Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Aunque la gran mayoría de las personas, en particular los adultos saben y recitan de memoria aquella frase atribuida a la sabiduría oriental de que “las crisis crean oportunidades”, la verdad es que a la hora de enfrentar circunstancias adversas solo unos cuantos actúan de forma coherente con esa forma de pensar, en tanto que la mayoría se queda enfrascado en preguntas y frases como ¿por qué a mí?, “siempre me pasa esto”, “yo no podré”, “no merezco ganar más”, ¿Hasta cuándo?.

Estas conversaciones internas que bloquean cualquier capacidad para avanzar hacia la búsqueda de alternativas, se suman otras como “la vida no me quiere”, ¿por qué me tocó ese jefe?, “mi familia es un desastre”, “justo me tenía que chocar ese auto a mí”, “la economía del país no me permite salir adelante”. En otras palabras: la responsabilidad de lo que les pasa, es de otros, es de lo que les rodea, pero no de ellos.

No se sabe cuál de las dos es más nociva, lo cierto es que ninguna forma parte del camino que permite avanzar. La ruta adecuada no es preguntar ¿Por qué? Sino ¿Qué más? Y ¿Para qué?. Qué más puede aprender durante el proceso, que le ayude a avanzar hacia la solución de las dificultades.

Una clave para lograrlo es aceptar las circunstancias y aprender de los errores, para lo cual primero debe estar dispuesto a fallar, a asumir riesgos. Piense en los tres peores “fracasos” de su vida ¿cuáles son? – la palabra fracaso va entre comillas pues esto es una interpretación, en otra ocasión abordaré ese tema- Y hágase las siguientes preguntas ¿hasta dónde le condujeron esos errores? ¿Aprendió algo o los ha vuelto a repetir?.

A medida que se aceptan los problemas como amigos y se elige el gozo, es decir se adopta una actitud que algunos la llamarán positiva, yo la llamo proactiva y se trabaja con compromiso total para encaminar aquello que no está saliendo bien y con la convicción que todo tiene un propósito, se logra desarrollar la paciencia y a medida que esa paciencia es probada y se persevera a través del tiempo y la repetición, los resultados llegan por añadidura.

Un ejemplo para ilustrar los estilos de actitud está en la siguiente historia: habían dos viejos campesinos. Uno era optimista, el otro un pesimista. Cuando el sol brillaba, el optimista comentaba: ¿No está precioso el día? ¡está bello! El sol brillal. Es saludable para nuestras cosechas. Pero el pesimista respondía “el sol está muy caliente, nos está matando las plantas.

Está resecando la tierra”. Cuando llovía el optimista decía “¿No es maravilloso? ¡justo lo que necesitábamos!” y el pesimista respondía “No, ¡es mucha lluvia! La cosecha se va a dañar por el lodazal”. Cualquier parecido con la realidad suya o de quienes le rodean puede ser no solo una coincidencia y de seguro se reflejará en los resultados que se obtienen día a día.

Finalmente hay un aspecto fundamental y es que en todo este proceso de revisar la manera como encaramos los problemas y la vida diaria, es clave identificar algo que puede ser incluso más nocivo que una actitud equivocada y son los temores, algunos de los cuales son bastante profundos, complicados y arraigados.

Hasta que no se identifiquen y superen los temores que influyen la forma en que se está asumiendo la vida diaria y dentro de ella las dificultades, se estará inhibido para adoptar formas de ser más beneficiosas para relacionarse consigo mismo, con los demás y con las circunstancias que le rodean, y en general para lograr todo lo que pueda llegar a ser.

¿Cuál es el mayor problema de su vida en este momento?¿Cómo lo está enfrentando? ¿Cómo lo encararía si lo tratara como un amigo no como un enemigo?

Contacto: www.coachsandramateus.com – coach@coachsandramateus.com

Sígueme en Twitter @liderazgoarriba 

E-books de Sandra Mateus disponibles en Amazon.com

“Hora de enamorarme de la persona correcta”, Elige a quienes quieres atraer a tu vida en mi colección “Coaching para la vida”.

Coaching emocional para trabajar en las relaciones que estamos generando a nuestro alrededor, y a quienes estamos atrayendo a nuestra vida

Manual digital de entrenamiento para construcción de Huella Personal,

 Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

Legado de Vida un Libro para Aprender a Volar con Nuestros Niños.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

METAS EFECTIVAS. Proceso guiado de coaching para planificar y alcanzar objetivos

Nace de la serie de artículos publicados en este blog y se enriquece con herramientas de coaching, Programación Neurolingüistica e Inteligencia emocional.

Con la compra de cualquiera de estos ebooks envía un mail a contacto@coachsandramateus.com y recibe en tu correo el documento: “Planificación personal: Como establecer metas realistas y efectivas”

Otras entradas recientes 

(Visited 221 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad. Escritora amateur.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No me identifico en absoluto ni con la cultura ni con(...)

2

En Twitter: @EdgarMed

Nuestra parrilla televisiva se encuentra plagada de adaptaciones mediocres de los seriados estadounidenses. No cabe resquicio de duda: una parte considerable de nuestros guionistas no se precia por su creatividad. Cuando produjeron la versión colombiana de Desperated Housewives (Amas de casa desesperadas, 2006), me sorprendí por la falta de originalidad, pero no me indigné. Cuando repitieron la fórmula con Grey's Anatomy (A corazón abierto, 2011), enarqué una ceja. No me agradó la serie, pero tampoco consideré que fuera un adefesio.

Cuando un amigo me comentó que una versión colombiana de Breaking Bad se encontraba en camino, lancé un grito ahogado (seguido de un ¡¿cómo se atreven?!). Me mostré escéptico pero intenté no condenar la propuesta sin antes conocerla con mayor detalle. No obstante, cuando vi los primeros panfletos promocionales, 'me dio cáncer'. Breaking Bad no es una serie cualquiera. No pocos críticos la consideran como una de las mejores producciones de la historia de la televisión. Crear una imitación de poca calidad no es un halago, es una ofensa. Podría tratarse de un caso similar al de "Vuelo 1503", la triste versión colombiana de Lost.

Analicemos el elenco principal:

breaking_bad.jpgcancer.jpg

Walter Blanco:
Empezamos mal. 'Walter Blanco' suena ridículo. Hace apenas una semana terminó la serie original y a nadie le puede sonar bien Walter Blanco en lugar de Walter White. Lo primero que se me cruza por la cabeza cuando veo a Diego Trujillo es que Walter va a soltar alguna frase como: "Ah, bestia, tengo cáncer de pulmón, mejor me dedico a traficar cocaina -imagino que no va a traficar metanfetaminas en nuestra versión-".

José Miguel Rosas: Me cuesta encontrar la similitud entre "Jesse Pinkman" y "José Miguel Rosas" (excepto que ambos empiezan por J). Roberto Urbina luce como un típico galán de Protagonistas de Nuestra Tele. ¿Debemos creer que es un adicto a las drogas? ¿Quién diablos hizo el casting? ¿Quién optó por esos nombres? 

Cielo Blanco: Suena estúpido ese nombre. Imaginen esta escena: "Cielo, no estoy en peligro, yo soy el peligro". 

Henry Narravo: Hank es un hombre rudo, entrado en años. Julián Arango parece una versión descaifenada del hijo adolescente que nunca tuvo Hank. De nuevo, ¿en qué pensaban los encargados del reparto? Julián Arango no luce como un agente de la DEA, ni siquiera sería creible como uno de los patrulleros que cuidan las estaciones de TransMilenio.

No sé quién interpretará a Walter White Jr., pero con base en el reparto conocido, imagino que eligieron al tipo que hacía de "Pablito" en Padres e Hijos o a Pacho Santos. 

Este primer aspecto de la producción es crucial y luce descuidado. Ayer se publicó el primer tráiler:




Sería justo afirmar que no luce tan atroz como "Vuelo 1503", pero no se ajusta a los niveles de calidad de la serie original. La peluca de Diego Trujillo es evidente, demasiado evidente. Rescato el nombre de la adaptación: Metástasis suena impactante, tiene fuerza.

En el video de YouTube se registran 183 votos negativos contra 37 positivos (al momento de escribir esta crítca). Casi una razón de 6 a 1. Por cada persona que aprueba el proyecto, seis no le dan su visto bueno. 

Esto se debe, entre otras razones, a que Breaking Bad acaba de terminar. La transformación de Walter White y el talante implacable de Heisenberg aún se encuentran impresos en la retina de los espectadores. Atrás quedaron los tiempos en que debíamos esperar meses para ver las series en los canales locales de televisión. En esta ocasión, una considerable mayoría siguió los capítulos casi de forma simultánea con la emisión estadounidense. Los que no la conocían, recurrieron a Netflix, u otros portales, para ver los capítulos antes de unirse a la final que convocó a 10,3 millones de televidentes.

Se presupuestan cinco temporadas para Metástasis. No creo que pasen de la primera. Para muchos, como yo, se trata de una burda adaptación de una obra maestra, no es más que un reflejo de nuestra mediocridad y un magro tributo a la serie original. Es, en resumen, un insulto inverosímil a la joya de Vince Gilligan. 

¿Usted qué opina de la versión colombiana de Breaking Bad? 

3

Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 /* Style(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar