Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La llama de la pasión. Suena interesante. ¿Qué es la pasión? Entre los significados que fui encontrando, me quedé con uno: “La pasión se refiere a todos los acontecimientos, en especial aquellos relacionados con los impulsos del cuerpo, en los cuales la voluntad del individuo es pasiva”. La pasión es liderada por el corazón.

Pero atentos. No se trata de fanatismo u obsesión. En estos casos hay una alteración psíquica. No. Me refiero a un estado de emoción profunda donde la persona se libera de sus amarras y entrega todo lo que mejor que tiene y en la intensidad necesaria para alcanzar el objeto de su pasión.

La pasión en la vida no solo se manifiesta hacia una persona, siendo allí el eje la atracción sexual, sino en todos los ámbitos de nuestra vida. Es aquello que nos hace mantener la motivación en alto, que nos impulsa a realizar todo lo necesario para lograr lo que queremos, lo que nos empuja a levantarnos de la cama con el ánimo en alto, llenos de ideas, de emociones posibilitantes para afrontar lo que sea necesario.

A partir de allí, y si hiciéramos un símil con la pasión hacia una pareja, ¿cuáles son los motivos por los cuáles se apaga la pasión? ¿qué pasa cuando recibimos cada día con el pensamiento de “ojalá pase rápido”?

Se perdió el sentido de conquista. Una vez que pasa el impulso inicial, lo que motivaba al cerebro a buscar estrategias creativas para lograr el objetivo, se corre el riesgo de armar rutinas, de dar por seguro aquello que antes era un desafío.  Y el corazón deja de latir emocionado. ¿Qué pasa cuando nos levantamos a trabajar y podemos visualizar cada resultado, cada conversación porque tenemos la certeza que nada nuevo pasará? ¿Cuándo escuchamos frases como “esto es lo que hay… pero menos mal que hay”…

Los silencios crecen día a día. Y no me refiero a los silencios que llevan a la reflexión y a una mejor escucha. Se trata de los silencios incómodos, que ahogan palabras de reclamo, de “ya no soporto más esta situación”, de auto culpabilidad “¿Qué sigo haciendo acá?, e incluso de enojo ¿Cómo no he sido capaz de colocar sobre la mesa este asunto?

Aparece el Resentimiento. Y de esos enojos eventuales, de esos silencios incómodos, se puede pasar a un resentimiento, un estado de ánimo que genera un espacio poco posibilitante y que va agotando las pocas energías que se puedan estar colocando en la relación, en el proyecto, en la empresa.

Cambian las prioridades El desafío inicial pasa a un segundo plano. De hecho, hay estelas de humo que se van formando y puede llegar un día que nos preguntemos ¿qué fue aquello que me hizo vibrar en su momento y que hoy se está convirtiendo en una carga? Y nos vamos alejando de nuestro propósito inicial hasta que un día, como dice la canción “solo cenizas hallarás…”

¿Qué hacer?

Cuando empecemos a notar que cada día es una copia del día anterior, que la monotonía invadió nuestros espacios personales y/o profesionales, que da lo mismo un memo con copia a la hoja de vida que un mail de felicitación por el trabajo bien hecho, que el cuerpo está comenzando a pasar factura con algún dolorcito por aquello del “estrés”, es momento de revisar donde quedó archivada nuestra pasión.

En muchas ocasiones, como dirían las páginas rosas a la hora de aconsejar sobre el tema: no se trata de cambiar de amante, sino de aplicar técnicas, secretos y trucos que nos permitan volver a encender la pasión y volver a sentir ese cosquilleo tan característico cuando pensamos en algo que nos apasiona.

Claro está. Habrá casos en los que definitivamente la situación radica en el amante. En términos laborales o de actividades: en que no estamos haciendo lo que realmente nos apasiona, que nos conecta con nuestra misión y en lo que ponemos al servicio nuestro talento y dones.

Si este es el caso, es fundamental realizar un alto en el camino, y con el apoyo de técnicas como el coaching, generar conversaciones con nosotros mismos para revisar uno a uno estos aspectos, volver a conectarnos con esos talentos y esos deseos, para a partir de allí tomar decisiones. ¿Qué es aquello que quería lograr y no lo estoy haciendo?

Ahora, si al revisar este espacio nos damos cuenta que definitivamente estoy con el amante indicado, es decir, estoy en el trabajo que quiero, en las actividades que quería hacer, lo que viene son acciones para comenzar a darle un giro a la forma como lo estoy viviendo: sé creativo, ¿qué otras formas puedo encontrar para hacer lo que hago? ¿Las dificultades que se han presentado le ganaron el espacio a los logros?

Observa de forma diferente tu actividad ¿hay algo que me motive en lo que estoy haciendo? ¿Cómo sería sentarme a tomar un café con esa actividad (aunque suene loco, quién se anime a hacerlo escríbame y le digo cómo) y preguntarle qué no he descubierto en ella o qué se me ha olvidado de ella para mi vida?

De repente la pasión la tienes, pero no es el lugar donde estás. ¿Qué te está aportando la empresa a ella? ¿Qué dejaste de aportar tú? ¿Están tu propósito, visión y valores en línea con los de la empresa? Recordemos que un contexto no adecuado puede ser un mata-pasiones seguro.

En definitiva te propongo que en cuanto termines de leer estas líneas cierres tus ojos y piensa en aquello (estamos hablando de actividades profesionales aclaro) que con solo traerlo a tu mente hace que el estómago sienta un vacío, que realizándolo se te pasan la horas porque sientes que naciste para ello y conéctate con eso. Si cuando los abres y ves lo que haces, en dónde estás, de quién estás rodeado, te das cuenta que hay una brecha entre uno y otro, no te desanimes, solo es una señal para que te reapasiones y tomes cartas en el asunto.

Que no pase una mañana en nuestra vida sin alimentar la llama de nuestra pasión.

Próximo artículo: ¿Influye la pasión en la productividad de un equipo, una organización?

 


 

Lanzamiento en Amazon    

 «Conversaciones digitales: Cómo evitar malos entendidos conver

y ser más efectivos en chats, sms o correos electrónicos» 

en lanzamiento en Amazon 

Se calcula que si en promedio una persona escribe 10 email al día, en los últimos 10 años ha escrito

36.500 correos electrónicos. ¿Cómo ser efectivos en este espacio?

 


Consultas sobre procesos y capacitación para empresas, coaching de equipo, ejecutivo y otras herramientas para mejorar la efectividad personal y organizacional, en el mail coach@coachsandramateus.com 

Mi perfil en Linkedin Sandra Mateus


Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address

Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

Gracias a quienes me envían sus consultas o comentarios, las aprecio y respondo siempre. Si tienes algún tema o inquietud personal o de tu empresa, escríbeme en twitter, en el mail coach@coachsandramateus.com.

 E- BOOKS

Puedes adquirir mis E-books en Amazon.com

 Marketing personal. Construcción de Marca Personal. Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

No es una novela romántica. Son historias  reales de amores tóxicos o bloqueos personales que le impiden a las personas amar y permitirse ser amadas de una forma sana.  Lecciones de liderazgo personal, coaching e inteligencia emocional aplicables a todos los ámbitos de la vida.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

Otras entradas recientes 

(Visited 3.252 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. maduro710939

    Interesante, pero en cuanto a las relaciones entre hombres y mujeres en colombia el numero de mujeres que odian a todos los hombres asi no los conozcan va en aumento cada dia.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar