Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando Claudia* llegó a su primer día de trabajo, sentía alegría y entusiasmo. Era la empresa en la que quería estar e iba a hacer lo que sabía. Esperaba ansiosa empezar a conocer los detalles de su labor. Para iniciar, su primera reunión era con quien sería su jefe inmediato. Ya lo conocía, él le hizo una de las entrevistas en el proceso de selección y había sentido muy buena energía. El momento llegó. Pocos minutos antes del medio día tuvo la reunión que esperaba… aunque no precisamente como se la había imaginado.

­―Bienvenida Claudia, me alegra que ahora formes parte de nuestro equipo, así que voy a contarte rápidamente lo que necesitas saber para iniciar.

Esas fueron las palabras que, con una sonrisa en el rostro, le dijo su nuevo jefe. Y sin hacer pausas empezó a mencionar la lista de labores que le correspondían “es importante que… ten en cuenta que… apúntate todos los días chequear… mucho cuidado con…» son algunas de las frases que recuerda más se repitieron.

―Eso es todo por el momento ¿Está todo claro? ¿Viste que todo es muy sencillo? ―le dijo, siempre con la sonrisa en el rostro, pero continuó hablando sin permitirle responder―, igual cualquier duda la vamos resolviendo por el camino, habla con María para que te presente a tus compañeros y conozcas más de la empresa, porque tengo que salir urgente a un almuerzo con un cliente. Y nuevamente ¡Bienvenida!

Esta ultima frase fue acompañada de otra sonrisa y las manos abiertas, una de ellas indicándole la puerta.

Claudia no entendía la incoherencia, de una parte muy amable pero de otra sintió que la reunión no era importante para su jefe «debe ser que las cosas son así en esta empresa«, se dijo. “Pero bueno, ―pensó―, ya iremos viendo por el camino”. Y por el camino resultó que su desempeño no fue el esperado, pues su curva de aprendizaje obviamente tomó más tiempo del calculado, entre otras razones porque con el tiempo Claudia aprendió a decirse a sí misma y a otros “no hay problema, cualquier cosa la vamos resolviendo por el camino”.

¿Qué le pasó a ese jefe de actitud «tan positiva» a la hora de generar esos primeros aprendizajes que se requieren en un nuevo colaborador, etapa conocida como inducción? Inducción que no solo deber incluir el conocimiento crítico -estratégico- del rol, pautas, procedimientos específicos, etc, sino también el lograr que el nuevo integrante comprenda y se alinee con los valores, normas y convicciones que se postulan en la organización.

Entonces, ¿Qué fue lo que transmitió inconscientemente a esa nueva colaboradora?

Y aquí es donde retomó la frase que coloqué en el título “No enseñamos lo que sabemos, enseñamos lo que somos”, porque en ese momento de inducción ya sea por inicio de labores a la empresa o por la inclusión de un nuevo procedimiento, ese jefe, coordinador, líder u otro miembro del equipo se convierte en un formador, y no solo va a transferir conocimiento, sino que pone allí todo su sello: sus creencias frente a los procesos mismos, su impaciencia o paciencia, su satisfacción o no con la empresa, sus enojos, alegrías, sus prioridades.

Y si hay tres cosas que son altamente contagiosas en una empresa, colegio, campus educativo o en la vida misma son: las creencias, emociones y el tipo de conversaciones.

Y sucede que quién ejerce eventual o permanente como formador interno muchas veces se ha preparado en su conocimiento técnico, tiene gran experiencia (por algo es elegido), pero no en competencias de formación, y la primera de ellas es el auto-conocimiento que implica, entre otros aspectos, identificar sus creencias, estilo de aprendizaje, o habilidades de relacionamiento y comunicación para la formación. Y quienes eligieron la docencia como su profesión si que lo saben.

Y esto, señores, no es sino un espejo de lo que vivimos desde niños. Lo decía en el anterior articulo Los 5 hábitos de los formadores altamente exitosos : los formadores que dejaron huella en nosotros no fueron los que más conocimiento tenían, sino los que más conexion tuvieron con nuestro espíritu y no nos vieron como «un alumno más». Comencemos a trabajar por una mayor conciencia de quiénes estamos siendo a la hora de transmitir conocimientos en cualquier nivel: a niños,  jóvenes o adultos. Entrenémonos en ello todos los días.

«Que la enseñanza -formación a cualquier nivel- tenga además el objetivo de hacerle la vida más agradable a los demás”

*Este es un testimonio real, el nombre de la persona fue cambiado y se omite también cualquier información de la empresa.


En 2020 certifícate como Formador de Formadores

FORMADOR ÉLITE – Modalidad virtual

Si eres un coach que dicta talleres o formaciones, o un docente, capacitador en cualquier área, facilitador de  entrenamientos al interior de tu empresa, Inscríbete en enero en la certificación Formador Élite – modalidad virtual – que iniciamos en febrero 26 de 2020, y recibe entre un 15% y 20% de descuento. Toda la información de contenidos y demás en http://ecofformaciondeformadores.online

Mi pasión es la formación y el coaching. Si estás en una empresa, te invito a conocer en lo que podemos apoyar para el desarrollo de competencias en tus formadores internos y equipos en www.ecofformaciondeformadores.online


(Visited 982 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sandra Mateus. Crecí profesionalmente en las salas de redacción de medios como La República, Todelar y el extinto más no olvidado diario La Prensa. Con estas experiencias a cuestas transité el camino de ser estratega en comunicaciones corporativas y desde hace varios años elegí incluir al coaching y al liderazgo en mi vida certificándome como Coach profesional, porque gracias a eso adquirí competencias para facilitarle a personas y empresas la búsqueda de los bloqueos que no les permiten avanzar hacia donde quieren. Viví cuatro años en Neuquén, entrada de la Patagonia Argentina, y allí no solo me sumergí en la práctica y docencia del Coaching Ontológico, sino en el mate, bebida que me traje a mi Colombia a donde regresé hace ya casi tres años para volcar mi experiencia y pasión al desarrollo y entrenamiento de personas y organizaciones, en las competencias conversacionales y de liderazgo necesarias para lograr mayor efectividad en la consecución de objetivos que nos ayuden a ser cada vez mejores como personas y como sociedad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. martha762152

    Totalmente de acuerdo y gracias por recordarnos la importancia y la responsabilidad que tenemos en la gestion y el desarrollo de las personas que hacen parte de nuestros equipos.

  2. Excelente articulo. Es un relato muy acertado de la realidad de nuestro medio laboral y social. No todos sabemos enseñar, se carece actualmente de total coherencia—– Se de en el clavo. Muy bien !

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar