Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Imparable, así va Santos camino a convertirse en nuestro Nelson Mandela, en nuestro Mahatma Gandhi, en nuestra madre Teresa de Calcuta.

Y no porque al frente de este país tengamos a una eminencia, o a un hombre repleto de carisma y bondad, sino porque queda comprobado con esto -reconocimientos, galardones- que los grandes hombres de la humanidad no han sido más que inventos políticos, personajes maquillados por la historia. “Ciencia” que sigue empeñada en echarnos el mismo cuento de marras: el del gran líder que cambió él solo los destinos de una nación y con ellos los de la humanidad.

Empecinada en seguir con el trabajo que mejor ha hecho durante siglos, crear ídolos, próceres (porque aquí ya estamos frente a un prócer, no lo duden), y rellenarse a sí misma de eventos memorables, hechos que en el fondo no han sido más que sucias jugadas políticas. ¿O alguien aquí ha percibido en algo de todo lo que ha hecho este caballero -decir que se acoge y luego cuando el resultado le es adverso desconocer la voluntad de las mayorías, por ejemplo- un hecho desinteresado, un acto de amor genuino con su país, simples ganas de hacer el bien?

Empecinada en seguir vendiendo la idea de que a este mundo lo han salvado a punta de discursos, y en revestir de gloria a políticos cuyo único mérito fue haber jugado en el mismo bando de quienes contaron la historia.

Y aquí llegamos a uno de los puntos que más jugó a su favor, contar con el beneplácito de las grandes potencias. Todos sabemos que es a ellas a quienes corresponde el papel de definir quién es el bueno o el malo, endiosar o satanizar a dirigentes según hayan servido o no a sus intereses. No nos digamos mentiras, pero todo prohombre moderno debe haber sido su lacayo, haberles hecho caso, servido a su causa, y antepuesto sus intereses económicos y los de sus multinacionales a los de su propia nación.

Una vez le dan el visto bueno, y así como lo hicieron con estos famosos personajes, de quienes sobredimensionó su figura, y exhibió ante el mundo como seres sin tacha, ellos se encargarán del resto, y de poner todo su enorme aparato de propaganda a su entera disposición. Desde ya presumo que con Santos harán un trabajo igualmente impecable.

Como el Dalai lama y Gandhi con sus mantas naranja y blanca respectivamente, y Calcuta con su hábito de monja, bastará la indumentaria adecuada para presentarlo ante las futuras generaciones como un profeta, como un tipo sabio y profundo que vivía, no diciendo mentiras, sino en constante meditación. Eso sí, descarten desde ya el traje rollón naranja con el que recibió el honoris causa, y a metros con los calzoncillos con los que apareció leyendo el periódico en un acto de populismo barato.

Poco a poco irá muriendo el personaje de carne y hueso, el político mediocre y se irá dando paso al mito. Poco a poco la historia irá borrando que fue un pésimo presidente.

Y en unos años se dirá de él lo mismo que se dice y se piensa de todos los prohombres y las promujeres: que era entre los más pobres y necesitados, y no entre los de su misma clase, que se conectaba con su esencia, que se sentía completamente en su salsa. Para los futuros educandos no será difícil imaginarlo caminando entre los menos favorecidos, difundiendo su mensaje de paz, amor y sabiduría.

Y la gente creerá que así fue. Creerá en él, como cree hoy en que la Calcuta fue una Santa que se debía a los más pobres, y en que Gandhi logró la independencia de la India ante un imperio tan despiadado y ambicioso como el británico a punta de reflexiones, frases célebres y actos simbólicos, como el de su famosa marcha por la sal. Como cree en los cuentos épicos y en que en este planeta han existido seres humanos desprovistos de cualquier vanidad, y fin mundano.

En los buscadores de internet figurará como el mártir que dio fin a una guerra de 50 años. La historia pasará por alto que enmermeló a Raimundo y todo el mundo -ni siquiera imaginarán que ese empalagoso término definía el deplorable acto de sobornar-, que hoy decía blanco y mañana negro, que trató de quedar bien con Dios y con el diablo, y que en su afán de gloria y de pasar a la historia se olvidó hasta de gobernar.

Y como la historia no se analiza si no que se cuenta a modo de fábula, un relato de héroes y villanos, en sus anales figurará que fue ministro de Defensa y como mientras estuvo en ese cargo – al que como de costumbre en su carrera llegó nombrado a dedo y sin saber ni jota del tema- se asestaron algunos de los más duros golpes en contra de la guerrilla, los futuros educandos lo concebirán como el titan que lideró y guió las tropas en el frente de batalla. O acaso no pensamos lo mismo de Bolívar aun cuando está documentado que nunca fue a la guerra.

Las futuras reinas de todo el mundo lo incluirán dentro de los personajes que admiran. Lo citarán académicos, gente del común. Lo invitarán a dictar conferencias en resolución de conflictos.

De alguno de sus discursos cansones en los que no se cansó de hablar de paz y de amenazarnos y suplicarnos para que votáramos a favor del “sí” extraerán alguna frase a la que le asignarán el rotulo de celebre.

De raro nada que Hollywood se anime a producir una serie o una cinta épica sobre su vida y figura. Cinta en la muy seguramente representen los diálogos de paz no como la feria de descuentos y concesiones que fue, sino como momentos sublimes durante los que se habló de paz, de reconciliación, de amor y las partes acordaron, no ¿cómo voy yo ahí? o ¿cómo le hago para salvar mi pellejo y no pagar cárcel?, sino lo mejor para el pueblo de Colombia.

(Visited 3.871 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alex Rojas. Bogotano. Publicista. Durante 7 años docente del distrito. Libretista de Televisión.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Ojalá bombardeen Corea del Norte

    Que los gringos masacren a ese país, empezando por su líder, ese parece ser el sueño de muchos colombianos.  (...)

  • Opinión

    El show del papa

    Durante la semana que pasó me tracé una tarea: tratar de encontrarle la importancia, sentido a la visita del papa.(...)

  • Mundo

    ¿Chris Froome se dopa?

    A los que creemos que sí últimamente nos han llovido todo tipo de insultos y de críticas por parte de(...)

  • Opinión

    Rigo, dame un hijo

    Más detestable que la crítica despiadada y el desprecio para con el que fracasa, la lambonería y la pleitesía para(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE.   La espiritualidad es un(...)

3

Cuando se habla del Big Data, se hace referencia a los datos(...)

69 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. colombianacol

    PILAS SI SALIMOS DE ESTE TARTARETO AVISPADO Y NOS ENTRAMOS CON EL FLUIDO VERBAL PERO OPORTUNISTA E INEPTO DE MALA IZQUIERDA QUE POR POCO SE LLEVA A BOGOTA EN LOS BOLSILLOS, AHI SI VENEZUELA SERA NUESTRO REFUGIO

  2. tiene uno que ser muy tarado,idiota y estúpido para defender a santos,este es un cretino que le entrego todo a las farc, y para recuperar el dinero de la cortinas y de los farucos,hace una reforma tributaria obligada perjudicando al mas débil o sea a mas de 40 millones de colombianos,Me agrada mucho que hayan colombianos a favor de santos,porque somos un país de arrodillados que estamos hinoptizados por una palabra llamada PAZ.

  3. Se debe conocer la historia para no encasillarse en la visión blanca que presentan de Mandela. A nadie le interesa que se conozca que detrás de esa imagen de “santo” pacifista, era el líder del brazo armado del temible, despiadado y sanguinario Congreso Nacional Africano, responsable de las matanzas de los campesinos blancos y de los negros que no lo apoyaban, su favorecimiento al terrorismo y su amistad y admiración por regímenes totalitarios como el de los de los hermanos Castro, Gaddafi, Mugabe entre otros fue evidente. Adicional a lo anterior su paso por la presidencia de Sudáfrica fue un desastre, después de ser uno de los países más estables y prósperos de ese continente, lo dejó sumido en la violencia y la ruina económica.

  4. oiga leo los comentarios y como se ve que solo leyeron el titular y de ahí se despacharon a opinar, me sorprendió el articulo que a algunos les debe doler porque toca vacas sagradas, que tienen mas de lo primero que de lo segundo, buen articulo!

  5. santiagootalo1030

    es el escrito de alguien que busca algún favor político que comparación vergonzosa por Dios estudie quienes fueran esos grandes hombres y compare el merito versus la lamboneria y la mentira de una “democracia de microfono”

  6. jaimecastillo0514

    Malas comparaciones, mucho de desprecio y trasfondo político y poca rigurosidad histórica. Hablar de Gandhi o de Mandela como lacayos de algún poder extranjero es realmente ridículo. Francamente decepcionante su falta de rigurosidad. Su faceta de libretista le ganó a la de profesor.

  7. Está documentado que la señora Teresa de Calcuta rara vez le dio cuidados médicos apropiados a la gente de sus hospicios. Los pobres desgraciados llegaban allí sabiendo que pronto morirían. Lo único que les daban eran rezos. La señora nunca dio cuentas de los millonarios aportes que recibía. Y todo esto contado por las mismas monjas que trabajaban para ella.

  8. Pobre Nelson Mandela que infortunio para él, compararlo con un mentiroso compulsivo dictador como el presidentico que tenemos acá en este pobre país, no entiendo en donde viven estos aduladores de oficio, no leen: 7mil niños muertos de hambre este año, país en el penúltimo puesto en corrupción hoy por hoy, entre muchas más cosas.

  9. La historia dirá las mentiras necesarias para exculparlo y justificarlo cuando sea escrita por la extrema izquierda pero los hechos y el tiempo demostrarán que le entregó el país al narcoterrorismo comunista,que no es más que un politiquero tramposo, mentiroso y embustero.y que su trato con los mafiosos de las farc es sólo un acuerdo hecho por delincuentes y para favorecer a esos mismos delincuentes y que eso no traerá la paz a Colombia.discrepo en su opinión sobre la madre Teresa de Calcuta. Está documentado y comprobado que esa Sra dio su vida por sus semejantes.

  10. Tiene toda la razón el escritor de este blog, al sinvergüenza traidor del farsantos, la historia lo recordará no como lo que es traidor, mentiroso, desleal, embustero, mala persona, martillero, y vende Patria, sino cómo el adalid de la paz , pero los contadores de la historia tendrán que escribir la verdad para evitar endisar a esta porquería.

  11. bernardo504489

    Ni Mandela fue un Santo, ni Santos ningun Mandela. Ademas, Mandela fue gran amigo de asesinos como Yaser Arafat y los hermanos Castro. En cuanto a Santos, el autor de la columna ha hecho una descripcion fiel y completa de la incompetencia, inmoralidad e ineptitud de este, el peor presidente que ha tenido Colombia. No hace falta ni una coma, ni una tilde mas.

  12. juancarlosmartinezcastro

    Realmente su “artículo” es deplorable. Se nota su odio, su envidia y su resentimiento. Le recomiendo que busque un psicólogo y deje de escribir estas barbaridades, no le haga más daño a este medio.

  13. alejandro737966

    Santos es un gran estadista y un tipo decente, y con el tiempo estará en la cúspide de la historia. Mientras que su opositor es un rufián de barrio que la historia olvidará con absoluto desden

  14. mientras santos sera nuestro mandela,uribe sera nuestro pichet,nuestro fujimori,pero estos terminaron com o grandes criminales y violadores de derechos humanos,eso son los falsos positivos que estan en la impunidad y uribe suelto,pero que cae,cae

  15. andrescarrizosa

    Yo creo que estos artículos de opinión generan más división. Generan naan ambiente y promueven el conflicto. Yo quiera saber si usted está dispuesto a otros 50 años de conflicto sólo por el odio a un señor que no le gusta de presidente y con quién no está de acuerdo políticamente.

  16. Este articulo es una critica a Santos y al proceso de paz. Lean antes de opinar. Articulo con el que estoy de acuerdo. El gobierno se dejó meter un gol muy grande por parte de las Farc. Quienes de paso, tienen dentro de sus estatutos la toma política del gobierno. Por que quieren aquí otra Venezuela.

  17. Casi me muero de risa leyendo las severas criticas de algunos comentarios, creyendo que el autor compara a Santos con Mandela. Aprendan a leer, aqui lo que se hace es una burla, justamente a que el Juahampa ya se cree un prohombre engrandecido por los que tienen intereses enmermelados y un analisis descarnado de lo que realmente es Santos y de lo que en un futuro diran de el, cambiando todo la real porqueria que hizo.

  18. filibertoguzm0713

    Sr. Periodista Buenos articulo. Utiliza bien la ironía. Sería hasta bien humor sino fuera porque el país queda destrozado con tanta corrupción. Y ahora con la reforma tributaria pagamos lo que la politicos liderados por el farsante se robaron.

  19. A farcsantos le falta mucho pelo para moño para parecerse asi sea en la vuelta de la oreja, a personajes como Mandela, teresa de Calcuta etc. Primero debe dejar de ser mentiroso y rosquero comprando titulos a cambio de dádivas.

  20. Sólo le faltó haber dicho que para ese propósito, endeudo a los ciudadanos hasta los huesos y por eso en compañía de las otras bellezas buscaron la forma de sacarle la plata de los bolsillos,y cuadrar el derroche.

  21. y este señor o señora ? que comeria o se la fumo muy verde , pretender comparar a juanpa con verdaderas personalidades que de verdad sentian algo por sus semejantes y su pueblo , es como comparar una obra de arte de picasso con un pintor de la carrera 7 , hay muy buenos , que pretende con este blog , engatuzar bobos o pedir mermelada

  22. jajajajajajja muy buena, si, santinflas delira con que va a establecer un nuevo orden mundial, santos es igual que maduro, hacen lo mismo pero diferente, santos tiene estudios y por eso sabe hacerlo con elegancia, los dos y sus fantasías delirantes.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar