Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Lo esencial es invisible a los ojos, diría el eterno joven Principito de Antoine Saint Exupery. Y, en el caso de las emociones sí que se aplica esta frase no solo a nivel personal sino en el ámbito  organizacional.
Una inteligente gestión de las emociones es lo que hace la diferencia entre empresas productivas que cumplen objetivos con alto nivel de satisfacción y compromiso de quienes forman parte de ella, y aquellas que llegan mes a mes rozando de cerca los indicadores y «apagando» incendios de insatisfacción laboral. 
No se trata aquí de tristezas, rabias, o alegrías personales pasajeras,  se trata de estados de ánimo permanentes que se contagian entre los diferentes equipos de trabajo y llevan a respirar frustración o resentimiento, motivación o ambición.
Las emociones que pueden colocar en serios problemas a una organización en ocasiones son como algunos tipos de cáncer: cuando los ojos lo detectan  es porque ya ha inundado el cuerpo y hay muy poco por hacer. Los estados de ánimo que no crean posibilidad se van ventilando en los pasillos, en los almuerzos, pero nadie les presta atención ni les da el valor que corresponde. Las emociones «se contagian» como si fueran un virus. 
¿Y por qué se contagian? 
Entre otras razones porque las empresas  son una red de conversaciones y emociones. A través de la conversación la alta gerencia hace sus pedidos de objetivos y sus equipos de trabajo manifiestan acuerdos, y estas conversaciones llevan siempre atadas una carga emocional.
El primer trabajo a realizar por parte de la dirección de la empresa es tratar de detectar el origen del virus. Puede que esté en un empleado (o más de uno), pero puede también que el virus lo tenga el propio directivo. 
Después,  hay que aplicar el tratamiento correspondiente, que puede ser una simple conversación para averiguar el problema de fondo de la persona origen del virus y resolverlo, o puede llegar a ser un problema de analfabetismo emocional, siendo en este caso necesario un proyecto de desarrollo en esta línea (tanto para directivos como para empleados, sobre todo los que están en contacto con clientes).
Gestionar emociones en la empresa no es difícil pero se requiere de conocimiento, hábito y deseo. Conocimiento de los directivos de técnicas para detectar, reconocer y manejar, no se lea esta última acción como controlar o manipular, sino como  conectar, las emociones de sus equipos de trabajo. Hábito porque no se trata de acercarse cuando hay situaciones que ponen en riesgo la imagen, la estabilidad o el desempeño de la empresa, sino que se va incorporando en la cultura organizacional y deseo o actitud correcta para emprender la acción y estar siempre alerta.
Si el jefe, líder, directivo, gerente, o responsable de equipo, solo pone encima de la mesa los objetivos de la empresa sin tener en cuenta qué piensan y que sienten las personas que tienen que conseguirlos, ya partimos de una base errónea que obstaculizará la consecución de los objetivos.
Una buena gestión tiene en cuenta los objetivos personales de sus equipos y cómo los están logrando a través de su trabajo, así como un feedback constante  sobre el desempeño, buscando siempre corregir, alentar y motivar.
Según Daniel Goleman quién por los 90 nos familiarizara con el término de Inteligencia Emocional, el argumento más potente a favor de la ventaja económica de la inteligencia emocional en las organizaciones quedó al descubierto en una investigación patrocinada por la Sociedad para la Administración de Recursos Humanos, que recolectó datos de 600 compañías de más de 20 tipos de industrias (negocios), detallando políticas y prácticas. 
Analizaron empresas de primera línea, seleccionadas por su rentabilidad, sus ciclos, volumen y otros índices de desempeño. En busca de lo que estas compañías sobresalientes tuvieran en común, se identificaron las siguientes prácticas básicas en el manejo de los «activos humanos», es decir, de «su gente»:
Equilibrio entre los aspectos humanos y financieros en los planes de la compañía.
Compromiso orgánico con una estrategia básica.
Disposición a estimular mejoras en el desempeño.
Comunicaciones abiertas y fortalecimiento de la confianza en todos los participantes.
Fortalecimiento de las relaciones internas y externas que ofrezcan ventajas competitivas.
Colaboración, apoyo y compartir recursos.
Innovación, aceptación de riesgos y aprendizaje en común.
Pasión por la competencia y el perfeccionamiento constante.
Si los integrantes de la empresa no pueden funcionar juntos, si les falta iniciativa, vinculación, o cualquier otra aptitud emocional, la inteligencia colectiva se perjudica y de paso la efectividad en la organización.
Sígueme en Twitter @liderazgoarriba
Si quieres conocer más del coaching, qué es y como puede aportar a tu vida entra a www.coachsandramateus.com 
Si estás decidido a tener un cambio, superar una creencia limitante u otro bloqueo personal y quieres realizar un proceso de coaching vía skype no importa en donde te encuentres, escríbeme a coachingnqn@yahoo.com.ar
Otras entradas recientes
(Visited 191 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad. Escritora amateur.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Lo políticamente correcto coartó nuestro derecho a pensar y a opinar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar