Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No sé ustedes, pero lo que soy yo  no sé cuánto diera por vivir en el País de Santos, en el país de Santos todos los días baja el desempleo, todos los días no sé cuántos miles y miles salen de la pobreza.

En cambio en el  otro, en el país del tal paro,  familias enteras pidiendo  plata en los semáforos; y al bus, cada diez cuadras, encaramándose   un rehabilitado, un mendigo diferente  a pedir limosna o a vender algo. Un país en donde la gente vive inconforme, en donde la plata no alcanza, la gasolina es cara, las deudas son impagables, en donde sólo un exclusivo,  y muy reducido,  grupo de privilegiados vive bien;  de resto, pobreza en el campo, pobreza en la ciudad, y  lo peor, no hay empleo.

En el país de Santos, por el contrario,  se han creado 2.300.000 nuevos empleos, cada mes 150.000 personas dejan de ser pobres… y no sé qué cuántas otras bellezas más.

En el país de ensueño, o país Santos,  todas  son buenas noticias, todo es progreso, desarrollo, equidad,  indicadores positivos, en el país de Santos todos estamos bien,  la salud funciona, la plata alcanza,  los sueldos son de lujo… no es por nada, pero todo es tan bello e ideal.

 

¿Cuál es el problema entonces? Que la es gente es boba, y  se pone es a fiarse de la realidad, en lugar de creer en lo que dice el presidente.

¿La solución? Creámosle  al hombre, si él dice que el país va bien es porque va bien, si dice que la plata alcanza es porque alcanza.  “Es que no tengo empleo”, olvídese,  sí tiene, si el presidente  dice que usted tiene empleo es porque así es,    créale hombre, no sea terco. Él es el que sabe, él es el Presidente de la Republica, no usted.

 

Además, ¿por qué tendría que decirnos mentiras?, ¿qué interés tendría en  hacerlo?, ni porque tuviera  intereses políticos, o estuviera  en plena campaña de reelección… “Pero es que…” Pero  es que nada,  él ha dicho que no está campaña, y no está, créale, deje de  ser tan pesimista y resabiado.

 
Más bien, vámonos por la fácil, y,  al igual que lo hace el personaje este del que les hablo con la situación del país,  hagámonos nosotros también los de la vista gorda con nuestros problemas y miserias.

 
Si la terapia del hombre es pararse todas las mañanas de frente  al espejo a decir:  “el país está bien”, “la gasolina es barata”, “la gasolina es barata”, “la guerrilla no miente”, “la guerrilla quiere la paz”, “aquí no hay pobreza”, “este gobierno es justo”, “aquí no hay desempleo”, “yo no tartamudeo…”,  y creérselas;  haga usted, amigo ciudadano, amigo campesino,  lo mismo. 

 
Así las tripas le crujan del filo que tiene, diga:  “no tengo hambre”, “me acabo de comer tremendo filete de robalo”;  ¿lleva de dos años sin empleo?, diga “tengo empleo”, “un muy buen empleo, en donde me pagan un mundo de billete…” Y así como lo hizo con el tal paro, hágase usted también sendos pajazos mentales y  llame a sus problemas de la misma forma:  “la tal miseria”, “la tal gasolina cara”, “el tal costo de vida por las nubes”,  “el tal desempleo ese”…

Y cree  en su mente un  país,  siquiera  parecido,  al fabuloso país de Santos.  

(Visited 33 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Alex Rojas. Bogotano. Publicista. Durante 7 años docente del distrito. Libretista de Televisión.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Ojalá bombardeen Corea del Norte

    Que los gringos masacren a ese país, empezando por su líder, ese parece ser el sueño de muchos colombianos.  (...)

  • Opinión

    El show del papa

    Durante la semana que pasó me tracé una tarea: tratar de encontrarle la importancia, sentido a la visita del papa.(...)

  • Mundo

    ¿Chris Froome se dopa?

    A los que creemos que sí últimamente nos han llovido todo tipo de insultos y de críticas por parte de(...)

  • Opinión

    Rigo, dame un hijo

    Más detestable que la crítica despiadada y el desprecio para con el que fracasa, la lambonería y la pleitesía para(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE.   La espiritualidad es un(...)

3

Cuando se habla del Big Data, se hace referencia a los datos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar