Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nuestro señor presidente  debería desde ya  estar cruzando los dedos, haciendo chulito para que el próximo Papa sea Colombiano. Se le solucionarían todos sus  problemas, quién al enterarse que Habemus Papam Criollo, va a sentir que aun tiene razones para seguir quejándose por algo.

Cafeteros y gobierno se sentarían  a tomar un café, cómo no degustar juntos  el mismo café que todas las mañanas bebió y sorbió cuando estaba muy caliente  su santidad.

Santos se pronunciaría,  como el día que se pronunció cuando ganamos como los más felices;  diría que la elección de un Colombiano como el mayor representante de Dios en la tierra  es una prueba de lo bien que va el país desde que él asumió, de lo alto que podemos llegar, del empuje de nuestra gente. Su popularidad se dispararía y la opinión pública, el  país entero,   dejaría de cobrarle su mayor  metida de pata, lo del fallo adverso de la haya. Y  mientras alguien por ahí se mordería el codo de la envidia, él,  ni corto ni perezoso,  aprovecharía para hacerse reelegir.

Cómo no volver a votar por él  si fue durante su administración,  y gracias a su gestión,  que se nombró al primer Papa Colombiano.  Cómo no pagar gustosos la gasolina más cara del mundo  si con esa misma gasolina tanqueó su cacharrito el primer Papa Colombiano, al diablo con tanta quejadera si es que por estas vías maltrechas transitó, esos mismos peajes caros los pagó, en esos mismos huecos toteó más de una vez la llanta, y reventó  los amortiguadores. Cada que viajemos por estas tierras sentiremos que estamos siguiendo las trochas de la luz,  los senderos maltrechos de la verdad y la salvación eterna. 

Dado el orgullo que nos despertaría, no hablaríamos ni tendríamos cabeza para más.

El vaticano suspira y el mundo católico se paraliza, y como buen país católico, la noticia de un papa Colombiano nos paralizaría, relegaría a un segundo plano absolutamente todas nuestras dificultades y preocupaciones, sentiríamos júbilo de tener,  ahora sí,  comunicación  directa con Dios, regocijados de que nos tenga en cuenta,  de ser los primeros en la lista de salvación. 

 
La iglesia, la religión,  rezar se pondría harto de moda.  En las calles preguntarían qué  se siente tener Papa, la gente respondería que la maravilla, que bendito Dios, que con fe todo se puede y que como país estamos para grandes cosas.

La guerrilla estaría gustosa de firmar la paz en el mismo año de elegido el primer Papa Colombiano.

Papa costeño, Papá paisa, Papa pingo, Papa pastuso… no importa.  

Desplazaría a todas las noticias negativas del momento, es más, la gente dejaría de preocuparse por temas baladíes como pobreza, salud, impuestos, subdesarrollo, y nos dedicaríamos a celebrar. Si con noticias menos importantes “las caderas no mienten”, “el mejor cantante de guascarock del universo” nos han mantenido ocupados y nuestra atención desviada de los verdaderos problemas,  cómo sería si tuviésemos Papa.

El nombre más común de todos los recién nacidos desde el momento y durante los 5 años subsiguientes al nombramiento, Arnoldo, Benjamín, Ramiro, Justino o el  que quiera que sea el nombre del primer Papa Colombiano. Y según haya sido  lugar del natalicio, Apulo, Chigorodo, Puente Quetame, la Vega… De Apulo para el mundo.  La Vega os  pega al cielo.

Las páginas de los principales diarios no tendrían cabida para tanta crónica y  reportaje, los noticieros se saturarían con imágenes del pueblo y de la casa de escoba y guadua en donde nació, entrevista con la partera, con el cocinero, con el chofer, con el peluquero, con el que le arreglaba el mostacho…  cada cinco minutos la misma lora, desde  niño soñó con ser Papa, jugaba a serlo;  sus subalternos, el embolador de sus zapatos, el amo de sus  llaves…  no se cansarían de referirse a él en los mejores términos, una persona humilde, comprometida, con una conciencia social ¡uff!, la machera, si era que hasta se quitaba el bocado de la boca para darle de comer al prójimo, “jamás de los jamases nos  trató o nos  mandó de mala forma”. 

Pasaríamos la vida entera hablando de sus milagros, enumerando las infinitas razones por las cuales debería de ser canonizado, así,  de una, sin dilaciones; celebrando sus intervenciones. La  santa misa,  transmitida directamente desde el vaticano y con el Papa Colombiano como la estrella  principal,  sería el programa con mayor rating. Decretados cívicos y de guacherna los tres días posteriores a su elección.  Que romerías las que armaríamos cuando viniera a visitarnos, cuando se acordara de nosotros los pobres.

Por todo esto y por mucho más que ¡viva el primer Papa Colombiano!

(Visited 50 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alex Rojas. Bogotano. Publicista. Durante 7 años docente del distrito. Libretista de Televisión.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    No le 'como' cuento a Mockus

    No existe en este país un político más sobrevalorado que Antanas Mockus. En qué radica su éxito, ¿por qué la(...)

  • Opinión

    Colombianos en Rusia

    ¿Qué fue lo que tanto nos molestó del comportamiento de algunos colombianos en Rusia? ¿De dónde nace esa rectitud tan(...)

  • Opinión

    ¡Petro presidente!

    Porque es el único que representa una opción real de cambio. Porque votar por el que dijo Uribe, como si(...)

  • Opinión

    La modelo y don José

    No sé quién es más cruel si aquel que discrimina a otro por su condición social, o aquel que un acto(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar