, principalmentej jóvenes estudiantes y la policía no hace nada. Será que tiene «ordenes» para no actuar?

    Se vienen las próximas elecciones. Vamos a ver sus resultados: SIEMPRE LOS MISMOS CANDIDATOS. Seria bueno que surgiera UNA NUEVA OPCION, descontaminada de politqueria, libre de compromisos e independiente moralmente.

    Hay que trabajar en el futuro de nuestra sociedad, LOS NIÑOS DEL MAÑANA, porque, al parecer, esta juventud ya «perdió el año» como dicen ellos mismos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar