Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Me llegó el momento de tocar otro tema que me apasiona: el antiguo Egipto

¿Cuántas veces has oído hablar de los faraones egipcios? Pues permíteme contarte que pocas instituciones de poder han durado tanto como esta, pues durante más de 3.000 años y por 30 dinastías diferentes, la esencia de lo que significaba el faraón para este pueblo, no solo se conservó, sino que se defendió y propagó.

Eran varias las misiones que tenían estos personajes: la política para regir el país conforme a la ley de Maat o diosa de la justicia, cuidando de que sus súbditos también la cumplieran; la militar que lo colocaba siempre de primero en el campo de batalla dirigiendo y animando a su ejército; y la religiosa, tal vez una de las más importantes si se tiene en cuenta que era considerado como la representación en la tierra de todos los dioses.

A sus responsabilidades se sumaban mantener el orden total del universo, establecido en el momento de la creación, y que abarcaba no solamente la estructura social y política de Egipto, sino también las leyes de la naturaleza, el movimiento de los cuerpos celestes, la sucesión de las estaciones y la inundación y estiaje anuales del Nilo

Varios son los grandes faraones que con mayor frecuencia son mencionados en los libros sobre esta gran cultura: el reformista Akhenatón , el gran Ramses II, el joven Tutankamon, y mi preferida, Hatshepsut, la reina faraón, quien durante 22 años reinó en Egipto.

Estos grandes tenían algo en común: desde muy pequeño, el faraón crecía consciente no solo del poder que tenía en sus manos, sino de la misión que vino a cumplir en su paso por el mundo. Y todo un pueblo lo seguía.

Los resultados de este convencimiento interior y el de toda una civilización, se demuestran en su perdurabilidad en el tiempo y en la gloria y poderío que vivió esa cultura.

¿Ajá, y? Pues piensa como sería si desde pequeños nos convenciéramos que todos llevamos un faraón dentro de nosotros dispuesto a dejar salir su majestuosidad, a utilizar de la mejor manera el poder que nos fue dado y que puede crear sociedades cada vez más poderosas desde lo humano.

Y así como estos personajes eran concientizados desde niños de su rol para con ellos mismos y para con su pueblo, si comienzas mirar desde ahora a cada pequeño como un faraón dispuesto a brillar a partir del crecimiento de sí mismo y de quienes le rodean, de seguro que empezaremos a dar los pasos por el camino correcto para generar cambios

(Visited 68 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

"En todas las empresas se necesita un psicólogo" eso me dijeron(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar