Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace varios años un auto me atropelló. Vivía en Neuquen, sur de Argentina y en cuestión de segundos y a un metro de terminar de cruzar la calle, sentí que un carro se acercaba y acercaba a mí, pero lejos de imaginar que no iba a parar. No era la única que estaba cruzando, conmigo había unas cinco personas, solo que yo era la primera en la línea frente al auto, cuya conductora después le diría al seguro que «el sol me encandelilló y juro que no ví a nadie». Menos mal que hasta ahora comenzaba a acelerar la señora y el golpe hizo que diera media vuelta y todo el peso de mi cuerpo cayera sobre mi hombro izquierdo. ¿Recuerdas cuando en una película la escena va en cámara lenta? Así me sentí yo. En cámara lenta. Aunque un observador externo seguro la vio a la velocidad normal.

Para resumir el asunto, a los pocos segundos veía desde el suelo varios rostros, todos desconocidos, preocupados, preguntándome por un número para llamar a alguien y  escuchaba voces pidiendo  una ambulancia. Todo se logró pronto y en pocos minutos estaba en el hospital, sin dolor en realidad, todo se pasma, y pensando ¿por qué a mí? (esta no entra dentro de las diez preguntas del título, de hecho daría para otro artículo de las diez preguntas que no deberías hacerte). Luego de un par de hora de exámenes, entró la doctora titular y me preguntó con un tonito de voz que me sugería que algo pasaba «¿sufrías de anemia antes del accidente?«. Y yo, que alguna vez había sufrido de esto, le respondí que sí aunque hacía rato. Entonces me dijo: «ah, bueno. Porque te tengo dos noticias. La buena es que menos mal que me dices eso porque, de lo contrario, era probable que tuvieras alguna hemorragia interna y tendríamos que intervenir. La mala es que tienes anemia crónica«.

Creo que lo delicado de esta noticia solo lo entendí unos días después, cuando, frente a otro médico amigo a quien le lleve los exámenes y luego de iniciar las terapias para recuperar la movilidad total de mi brazo izquierdo, me miró y dijo: «debes agradecerle mucho a tu cuerpo, porque estos resultados son de una persona que está en cama. No es posible que estés haciendo todo lo que haces con este nivel de anemia».

Esto, junto con otras situaciones muy críticas que rodeaban por esos días mi vida, hizo que volviera a preguntarme ¿por qué a mí? y luego vino otra joya de frase que adorna este tipo de inquietudes: «por qué si no lo merezco». Allí me acordé de un libro que había leído hace mucho tiempo de Luoise L. Hay que se llama Usted puede sanar su vida. Lo busqué nuevamente, indagué por el significado emocional de la anemia y lo que encontré en realidad fue el inicio de lo mejor: «Anemia= Actitud de ‘sí, pero’. Carencia de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no ser suficientemente bueno». Y en ese mismo instante tomé la decisión de volver a tomar las riendas de mi vida e ir por lo que realmente quería, no importara el tiempo que tardara en alcanzarlo. Dejar de quejarme de lo mal que estaba y hacerme cargo de lo que debiera. Y así fue… eso forma parte de otra historia.

¿Por qué comparto esto? Porque para mí el detonante que me mostró el fondo en el que estaba fue un auto, fue una enfermedad que estaba poniendo en riesgo mi vida. Para otros es la quiebra financiera (que también he vivido en dos ocasiones), la incertidumbre de no saber qué hacer, la infidelidad de la pareja, la traición del amigo, quedar sin empleo, una enfermedad grave… en fin. Una maestra del coaching a quién admiraré siempre, Elena Espinal, dijo una frase que me quedó grabada en el corazón: «Una patada en el c… solo te tira para un lado: hacia adelante».

¡Y eso son las crisis! Patadas en el C…, y está en nosotros quedarnos en el piso o levantarnos, limpiarnos  y tomar decisiones. Así que es aquí donde entran, por fin, las famosas diez preguntas que propuse en este artículo y que comparto por si estás recibiendo alguna de estas patadas:

  1. ¿Qué es lo que más admiro de mí?
  2. ¿De cuáles de mis habilidades y talentos me he desconectado?
  3.  ¿A qué me he venido aferrando?
  4. ¿A qué me estoy resistiendo? (a veces nos resistimos, incluso, a la posibilidad de ser feliz, de pedir ayuda, de revelar mi verdadera situación)
  5. ¿Qué crees que haría en tu lugar la persona que más admiras?
  6. Imagino que han pasado 5 años y me  siento orgulloso por haber conseguido eso que deseaba ¿Qué es? Creo una lista
  7. ¿Cuál fue ese momento de mi vida en el que obtuve algún resultado que considero verdaderamente trascendente para mi?
  8. ¿Qué aprendí en ese momento trascendente de mi vida?
  9. A partir de este momento ¿qué cambio declaro para mi vida?
  10. ¿Qué estoy dispuesto a hacer para lograr aquello que quiero?

Espero que cuando hayas terminado de responderte a conciencia estas preguntas, tomes la decisión de dar un paso hacia adelante o hacia atrás (a veces hay que soltar para recibir) pero con firmeza y energía.

 


Ayúdanos a ayudar. Estamos tratando de salvar un hogar de abuelitos al sur de Bogotá, para ello nos unimos diez escritores. Tu también puedes sumarte a esta aventura , conoce todo en Ayudanos a salvar el Hogar Fe y Luz

Y si estás al frente de una empresa, tus posibilidades de apoyo son mayores, contáctame en coach@coachsandramateus.com


Avisos parroquiales. Mis cursos abiertos

Cómo capacitar y capacitarse con juegos en habilidades de coaching . Última jornada de entrenamiento en 2019, Octubre 18. coaching octubreTemáticas: Motivación para procesos de cambio, Negociación y ventas y  juegos para capacitar en herramientas de coaching.  Todos los talleres son en Bogotá / Contáctanos si quieres llevarlos a tu ciudad. Toda la info aquí http://facilitarclic.com/#!/-ciclo-pitagoras/

¿Quieres entrenarte o entrenar tus equipos en competencias de comunicación o liderazgo? Conversemos, escríbeme a coach@coachsandramateus.com


Recibe las actualizaciones de mi blog suscribiéndote con tu mail

Email address


Por las redes…

Te invito a sumarte a mi nueva página en Facebook en donde compartiré lecturas, información de mis libros y más Sandra Mateus coach y escritora. Todos mis libros en Amazon en mi perfil de Author Central

Otras de mis redes: Gimnasia Conversacional en YouTube; Gimnasia Conversacional en Faceboook y @sandramatcoach en twitter


(Visited 2.291 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Antes de que termine el paro nacional del 21 de noviembre,(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

[caption id="attachment_124" align="aligncenter" width="3276"] Foto: AFP[/caption]   Cada vez se acerca(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar