Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace tiempo que vengo inquieta por profundizar en el impacto y poder de las conversaciones en nuestra vida y en la de las dinámicas empresariales. No es gratuito mi interés. De hecho, vivo de este tema: generar conversaciones poderosas con alumnos y coachees, y entrenar en este arte a personas y equipos. Así que en estos días desempolvé a la periodista que hay en mí y decidí pedirle una entrevista a un personaje especial.

Su nombre es CONVERSACIÓN PODEROSA. Aunque pareciera fácil obtenerla, no lo fue tanto, pues me crucé con varias homónimas, pero no eran la que necesitaba. La primera que encontré me dijo que con gusto me atendía, pero con solo dos minutos de iniciar la charla me di cuenta que estaba llena de juicios no fundados, de interpretaciones acomodadas al “tener razón” y me acordé que era la causante de muchos malos entendidos entre equipos y además era la asesora de directivos que siembran brechas de comunicación en sus empresas.

No me di por vencida, así que toqué otras puertas y una segunda opción se abrió. En esta ocasión me pidió que nos encontráramos en un café tranquilo, así que me alisté con mis preguntas y llegué muy puntual. Lamentablemente no solo llegó 20 minutos tarde y no se excusó, sino que empezó a hablar sin parar. Entendí que nuevamente me había equivocado. Esta conversación no sabía escuchar y yo sabía por mis fuentes que el escuchar era una de las cualidades de la CONVERSACIÓN que yo estaba buscando. Así que como pude le inventé que iba tarde a otra cita, le di las gracias por su tiempo –no hay que perder jamás los modales– y me fui del lugar.

Que lamentable equivocación, me decía mientras me alejaba de allí. ¿Cómo pude no darme cuenta en la llamada inicial? Y luego recordé que estas son las conversaciones más comunes, las que se disfrazan de una PODEROSA, pero una vez instaladas solo buscan “dejar” en el otro todo lo que les sobra: sus angustias, sus puntos de vista, sus quejas, sus enojos, y poco o nada les importa lo que le esté pasando a quien silenciosamente las escucha.

Recordé mis peripecias periodísticas cuando realmente me interesaba buscar la entrevista que requería y el don de la paciencia que debemos cultivar permanentemente quienes laboramos en medios de comunicación. Así que con estos nuevos recursos recuperados repasé mi agenda de contactos, “googlié”, revisé archivos de noticias anteriores, hasta que vislumbré una nueva posibilidad.

Me enteré que habría un evento en el que esa conversación estaría presente, así que no me detuve a hacer citas, sino que emprendí de inmediato el camino. Estaba apenas con el tiempo para llegar. Recordé que este método era casi infalible por aquello de que “la cara del santo hace milagros”. Recurrí a un conocido y me garanticé que me dejarían entrar. Esto no me iba a detener.

Al poco tiempo estaba dentro. Busqué y esperé. Me uní a algunos grupos de charla para ver si allí estaba la conversación que buscaba y al fin la divisé. Me excusé del grupo al cual me había incorporado, entregué mis tarjetas personales –nunca hay que desaprovechar la ocasión- y me dirigí hacia mi objetivo. Resultó ser una conversación muy amable. Le pedí unos minutos para explicarle lo que quería hacer y me prometió que una vez terminara el evento hablaríamos todo lo que necesitara.

Feliz esperé pacientemente. Poco a poco se fueron yendo todos los presentes y cuando me dí cuenta ¡se había ido! Me mintió!, me dije, y con esta nueva decepción me di cuenta que me había atendido una conversación que lideraba un movimiento del cual me había advertido: el MPI, Movimiento de Promesas Incumplidas. Es tan nociva que genera reclamos de clientes hacia empresas, ruptura de relaciones, insatisfacción laboral, exclusión de personas de grupos… en fin, ¡de la que me había salvado!

Mi búsqueda no se detuvo. En el camino contiué encontrándome con otras como aquella que se exasperó a la primera pregunta, su cuerpo se puso a la defensiva y no continuó escuchando, sino que hablaba cada vez más fuerte. Ni siquiera recuerdo qué dijo, solo me alejé dejándola hablar sola. ¡Cuántos proyectos se han roto por la presencia de estas conversaciones entre sus integrantes!

Luego de varios días, repasaba todo lo vivido, y me preguntaba ¿qué me hace falta para lograr encontrar la conversación que necesito? ¿Qué no estoy viendo en esta búsqueda? Ya conocí algunas de las que no quiero ¿cómo reconoceré la que sí?

Estaba envuelta en mis pensamientos cuando entró una llamada. Su voz era cálida y me generó confianza: “Me dicen que quieres hablar conmigo. ¿Qué quisieras encontrar en esta entrevista?» … Con solo oír estas palabras entendí que al otro lado de la línea estaba la ¡CONVERSACIÓN PODEROSA!

No solo me escuchó, me preguntó para profundizar en lo que yo quería y aceptó reunirse conmigo, sino que al colgar sentí que algo más había quedado en mí, una profunda satisfacción y la sensación de que mi tiempo de búsqueda había llegado a su fin…

La próxima semana: Reportaje a la CONVERSACION PODEROSA

 


Coaching y Entrenamientos en Liderazgo Conversacional

tarjeta conversacion El Desafío del Diseño Conversacional en las Organizaciones

Programas de entrenamiento en competencias de liderazgo conversacional dirigidos a equipos de trabajo, ejecutivos, coordinadores, jefes de área, responsables de proyectos, líderes de equipos o comunidades.

Contacto: coach@coachsandramateus / www.coachsandramateus.com


Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

Gracias a quienes me envían sus consultas o comentarios, las aprecio y respondo siempre. Inquietudes sobre procesos de coaching y/o entrenamientos en competencias conversacionales individuales o empresas en el mail coach@coachsandramateus.com

Mi perfil en Linkedin Sandra Mateus

Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address


E- BOOKS

Puedes adquirir mis E-books en Amazon.com

Se calcula que si en promedio una persona escribe 10 email al día, en los últimos 10 años ha escrito 36.500 correos electrónicos. ¿Cómo ser efectivos en este espacio?

 Marketing personal. Construcción de Marca Personal. Es la clave para mejorar relaciones y resultados. Más de 15 ejercicios prácticos, herramientas de coaching, enlaces a videos de reflexión

No es una novela romántica. Son historias  reales de amores tóxicos o bloqueos personales que le impiden a las personas amar y permitirse ser amadas de una forma sana.  Lecciones de liderazgo personal, coaching e inteligencia emocional aplicables a todos los ámbitos de la vida.

Para padres, educadores o quienes quieran trabajar en si mismos para generar crecimiento en nuestro niños, ahora también el Libro

Otras entradas recientes 

(Visited 1.751 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Alberto Gamero es uno de los mejores entrenadores de la liga,(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar